Hemiancistrus guahiborum (L106)

Hemiancistrus guahiborum (L106)

Nombre común: Su L-number es el L106 (DATZ 08/1992). En inglés es conocido tambien como “Spotted orange seam pleco”, en referencia a los bordes anaranjados que posee en las aletas dorsal y anal. Hemiancistrus guahiborum (L106).

Es frecuente encontrarlo en numerosos lugares como Guyanancistrus sp. L106, o incluso como Pseudancistrus sp. L106. El género Guyanancistrus quedó tras la revisión de Amrbruster “Phylogenetic relationships of the suckermouth armoured catfishes (Loricariidae) with emphasis on the Hypostominae and the Ancistrinae” como sinónimo no válido de Pseudancistrus.

Parte de la confusión anterior viene dada por su similitud cromática y morfológica con el Pseudancistrus sp. L122. Además de tener lugares de captura muy cercanos y exportarse vía Venezuela ambos, en muchas ocasiones van mezclados. El Ancistrinae sp. L106 se exporta desde Puerto Carreño, en la parte colombiana, y el Pseudancistrus sp. L122 se exporta desde Puerto Ayauco, en la parte venezolana.

Incluso, muchas publicaciones como DATZ aquarium y Aqualog muestran fotos del mismo ejemplar para el L106 y para el L122, ambos bajo el nombre de Pseudancistrus sp.

También, aunque en menor número de ocasiones, se puede confundir con el Chaetostoma guairense, por proximidad de captura, aunque en este caso la diferenciación por el grupo dental es relativamente sencilla.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Ríos de corriente moderada o fuerte, con escasa vegetación. Fondos suaves con formaciones rocosas principalmente, y leñosas que sirven de refugios.

Distribución:
Venezuela, curso alto del río Orinoco.

Forma:
Forma típica de loricárido. Cuerpo ventralmente aplanado, con la mitad anterior de mayor ancho, y que se estrecha paulatinamente según nos aproximamos a la región caudal. Ojos en disposición lateral.

Boca en posición ínfera, con el disco bucal típico del género. Posee un labio carnoso de pequeño tamaño que proviene del labio superior a ambos lados de la boca.

La aleta dorsal cuenta con 1 radio duro y 7 blandos, y no está en contacto con el plato preadiposo ni con la aleta adiposa.

Coloración:
Cuerpo de color gris-azulado oscuro, y con manchas irregulares de tono blanco. Sobre esta coloración se denota una leve coloración anaranjada pálida sobre todo el cuerpo, mucho mas notoria en ejemplares bien mantenidos.

En la aleta caudal posee una banda en el borde de la misma de coloración anaranjada, que es mucho más ancha y llamativa en ejemplares juveniles que en adultos. Esto mismo sucede en la aleta dorsal, pero de un menor grosor, y en ejemplares adultos casi es inapreciable. El punteado que posee sobre el cuerpo, de tonos claros, son manchas circulares de mayor tamaño en la parte posterior de cuerpo que en la zona de la cabeza. Las aletas, salvo la caudal, poseen este moteado.

El vientre carece de moteado, siendo del mismo color que el resto del cuerpo aunque más claro.

Se puede diferenciar del Pseudancistrus sp. L122, a primera vista, por tener el L122 un moteado bastante más irregular en distribución sobre el cuerpo, y un moteado apenas circular u ovalado.

Tamaño:
Entre 12 y 14 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos poseen un desarrollo de los odontes interoperculares y los odontes sobre el radio duro de las aletas pectorales, mayor que las hembras. Aunque puede resultar algo subjetivo, pudiendo encontrarnos con machos dominados que en apariencia, por tener un menor desarrollo odontal, podemos confundir con hembras.

Temperatura:
Entre 22º y 28ºC.

Agua:
pH entre 6.2 y 7.2, y aguas blandas entorno a los 5ºdGH. Ha de ser agua rica en oxigeno disuelto, más aún cuando la temperatura sea alta.

Acuario:
Dada su talla y su carácter podemos mantener una pareja sexada en acuarios de 150 l en adelante. Para grupos de 4 o 5 ejemplares, un volumen de 300-400 l sería lo recomendable.

El acuario no tiene por qué estar plantado necesariamente, aunque una densa vegetación en diversas partes creando zonas sombrías lo agradecerán. Este mismo efecto se puede conseguir con plantas flotantes.

Deberemos proporcionarles numerosos escondites o refugios, pudiendo conseguirlo con raíces (muy recomendable por ésto y para ayudar en sus procesos digestivos), formaciones de barro y/o rocosas (pizarra, tejas, …).

Alimentación:
Omnívoro. Con hábitos mas fitófagos que proteicos, se le puede considerar como un “buen comedor de algas”.

La parte principal de su dieta vegetal, la podremos suministrar con los habituales productos comerciales específicos para especies de fondo con un buen contenido vegetal, o incluso con papillas vegetales. Además, podemos suministrarles otro productos más naturales como pepino, calabacín, calabaza, …

Además de la parte vegetal, es importante suministrarle aportes protéicos, como larvas, crustáceos, o comida en gránulos y/o escamas. Siempre buscando darles una dieta variada y de calidad.

Comportamiento:
Territorial como todo loricárido, aunque pasa por ser uno de los Ancistrinae más pacíficos que nos podemos encontrar.

Para mantener un grupo de ejemplares de L106, siempre que el espacio sea suficiente y los escondites estén bien repartidos, no serán problemáticos. Mucho cuidado, como con todos los loricáridos, con los compañeros que tengan, que sean de similar carácter y talla para que no quede desplazada ninguna especie.

Reproducción:
Aunque no se tienen muchos datos, se cree que ha sido lograda en cautividad y que no implica excesivos problemas.