Cyprinodon sp. Julimes

Cyprinodon sp. Julimes

Nombre común: Cyprinodon sp. “Bighead” (crea confusión con Cyprinodon pachycephalus, que usa el mismo nombre); más acertado sería “Cachorrito Cabezón de Julimes”. Dada su incierta taxonomía se podría hacer referencia a esta especie como Cyprinodon cf pachycephalus o como Cyprinodon cf eximius, pero dado que se desconoce si es más cercano a una u otra, o incluso una hibridación de ambas, se ha optado momentáneamente por el nombre de su ubicación geográfica. Cyprinodon sp. Julimes.

Clasificación:
• Orden: Ciprinodontiformes.
• Familia: Cyprinodontidae.
• Subfamilia: Cyprinodontinae.
• Tribu: Cyprinodontini.

Datos generales y antecedentes: Este pez fue originalmente colectado por Kitt (Christopher) Stowell, John Pitcairn y Dave Huey, a quienes un habitante local les informó de esta particular especie. Posiblemente se trate de una población de Cyprinodon eximius adaptada al agua caliente, o quizás de una especie no descrita, en la que está trabajando el Dr. Arcadio Valdés González y su equipo de colaboradores en la Universidad Autónoma de Nuevo León, México.

Biotopo:
Su biotopo se encuentra amenazado en la actualidad por la ignorancia, la arrogancia y la mal-entendida supremacía humana que no respeta ni valora a sus vecinos “inferiores”, ni siquiera tratándose de un doble candidato para el “Libro Guiness de los Récords” pues todo indica que quizá se trate del vertebrado que habita a mayores temperaturas del mundo (Artigas-Azas, comunicación a DrPez); y del vertebrado con el hábitat más reducido de México. (Roberto Chavarría, comunicación a DrPez). Endémico del inminente y próximo a inaugurarse centro recreativo en Julimes, que utilizará las aguas termales que brotan de dicho manantial para el recreo de visitantes y locales por igual.

Cohabitan con Cyprinodon sp. “Julimes” invertebrados como “cochinillas de agua” en las partes más calientes y caracoles hydrobioides en las secciones menos cálidas, los cuales se alimentan de, y sobre un fondo rojizo aparentemente compuesto por algas rojas (división Rhodophyta, probablemente Asterocytis, Batrachospermum, Porphyridium). Cyprinodon sp. “Julimes” habita también parapátricamente con Cyprinodon eximius que se encuentra en los cuerpos de agua con características menos extremas de los alrededores.

Distribución:
Endémico de un manantial de aguas termales en las cercanías del pueblo de Julimes, Chihuahua. Dicho manantial está severamente amenazado.

Forma:
Cuerpo romboide, con rostro agudo y mandíbula inferior tipo “bull-dog”. De cabeza grande, y forma muy similar a Cyprinodon pachycephallus.

Coloración:
Dominan los tonos pardos-amarillentos, aunque su coloración es variable, cambiando en función del sustrato en que se encuentra y mimetizándose con el mismo.

Tamaño:
Machos hasta 40 mm de longitud patrón. Hembras hasta 38.3 mm.

Diferencias sexuales:
Se presentan las típicas diferencias del género, siendo los machos más altos y más robustos que las hembras.

Temperatura:
En su hábitat incursionan en aguas que alcanzan niveles que superan a los 42°C de temperatura. En el acuario parecen comportarse mejor a temperaturas que oscilen entre los 25°C y los 30°C.

Agua:
Requiere de agua muy dura y pH por encima de 7.8.

Acuario:
Se mantienen y reproducen bien en el acuario. No requiere de condiciones especiales. Sin embargo, se menciona que al cabo de varias generaciones el pez modifica su morfométrica, asemejándose cada vez más a Cyprinodon eximius. Al igual que los otros miembros del género se comportan mejor en estanques o piletas.

Alimentación:
En la naturaleza se alimentan principalmente de caracoles hydrobioides. Sin embargo en cautiverio consumen todo tipo de preparados comerciales y papillas.

Comportamiento:
Son agresivos y territoriales al igual que el resto de los miembros del taxón.

Reproducción:
En el acuario se logra por medio de mopas de estambre ubicadas al fondo que se revisarán diariamente en busca de huevecillos. Estos se colocan para incubar en pequeños recipientes de agua. Las larvas nacen al cabo de tres a cinco días dependiendo de la temperatura de incubación, y comienzan a nadar a los pocos días.