Haplochromis sp. “Ruby green”

Haplochromis sp. "Ruby green"

Nombre común:
Esta especie carece de nombre científico al no estar descrita por el momento, pero se la conoce comercialmente y en la afición como Haplochromis “Ruby Green” o Haplochromis sp. “Ruby Green”

Como a otros Haplochromis de los mismos lagos, se ha sugerido que cuando sea descrito (si es que llega a ocurrir, pues hay fuentes que lo consideran un híbrido, al menos a parte de los peces que se venden con esta denominación) podría ser encuadrado en el género Astatotilapia, por lo que a veces puede aparecer como Astatotilapia sp. “Ruby Green”. En alguna ocasión aparece también nombrado como Xystichromis “Ruby Green”, en referencia al subgénero en el que algunas fuentes le encuadran.

• Etimologia: Haplochromis viene del griego chromis que significa “un pez”, y se refería concretamente a las percas; y haplo procede igualmente del griego haploos, que significa “sencillo”, “simple” o “único”. El termino “Ruby Green” es inglés y significa “Rubí verde”, en referencia a la coloración dominante de los machos de esta especie.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Pseudocrenilabrinae (Pseudocrenilábridos).

Biotopo:
Las primeras importaciones de esta especie datan del año 1986. Actualmente hay cierta confusión sobre el origen real y algunas fuentes ponen en duda si es un híbrido surgido en cautividad, un híbrido salvaje o una verdadera especie pendiente de descripción. Hay sospechas de que este pez tal como lo conocemos no exista en los lagos que se citan como su hábitat natural, o al menos parte de los que se venden bajo esta denominación. En foros dedicados a este tipo de peces en lengua inglesa ocurre a menudo que los estadounidenses no saben diferenciar entre “Flameback” y “Ruby Green”, mientras que en las importaciones a Europa occidental y Rusia aparecen como especies distintas y se diferencian bien. Por eso se sospecha que donde hay importaciones directas las dos especies se diferencian relativamente bien, pero en paises donde llegan “de rebote”, los que llegan pueden ser híbridos. Se apunta incluso a que podrían haber sido hibridados directamente en Estados Unidos, en una granja de Florida. Los peces que se venden como “Ruby Green” en Estados Unidos, pues, parecen ser una hibridación entre Haplochromis sp. “Ruby Green” y Haplochromis sp. ”Flameback”

Según la publicación alemana “TFH” (pag. 12, edición de agosto de 1995, “Trekking for Cichlids in Uganda”, Laif Demason) Haplochromis sp. “Ruby Green” procede de la región del lago Kyoga. El experto en cíclidos del Victoria Les Kaufman corrobora esta afirmación.

En caso de que se trate de una especie de distribución natural en los lagos que se citan (Kyoga y Nawampasa), recomendamos la lectura de la ficha de Haplochromis sp. “All Red”, natural de estos biotopos, pues aparecen descritos allí.

Distribución:
Si se trata de una especie salvaje (ver apartado anterior) Africa central y oriental. Uganda y la República Democrática del Congo, en los lagos cercanos al Victoria, que reciben agua de él, en concreto se ha encontrado en los lagos Kyoga y Nawampasa. (Ver ficha de Haplochromis sp. ”All Red”).

Su distribución es otra forma de diferenciarlo de Haplochromis sp. “Flameback” que procede de la parte ugandesa del lado Victoria (al norte del lago), mientras que H. sp. “Ruby Green” procede del lago Kyoga y sus alrededores… o al menos esa es la creencia que existe hasta que se proceda a su descripción definitiva.

Forma:
Pez de cuerpo alargado, ovalado y corpulento; de cabeza grande y alargada, con boca bien desarrollada, con el cuerpo comprimido lateralmente, con la línea ventral casi recta. Presenta grandes aletas dorsales y anales, terminadas en punta y que alcanzan el inicio de la aleta caudal, que es de forma triangular truncada.

Las mandíbulas inferior y superior son igual de largas (en Haplochromis sp. “Flameback” la inferior es más larga que la superior.).

Coloración:
Se trata de uno de los Haplochromis más coloridos del Victoria (se confunde a menudo con Haplochromis sp. “Flameback”. La librea de los machos mezcla los colores rojo y verde brillante, que muestran desde que miden sólo 3-4 cm. La parte superior es roja, muy marcada en la frente, con la aleta dorsal del mismo color (aunque en la base aparecen manchas negras) y la parte inferior es de color verde intenso, muy oscuro, con tonos iridiscentes. En medio cuenta con una banda verdosa. La mitad inferior de la aleta caudal es roja.

Las hembras son grisáceas y muestran 8-9 bandas verticales más o menos marcadas según su estado de ánimo, algunas interrumpidas. De ellas la más visible suele ser la que le cruza el ojo. Sobre estas barras en ocasiones las hembras y machos dominados presentan una franja longitudinal desde el final del opérculo hasta el pedúnculo caudal, tampoco excesivamente marcada, aunque en posición relajada es más oscura que las verticales. La aleta anal y la parte inferior de la caudal son amarillas, y puede aparecer este mismo color en la base de la dorsal.

Como hemos comentado, es complicado de diferenciar de Haplochromis sp. “Flameback”, especialmente por la creencia de que son comunes los híbridos (al menos en EE UU). Las especies “puras” se diferencian, aparte de por una forma distinta de las mandíbulas porque la especie del Victoria tiene los flancos de color amarillo y el dorso de color rojo fuego o naranja intenso, mientras que “Ruby Green” tiene un vientre color más oscuro (verde casi negro) y la parte trasera del dorso y los flancos de color rojo profundo.

Tamaño:
En acuario la talla máxima de los machos ronda los 9-10 cm, aunque en libertad parecen alcanzar un tamaño superior, en torno a los 14 cm. Son peces de crecimiento rápido, que maduran sexualmente cuando sólo miden la mitad de su talla final y que se reproducen con sólo 6 meses.

Diferencias sexuales:
Los machos presentan una coloración más viva, caracterizada por el color rojo en la zona dorsal, mientras que las hembras son de un tono más grisáceo, con los laterales ornados de manchas pardo-negruzcas. Los machos juveniles, hasta que tienen unos 4-5 meses de edad y un tamaño de unos 5 cm, presentan una librea neutra muy similar a la de las hembras.

Además de la coloración, también se diferencian por el tamaño de los ejemplares adultos, siendo las hembras más pequeñas.

Temperatura:
23°C a 27°C.

Agua:
pH 7.6 a 8.4, con una dureza sobre los 15ºdGH, pero preferible más baja (6-8ºdGH).

Acuario:
Se trata de cíclidos activos y de carácter territorial, por lo que al tanque ideal para albergar esta especie ha de ser espacioso, sobre 250-400 litros. Si el tanque fuera menor se recomienda mantener sólo un macho, aunque la presencia de más de uno facilita la reproducción, al ser de caracter competitivo.

La filtración de ha de ser enérgica, recomendándose un volumen de masa filtrante de al menos 1 litro por cada 100 de volumen del tanque, y un caudal medio, pero sin que el agua se agite en exceso.

La decoración ideal debe estar formada por rocas formando oquedades y escondrijos, aunque agradece la presencia de ciertas zonas plantadas y de alguna zona despejada para la natación. El sustrato del fondo preferentemente arenoso o de grava fina, de color claro, pero no blanco. Las plantas apropiadas deben ser resistentes a esta especie hervíbora, por lo que se elegirán principalmente Anubias, Vallisnerias o “helechos de Java” (Microsorum pteropus).

Alimentación:
Son peces principalmente hervíboros, estando catalogados como raedores de algas en libertad. Pueden comer espirulina, espinaca hervida, pepino, calabacín y todo lo que tenga contenido vegetal, aunque aceptarán alimentos proteicos (por ejemplo pedazos de gamba o mejillón) de los que no se debe abusar. Lo óptimo es alimentarlos con escamas comerciales formuladas para este tipo de cíclidos y espirulina tanto en hojuelas como en gránulos. Su alimentación en libertad se basa principalmente en algas, plantas, y en menor medida larvas de insectos y algunos invertebrados acuáticos.

Se diferencia de Haplochromis sp. “Flameback” también por la alimentación, aunque esto puede ser difícil de ver en acuario; pero “Ruby Green” es una especie que se alimenta principalmente arrancando algas de las rocas, mientras que “Flameback” es un detritivoro que se alimenta de restos de plantas.

Comportamiento:
Como otros Haplochromis del Victoria y aguas adyacentes son peces muy activos y de natación rápida, pero no son especialmente agresivos, al menos fuera del periodo de reproducción, cuando los machos son muy territoriales.

Por su carácter pacífico es desaconsejable mantenerlos con M’bunas u otros peces más agresivos. También es poco recomendable mezclarlos con otros Haplochromis similares pues se considera que esta especie se hibrida con facilidad.

Es su natación suelen ocupar la zona media del acuario o la más cercana al sustrato en busca de alimento, pero es raro verlos por las capas altas.

Reproducción:
Se trata de incubadores bucales polígamos, con incubación materna. Para su reproducción es preferible contar con una proporción de ujn macho por cada dos hembras. Los machos dominantes se vuelven sexualmente más activos en presencia de machos dominados, expulsándolos de su territorio (por esa razón debe de haber escondites eficaces) y compitiendo por las hembras. Si el acuario no es grande es preferible poner un solo macho, si es grande y con suficientes escondites se pueden poner 2 ó 3 (y 4-6 hembras), pues la presencia de machos dominados incita al dominante a la reproducción.

El macho dominante realiza una especie de danza para intentar impresionar a las hembras, pavoneándose ante ellas con un gran despliegue de aletas y mostrando sus colores más oscuros y brillantes de lo habitual. Una vez que atrae a una hembra a su terreno, pasa el tiempo ocupado expulsando enérgicamente a sus rivales y a todo pez que se acerque por sus dominios, e incluso puede intentar robar las hembras de otros machos.

Las puestas tienen lugar en danzas circulares, en las que la hembra toma los huevos con la boca mientras son fecundados por el macho. La hembra llega a depositar entre 12 y 40 huevos. El periodo de incubación es de dos a tres semanas. Pasado este periodo las larvas abandonan la boca de la madre y desde entonces no son atendidos por los padres. Incluso es aconsejable retirar al macho del acuario porque puede comérselos. Lo ideal es disponer escondites de paso pequeño (rocas con agujeros y recodos), donde los alevines puedan esconderse a salvo de los adultos y de otros peces.