Dicrossus maculatus

Dicrossus maculatus

Nombre común: Cíclido ajedrez, pez damero, en inglés Checkerboard cichlid. Dicrossus maculatus.

Antiguas denominaciones: Crenicara maculata, Crenicara praetoriusi..

Primera importación: hacia Alemania en 1935.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae.(Cíclidos)
• Subfamilia: Geophaginae.
• Tribu: Crenicaratini.

Biotopo:
Amazónico, vive en aguas claras. Prefieren las zonas arenosas y también donde se forman colchones de hojas muertas, donde viven en pequeños grupos de hasta diez ejemplares.

Distribución:
En la cuenca del río Tapajós y en el río Maués, en la lagoa Jacundá, además en los ríos Javari y Tajapuru, siendo estos dos últimos su “Type locality”; todos en Brasil.

Forma:
Similar a la de las otras especies que componen el género es decir, son comprimidos lateralmente, de cuerpo bajo y ligeramente alargado, su boca en relación a su cuerpo es pequeña. Los machos adultos de D. maculatus y D. filamentosus son fáciles de distinguir, puesto que los primeros tienen una apariencia más robusta, la aleta caudal es ligeramente lanceolada, y los segundos, de lira con los filamentos superior e inferior que le dan su nombre. Con respecto a los Dicrossus sp. se diferencia tanto por el patrón de su coloración a lo largo de su cuerpo, como en la aleta caudal.

Coloración:
En el cuerpo los tonos base van desde el blanco tenue, hasta el gris plata, pasando por el azul cobalto.

Tamaño:
Machos 10 cm hembras 8 cm.

Diferencias sexuales:
Son perceptibles a partir de que logran la mitad de la talla de adultos. La aleta caudal de los machos es ligeramente lanceolada, el tono de la misma es azul iridiscente, el reborde exterior es de color rojo, y dicha aleta es atravesada por diversas bandas finas rojas, quedando intercaladas con la coloración base azul. La aleta caudal de la hembra es redondeada y transparente. Los machos tienen tanto las aletas dorsal como anal, finalizadas ligeramente en punta, las aletas ventrales cuentan con prolongaciones en los filamentos, y todas las aletas cuentan con tonos azules iridiscentes; en cambio en las hembras, todas las aletas son ligeramente redondeadas, los radios de las aletas ventrales son cortos, y carecen de los tonos azules iridiscentes.

Temperatura:
Entre 22 y 30ºC en su hábitat, recomendadas para el acuario entre 25 y 28ºC.

Agua:
pH 4,8 a 6,0 en su hábitat, aunque Römmer dice que se le puede mantener en acuarios con pH neutro y con una dureza media. A tener en cuenta, en su hábitat la conductividad es casi imperceptible: ¡10 uS/cm!

Acuario:
A partir de 80 litros para un pequeño grupo, preferentemente con zonas donde refugiarse, con abundantes plantas, el sustrato conformado por granulometría media, e inclusive por arena de río. También aceptarán de buen grado un colchón formado en el fondo por hojas de roble, ellos suelen roer el sustrato en busca de alimentos. Son necesarios cambios parciales muy frecuentes ya que no toleran los compuestos nitrogenados.

Alimentación:
En su hábitat, remueven el sustrato con las aletas pectorales en busca de pequeños microorganismos. En el acuario le deberemos de suministrar abundante alimento vivo: dafnias, nauplios de artemia, gusandos grindal, etc. Aceptarán también alimento congelado, y paulatinamente alimento seco, que siempre conviene hidratarlo previamente.

Comportamiento:
Pez pacífico y gregario, por lo tanto es ideal para acuarios comunitarios amazónicos, siempre que las otras especies sean de pequeño o mediano porte.

Reproducción:
Para lograrla, tenemos que llevar el pH a los más ácido posible dentro de valores estables, y la dureza total cuanto más baja, mejor. Los machos suelen tener a varias hembras dentro de su territorio, éstas realizarán en forma exclusiva los cuidados de la puesta; llegado este momento, presentarán unos llamativos tonos rojos en las aletas ventrales. Desovan preferentemente sobre una piedra plana dispuesta a modo de losa, o inclusive sobre un tronco. Si la puesta se realizó con altas temperaturas, los alevines comenzarán a nada con una talla bastante menor, en comparación con los que nacen a temperaturas menores, siendo bajo estas últimas condiciones más fácil de alimentar a los alevines. Los huevos eclosionarán en torno a las 72 horas, dependiendo de la temperatura del agua.