Epipremnum aureum (Poto)

Epipremnum aureum (Poto)

Nombre común: Poto, pothos, teléfono. Epipremnum aureum.

Familia: Araceae.

Distribución:
Es originaria de los bosques amazónicos de Sudamérica. Se ha convertido en una especie muy popular como planta de interior.

Forma:
Las hojas son acorazonadas, de color verde, que puede estar jaspeado con amarillo o blanco. Si se cultivan en vertical, con tutor, desarrolla grandes hojas, todas del mismo tamaño. Si se deja colgar, el tamaño de las hojas va en disminución según se aleja del tiesto, y a su vez, el tono amarillo es más intenso.

Tamaño:
30-40 cm. Es una planta que se puede podar a voluntad, para mantenerla dentro de los límites del acuaterrario.

Forma de propagación:
Por esquejes. Se corta un esqueje que contenga una hoja y un nudo, y a ser posible, alguna raicilla. Se puede plantar directamente en tierra húmeda o sumergirlo en un vaso con agua; se deja en un lugar iluminado, en dos o tres semanas desarrollará las raíces.

Temperatura:
La temperatura debe mantenerse por encima de 15 ºC y el crecimiento se hace más rápido conforme ésta aumenta. Por debajo de los 10ºC se ralentiza mucho el crecimiento y aumenta la susceptibilidad a enfermedades.

Agua:
Esta planta no sobrevive si está totalmente bajo el agua, pues a la larga termina pudriéndose. Lo ideal es mantenerla sólo con las raíces sumergidas parcialmente, o en la parte aérea de un acuaterrario.

Iluminación:
Necesita buena iluminación, aunque no tolera el sol directo.

Tipo de sustrato:
Es una planta ideal para colocar en la pared de un acuaterrario. También se puede mantener en un acuario con las raíces dentro del agua y los tallos fuera, de forma colgante. El poto es una excelente devoradora de nitratos, que extrae del agua, razón por la cual cada vez tiene más adeptos entre los acuariófilos de todo el mundo.

Dificultad:
Muy fácil de mantener. Sólo procurar que reciba buena iluminación y que no esté totalmente sumergida. Si las hojas palidecen, puede ser por falta de hierro, que convendría aportar al agua o a la tierra en forma de abono líquido.