Agamyxis pectinifrons (Dora punteada)

Agamyxis pectinifrons (Dora punteada)

Nombre común: Dora punteada, Dora de puntos, Riquiraque, Bagre, Bagre hueso, en inglés “Talking Spotted Raphael Catfish” o lo que es lo mismo: “Pez gato Rafaelo hablador”. Agamyxis pectinifrons,

Sinónimos no válidos: Dora pectinifrons, Dora flavopictus

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Doradidae. (Doradidos).

Biotopo:
Gusta de esconderse entre rocas o troncos que formen pequeñas cuevas. Acostumbra a enterrarse en la grava o arena, aunque los especímenes más jóvenes también pueden refugiarse entre la vegetación. Prefiere zonas oscuras puesto que es de hábitos nocturnos. La luz atenuada por plantas flotantes puede ayudar a que salga de su escondite.

Distribución:
Pebas, Río Marañón (Perú), Ecuador, Bolivia, Brasil y Colombia. En colombia se puede localizar en la cuenca del Orinoco. El hábitat de esta especie se encuentra en aguas bajas de regiones inundadas a elevaciones superiores.

Forma:
Se caracterizan por poseer una serie de placas óseas laterales con espinas dirigidas hacia atrás que reciben el nombre de “sierras”. Se aconseja tener cuidado al sacar el pez con redecilla puesto que se puede enganchar a ella. Para evitar ésto es aconsejable cogerlos con la mano aunque podemos clavarnos las espinas aserradas al hacerlo. También se puede utilizar una vaso o tubo para que resulte más fácil capturarlos y así evitar que se nos claven las espinas. La cabeza, muy ancha y osificada, posee tres pares de barbillas

Coloración:
El cuerpo es completamente negro o pardo a excepción de los puntos blancos o amarillentos que se extienden por su cuerpo, además de los rayos blancos de las aletas

Tamaño:
Entre 15 y 17 cm. Crecimiento lento.

Diferencias sexuales:
La hembra presentan una mayor masa corporal que el macho; siendo éste de menores dimensiones que ella.

Temperatura:
20ºC – 26ºC.

Agua:
pH 5.8 – 7.5. Dureza: 0ºdGH – 15ºdGH

Acuario:
A partir de 100 lts.

Alimentación:
Omnívoro, acepta toda clase de alimentos como escamas, tabletas y granulados aunque prefieren pequeños crustáceos e invertebrados, larvas rojas o artemia, ya sean vivos o congelados. Se aconseja alimentarles al atardecer, puesto que a esas horas son más activos.

Comportamiento:
Es una especie pacífica, algo tímida y solitaria. Son tolerantes con sus congéneres y otras especies de peces gato pero pueden llegar a alimentarse de alevines. Resulta ser un pez idóneo para acuarios comunitarios. Aunque suelen enterrarse, no dañan las plantas. Es una especie longeva y hay afirmaciones por parte de acuarófilos de haberlos mantenido durante 17 años.

Como la mayoría de los peces gato el Agamyxis se ubica en la zona baja del acuario. Pez nocturno, durante el día se encuentra escondido y al atardecer se le puede ver salir de su escondite aunque puede permanecer desaparecido durante más de un día; no hay que asustarse, siempre acabará por asomar la cabeza para volver a esconderse otra vez. Esto último lo digo porque hemos llegado a levantar todas las rocas y troncos del acuario en busca de él sin éxito; al cabo de un par de días apareció.

Lo más curioso de esta especie es el sonido que emite por medio de las placas óseas laterales. De hecho Friedrich Ladich del Instituto de Zoología de la Universidad de Viena (Austria) afirma que dichos sonidos se producen por la combinación de los músculos de la vejiga natatoria y las placas óseas laterales que hacen vibrar la vejiga natatoria. Estos sonidos los emiten como mecanismo de defensa o en época de reproducción y pueden variar desde un chasquido a un chirriar, casi estridente, o un gruñido. Yo este sonido lo he escuchado al trasladarle de un acuario a otro y, la verdad, al no saber nada sobre la habilidad “comunicativa” del Agamyxis puede resultar sorprendente e incluso darte un pequeño susto. Otro pez que posee esta habilidad es la Acanthodora spinosissimus.

Reproducción:
Desconocida, aunque se cree que puedan construir nidos de burbujas o que desoven sobre vegetación de superficie.