Heros severus (Severum)

Heros severus (Severum)

Nombre común: Severum, Durazno, cíclido de franja, cíclido bandera, falso disco… Heros severus.

Antiguas denominaciones: Cichlasoma severum, Acara spuria, Astronotus severus, Astronotus fasciatus, Heros coryphaeneus, Heros modestus, Centrarchus notatus, Chromys appendiculata, Chromys fasciata, Uaru centrarchoides.

Primera importación: Hamburgo, 1913, por el Sr. Siggelkow.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlasomatinae.
• Tribu: Heroini.

Biotopo:
Amazónico. Lagunas y ríos con mucha vegetación.

Distribución:
Originario de la cuenca del Amazonas, su distribución es más amplia de lo que uno puede en un principio imaginarse: Colombia, Venezuela, Guayana, Brasil y en su ubicación más al sur, habita el río San Martín, en las proximidades de la ciudad de Bella Vista en Bolivia. También en la cuenca del río Orinoco, en el sistema de afluentes y ciénagas del alto Orinoco y en el río Negro.

Forma:
Posee un cuerpo oval y comprimido lateralmente. Forma y disposición de las aletas típica de los cíclidos con aletas dorsal y anal largas y prolongadas. Dos grandes ojos y boca pequeña.

Coloración:
Presenta ocho o nueve bandas negras verticales que le atraviesan todo el cuerpo si son ejemplares juveniles, cuando se trata de adultos serán más visibles las zonas inferiores de dicha bandas verticales, especialmente las posteriores (las más cercanas a la aleta caudal), y claro está, en función de su estado de ánimo.

Son muy llamativos sus ojos rojos o anaranjados.

Existen divergencias según las fuentes que sigamos: según Koslowsky 1995, el verdadero H. severus es el procedente de Venezuela y sería la única especie del género que no desova en abierto, sino que sería un criador bucal larvófilo o tardío.

Tamaño:
Alcanza un tamaño máximo de 20 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos suelen tener un color más intenso que las hembras, un mayor tamaño, y unas aletas más grandes y puntiagudas. Generalmente los machos tiene en la zona superior de la cabeza un tono ligeramente rojizo.

Temperatura:
Entre 23 y 29ºC.

Agua:
pH de 5 a 6.5, dGH de 2 a 6º

Acuario:
A partir de 150 litros para mantener una pareja. Con abundantes cuevas donde puedan esconderse. Podemos poner plantas, pero deberemos protegerlas para que no las desentierren, si no le damos un aporte vegetal periódicamente posiblemente acaben comiéndonos las plantas. Son peces que no gustan de mucha iluminación. Deberemos proporcionarle un buen filtrado, debido a las características alimenticias del pez, pero este filtrado no debe crear excesivas corrientes en el acuario.

Alimentación:
Es un factor importante en el cuidado de estos peces. Son peces omnívoros, que necesitan de un aporte vegetal. Si queremos mantener estos peces en acuarios plantados, deberemos suministrarle de vez en cuando lechuga, acelga o algún alimento similar.
Aceptan perfectamente comida seca, yo les alimentos con gránulos vegetales para cíclidos del Tanganica, además de granulado para discos y escamas. También aceptan perfectamente comida congelada, artemia y con moderación larva roja.

Comportamiento:
Se trata de un pez tranquilo, por lo menos cuando no está en época de cría. Suelen estar la mayor parte del día escondidos, no gustan de acuarios con mucho movimiento, deberemos proporcionarles abundantes cuevas donde puedan resguardarse.

Esperanza de vida: Pueden superar los 10 años.

Reproducción:
Son peces que a veces puede ser difícil que forman una pareja, y una vez formada, cualquier variación del entorno puede hacer que esa unión se rompa. Si queremos reproducir estos peces, deberíamos poner 5 ó 6 alevines en un acuario para que se forme la pareja, una vez formada sacaremos a los demás individuos.

Nota: aquí la manzana de la discordia:

La puesta la suelen hacer en una piedra plana y puede superar los 500 huevos según los seguidores de Kullander.
La puesta no sobrepasará los 200 huevos y una vez hayan nacido los alevines. los padres los tomarán en su boca donde completarán su desarrollo; son criadores bucales larvófilos o tardíos (según Koslowsky 1995).

En época de cría se vuelven más agresivos y cuidadosos, alejarán de la zona de la puesta a cualquier intruso. Su coloración se intensifica, la raya negra que les atraviesa el ojo se vuelve mucho más intensa, y dependiendo de la especie (los hay marrones, verdes y dorados), la zona ventral se torna azul eléctrico.

Posteriormente los padres los cambiarán de escondite varias veces y cuando naden libremente será el momento de suministrar las primeras comidas, deberán ser a base de nauplios de artemia y comida en escamas finamente triturada.

Cuando los alevines empiezan a nadar es cuando los progenitores se ponen más nerviosos, y será la época de máxima agresividad de los padres.