Echinodorus horizontalis

Echinodorus horizontalis

Nombre común: Nombre incorrecto: “Echinodorus dewitis”, “guayanesis” o “muricatus”. Echinodorus horizontalis.

Familia: Alismataceae.

Distribución:
América Central. Originaria de Colombia, Venezuela y Perú.

Forma:
Planta de hojas cordiformes, con predisposición horizontal, grandes y con las hojas abombadas y su borde liso. Los nervios son evidentes y de color marrón. El peciolo es robusto y muy grande. La coloración es de un verde claro con tendencia al marrón claro si existe una iluminación fuerte.

Tamaño:
Pueden alcanzar alrededor de 50 cm de altura y su tasa de crecimiento es de una hoja al mes. La anchura máxima que alcanza es de 20 cm. Las hojas llegan a medir hasta 20 cm de largo. Se recomienda para la zona media del acuario. Llega a formar entre veinte y treinta hojas.

Forma de propagación:
Su reproducción es difícil. Se propaga por estolones aéreos, formando un robusto grupo ascendente con muchas plántulas jóvenes.

Temperatura:
Desde los 22ºC hasta los 30ºC.

Agua:
pH desde 6.5 hasta 7.5, recomendándose cambios frecuentes de agua y evitando caídas de pH. Se adapta a un amplio espectro de dureza, de 5ºdGH a 35ºdGH, siendo el ideal de 6ºdGH.

Iluminación:
Se conforma con baja intensidad lumínica o media, siendo la Echinodorus que menos luz requiere.

Tipo de sustrato:
En la aclimatación necesita aportes de oligoelementos, siendo requerida una abundante fertilización, sobretodo de los formados con base de hierro quelante. Necesita, así mismo, de un aporte de CO2 constante.

Dificultad:
Su cultivo es delicado durante la fase de aclimatación, siendo catalogada como difícil en esta fase, luego es resistente y decorativa. La velocidad de crecimiento es lenta, aunque siendo mantenida en buenas condiciones suele verse una hoja nueva al menos cada semana.

Anuncios: