Heros sp. “Rotkeil” (Heros de cabeza roja)

Heros sp. "Rotkeil" (Heros de cabeza roja)

Nombre común: Heros de cabeza roja, Redhead severum, los más conocidos a nivel internacional son Heros sp. “Rotkeil” y Heros sp. “red”. Heros sp. “Rotkeil”.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlasomatinae.
• Tribu: Heroini.

Biotopo:
Amazónico, preferentemente habita en zonas donde tengan refugios naturales: ramas, plantas, raíces, etc.

Distribución:
Habita en las proximidades de la ciudad peruana de Iquitos.

Forma:
Similar a la de sus congéneres (siendo más afín al H. efasciatus), es decir, oval a la vez que de cuerpo alto y comprimido lateralmente. Su aleta caudal es truncada a ligeramente redondeada.

Coloración:
El tono base puede ir del gris cobalto al verde azulado (turquesa), tornándose más azul en la cabeza y precisamente en ella está presente el rojo característico, en forma de puntos en la zona suborbital, y en una amplia franja vertical que abarca toda la altura de su cuerpo en la zona postorbital.

En los ejemplares adultos podremos observar siete barras negras verticales, esta última es la más intensa y gruesa, llegando incluso hasta la base de la aleta dorsal (además de la que posee en el pedúnculo caudal), en los jóvenes notaremos una barra adicional entre la sexta y séptima barra.

Las aletas ventrales y la anal son de un rojo intenso en tanto que la caudal y la dorsal son del color del cuerpo o inclusive transparentes, si bien en la dorsal cuenta con tonos rojos en la mitad inferior.

Tamaño:
Máximo en torno a los 20 cm T.L.

Diferencias sexuales:
El dimorfismo es poco notorio y sólo es perceptible en ejemplares adultos. Los machos poseen las aletas dorsal y anal finalizadas en punta, en tanto que la de las hembras su terminación es redondeada.

Temperatura:
Entre 23 y 29ºC.

Agua:
pH entre 6.0 y 7.5; dureza total entre 2 y 9º dGH.

Acuario:
A partir de 250 litros para intentar formar una pareja, para ello debemos de mantener a un macho con dos o tres hembras. Luego podemos separar a la pareja a un tanque específico de unos 150 litros aproximadamente.

Dicho acuario deberá de contar con al menos una piedra lisa (tipo loseta) dispuesta en forma horizontal, ya que seguramente allí desovará la hembra. En cuanto a las plantas sin crearnos muchas expectativas con ellas, tendremos que escoger a las especies más robustas de los géneros: Anubias, Echinodorus, Sagittarias, etc.

Agradecerán que el tanque cuente con refugios sólidos acordes a su tamaño.

Alimentación:
Omnívoro. Aceptará todo tipo de alimento, pero necesitará que sea equilibrado y variado: insectos, larvas, gusanos grindal, dafnias, papilla casera (con más aporte vegetal que la de los discos), hojas de lechuga, espinaca y también aceptará alimento seco: escamas y/o gránulos (siempre hidratados previamente).

Comportamiento:
Pacífico, ideal para un acuario comunitario siempre que las especies que con ellos cohabiten sean de una talla media, en otras palabras, no es conveniente que pequeños carácidos como los cardenales compartan el acuario con los Heros sp. “Rotkeil”.

Reproducción:
Lo más difícil es obtener a la pareja reproductora, para ello lo mejor es rodear al macho de dos, o mejor aún, de tres hembras, y aguardar a que escoja a una de ellas…

Una vez que obtenemos a la pareja, tendremos que acidificar el agua poco a poco a la vez que la “ablandaremos” hasta los guarismos más bajos de los rangos anteriormente mencionados –priorizando siempre a la estabilidad de los mismos-.

Notaremos que la hembra comenzará a mover rápidamente la aleta caudal sobre el macho y que éste responderá con un movimiento similar, más tarde y al igual que ocurre por ejemplo con las especies del género Pterophyllum, se morderán los labios el uno al otro, quizás comprobando la fuerza de cada uno de los futuros padres. Al igual que con los escalares, dichas mordeduras no suelen acarrear ningún problema para los H. sp. “Rotkeil”. También podremos observar que ambos padres se van tornando más oscuros, y que más tarde se pondrán a limpiar cuidadosamente una superficie preferentemente plana (por lo tanto desovan en abierto al igual que los H. efasciatus), ésta puede estar tanto en disposición horizontal como inclinada, y será donde más tarde la hembra depositará los huevos.

La relación será estable y es del tipo parental (ambos se encargan de los cuidados de la prole).

La puesta puede rondar los 750 huevos y eclosionará en torno a los tres días a 26ºC y en dos a 28ºC, a medida que eclosionan los huevos los padres los van moviendo a otro lugar, por ejemplo a un hoyo realizado en el sustrato, una cavidad, etc.

A la semana nadarán libremente, serán llevados a la zona que los padres crean más segura del acuario y seguirán bajo su atenta mirada y cuidado.