Corydoras melini (Falso corydora bandido)

Corydoras melini (Falso corydora bandido)

Nombre común: “Corydora” bandido, “Coridora” enmascarada/o, ambos compartidos con Corydoras metae y algunas especies más, lo que hace que no sean muy precisos. También se la llama falso Corydora bandido. Coridora diagonal. En Ecuador se la conoce por “Caracha”. En inglés se suelen referir a esta especie como “Diagonal Stripe Cory”. Corydoras melini.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Callichthyidae. (Calíctidos).
• Subfamilia: Corydoradinae.

Biotopo:
Sudamérica. Cuenca Amazónica, en zonas de aguas más o menos movidas.

Distribución:
Brasil (curso principal del Amazonas, ríos Negro, Uapés, Papuri…); Colombia (Ríos Guaviare, Vaupes, Caquete, Quebrada Montañita…) y Ecuador (ríos Shione, Tigre, Pindo Conambo, etc.).

Forma:
Típica de los Corydoras. Los ejemplares sanos muestran unos barbillones largos y sin cortes.

Coloración:
Fondo blanco en los ejemplares jóvenes, que se oscurece hacia tonos grisáceos salpicados de manchas negras en los puntos de unión de los escudos laterales en los de más edad, con una línea diagonal que parte del extremo de la aleta caudal y cruza en diagonal hacia la dorsal, cuyas dos terceras partes son igualmente negras. Presenta otra banda vertical que le cruza a la altura del ojo y por la que recibe el apelativo de “enmascarada”.

A menudo se confunde a esta especie con Corydoras metae, de aspecto muy similiar pero que presenta la banda diagonal trasera interrumpida, acabada en el pedúnculo caudal y en posición ligeramente más elevada. Incluso más que a Corydoras metae se parece a Corydoras davidsandi, (de la cuenca del río Negro) pero esta tiene un cuerpo ligeramente más alargado, una coloración de fondo más amarillo-dorada, la aleta caudal no tiene negro en su parte anterior y la banda diagonal distintiva es más ancha, al igual que la que le cubre los ojos. Otra especie muy similar por la disposición de la banda cruzada es Corydoras sp. C084, una especie sin describir a la que se conoce comercialmente y en la afición como “Mega metae”, de mayor tamaño

Tamaño:
Los machos 4 cm y las hembras 5 cm.

Diferencias sexuales:
Las hembras maduras son más voluminosas y alcanzan mayor tamaño.

Temperatura:
21º a 27º centígrados.

Agua:
Blanda o semiblanda. pH entre 6.0 y 7.2. GH entre 2ºd y 10ºd.

Acuario:
Recipientes con abundante vegetación y fondos arenosos o de grava suave. A esta especie no le importa que el agua tenga cierta corriente.

Alimentación:
Omnívoro. Admite alimentos comerciales en forma de pastillas para peces de fondo y cualquier alimento que llegue hasta el fondo, así como larvas o artemias.

Comportamiento:
Como todos los Corydoras, necesita vivir en grupos formados por, al menos, seis individuos. Pez pacífico compatible con otros peces amazónicos.

Reproducción:
Sin que sea muy frecuente, la reproducción de esta especie se ha conseguido en cautividad.

El desove se produce entre una hembra y dos o tres machos con las clásicas posturas en “T”. Como en otras especies de Corydoras se puede favorecer la puesta imitando la llegada de la estación lluviosa, es decir, haciendo cambios de agua frecuentes a una temperatura ligeramente inferior dejando que alcance de nuevo la temperatura normal de mantenimiento.

La hembra deposita 2-3 huevos entre sus aletas pélvicas, que son fecundados por un macho en la postura en “T”. Los huevos, blancos de 2 mm son muy adhesivos y son adheridos debajo de las hojas o en las paredes del acuario en pequeños grupos o aislados. El musgo de Java es un excelente soporte de puesta y parecen preferirlo a las superficies sólidas como los vidrios del acuario. Las puestas son escasas, de no más de 20-30 huevos. Los huevos no son excesivamente adhesivos, por lo que hay que tener cuidado si se desean trasladar, pues es posible que no vuelvan a poderse adherir una vez despegados de la superficie de puesta original. Los huevos de esta especie son particularmente delicados y se dañan con facilidad.

Dependiendo de la temperatura, los huevos eclosionan entre 3 y 4 días después de la puesta (entre 72 y 96 horas) Tras la eclosión se alimenta a los alevines con microgusanos, zooplancton y fitoplancton y posteriormente comida desecada muy fina y nauplios de artemia. Si se administran nauplios de artemia, estos deben de ser enjuagados a conciencia en agua dulce para quitar la sal, a la que los alevines manifiestan intolerancia. Poco a poco se puede dar comida para alevines ovíparos y yema de huevo tamizada teniendo cuidado de mantener la higiene y no contaminar el agua.

Con una semana de vida, el aspecto de los alevines es blanco con una banda que les cruza los ojos verticalmente y otra horizontalmente, y en el cuerpo presenta 4 barras gruesas y cortas sobre el lomo intercaladas por otras más finas. La barra horizontal sobre el ojo desaparece, pero el aspecto es similar en los juveniles de un mes, que empiezan a mostrar coloración negra en la aleta dorsal y puntos dispersos sobre el cuerpo. Hasta los dos meses de edad no aparece claramente visible la barra diagonal característica de esta especie, y la coloración de adulto se completa cuando tienen más o menos 10 semanas.