Crossocheilus siamensis (Come-algas siamés)

Crossocheilus siamensis (Come-algas siamés)

Nombre común: Come-algas siamés. Crossocheilus siamensis. En inglés se suele usar el acróstico “SAE” (Siamese algae eater). Comparte con Epalzeorhynchos kalopterus el apelativo de “Zorro Volador Siamés”, que en realidad pertenece al segundo. Entre este y otros peces de la misma familia hay una enorme confusión que tratamos de aclarar, y recomendamos la revisión de las fichas de todas las especies relacionadas:

Gran parte de la confusión se debe a un famoso gráfico procedente del libro Baensch Atlas, Volumen 1 de la edición en inglés, que ha sido difundido ampliamente por Internet. En dicho gráfico aparecían dos peces idénticos salvo por el detalle de que en uno de ellos la banda longitudinal llegaba hasta el extremo de la caudal y en el otro se detenía en el pedúnculo caudal, sin tocar la aleta. Según ese gráfico el poseedor de la banda lateral más larga (incluyendo la aleta caudal) era C. siamensis, y el pez carente de banda en la caudal era E. kalopterus. Pues bien, no es así. Ninguno de los dos peces representados en ese gráfico es C. siamensis. Atención a los nombres para no liarse más. el representado con la banda hasta el fin de la caudal es en realidad E. kalopterus y el que carece de banda es el conocido como Epalzeorhynchos sp. “garra taenita”, otro ciprínido asiático de similar aspecto pero peor comedor de algas y de peor talante.

La banda longitudinal que recorre el flanco del verdadero C. siamensis llega, en efecto al final de la aleta caudal, pero al contrario que en E. kalopterus, su grosor es decreciente una vez entra en la aleta, con lo que es más afilada, decreciendo hacia el final de la aleta en forma de punta de lanza o de flecha. La banda conserva su grosor incluso al llegar al final en E. kalopterus (y como hemos dicho no llega a la aleta en Epalzeorhynchos sp. “garra taenita”).

No es el único rasgo distintivo, ni siquiera el más visible, pero es el que más se ha prestado a confusión por la mala interpretación de ese gráfico. El propio Baensch, junto con Riehl, rectifica “más o menos” la identificación de estos peces y clasifica de forma correcta a E. kalopterus en el conocido Atlas Mergus, mientras que lo hace de nuevo mal con C. siamensis (vuelve a colocar una foto de un pez que podría ser “garra taenita”). En las primeras ediciones del “Atlas del Dr. Axelrod”, y en la “Enciclopedia de los peces de acuario” de Ivan Petrovicky estas especies también aparecen mal identificadas, apareciendo de forma correcta E. kalopterus, pero no aparecen fotos ni dibujos del verdadero C. siamensis y sí fotos intercambiadas con el “garra taenita”.

Se señalan otras diferencias:

–C. siamensis: todas las aletas son de color transparente o ligeramente lechoso, sin más marcas. No presenta otra barra sobre la orla negra, pero si un color parduzo-grisaceo en el lomo que a veces puede confundirse con la segunda barra que presentan los Epalzeorhynchos.

– E. kalopterus: aletas dorsal, anal, y pélvicas marcadas de negro con los extremos blancos. Barra pardo-dorada sobre la barra central negra. En general E. kalopterus es un pez más coloreado, en especial con esa barra dorada sobre la banda negra característica.

–Los contornos de la banda longitudinal son en zig-zag en C. siamensis y más suaves y rectos en todas las demás especies.

– E. sp. “garra taenita”: todas las aletas salvo las pectorales tienen un color amarillento. Presenta un margen oscuro en la aleta dorsal. Barra central con bordes más suaves y sobre ella una segunda barra menos marcada en gris o pardo. (todos estos colores distintivos sólo son completamente apreciables con peces adultos o semi-adultos, de más de 8 meses de vida).

–Los Crossocheilus tienen otro rasgo distintivo: una peculiar posición de descanso. Los peces se apoyan sobre sus aletas pectorales sobre hojas grandes de plantas acuáticas o en el fondo. Según Baensch y Rüdiger Riehl, esta postura habría que atribuirla al género Epalzeorhynchos… pero ya hemos visto que confunden uno y otro constantemente.

C. siamensis tiene un solo par de barbillones, mientras que E. kalopterus tiene dos.

Para aquellos interesados en la precisa (pero admitámoslo, a veces aburrida) diferenciación taxonómica entre los géneros, Crossocheilus se diferencia de Epalzeorhynchus por los lóbulos nasales, diferencia difícil de apreciar a simple vista para un profano.

Por último, hay que señalar que para algunas personas con poca experiencia, puede ser fácil confundir estos peces con los de la familia Gyrinocheilidae, en concreto con el llamado chupa-algas chino, Gyrinocheilus aymonieri, cuyo rasgo diferenciador más importante y fácil de apreciar es que posee una boca suctora en forma de ventosa, de la que carecen tanto Crossocheilus como Epalzeorhynchos.

La diferenciación y correcta identificación es importante, porque ningún otro es tan buen comedor de algas como C. siamensis y ningún otro come algas rojas. En sus países de origen los nativos no hacen tantas diferenciaciones y los usan a todos como alimento, formando parte del plato denominado “prahoc”… pero quizá es también el C. siamensis el más usado para este fin.

–Primera importación: los datos son confusos al haberse confundido tradicionalmente varias especies. Los datos que dan Riehl y Baensch son 1962 por Andres Wermer en Munich para C. siamensis; y 1935 por Werner Ladiges en Hamburgo para E. kalopterus. Pero por lo anteriormente dicho es muy posible que las fechas y datos estén intercambiados e incluso que alguna de las dos no corresponda a ninguna de estas dos especies sino a una tercera, sea “Garra taenita” o alguna de las otras especies de Crossocheilus con las que también ha sido confundido, especialmente Crossocheilus oblongus que, como “Garra taenita”, carece de trazo en la aleta caudal, pero también con Crossocheilus cobitis (Bleeker, 1853); Crossocheilus gnathopogon, Weber & de Beaufort, 1916, Crossocheilus latius latius (Hamilton, 1822); Crossocheilus diplochilus (Heckel, 1838); Crossocheilus periyarensis, Menon & Jacob, 1996; Crossocheilus burmanicus, Hora, 1936; Crossocheilus langei, Bleeker, 1860; Crossocheilus atrilimes Kottelat, 2000 y Crossocheilus klatti (Kosswig, 1950).

Clasificación:
• Orden: Cypriniformes.
• Familia: Cyprinidae (Ciprinidos).
• Subfamilia: Garrinae.

Biotopo:
Arroyos de curso rápido y aguas muy oxigenadas en zonas con vegetación acuática.

Distribución:
Sudeste de Asia: Thailandia y península de Malasia. Cuencas de los ríos Mekong, Chao Phraya y Xe Bangfai.

Forma:
Cuerpo fusiforme de aspecto ventralmente poco aplanado, casi cilíndrico, delgado. Boca en posición adelantada con un par de barbillones. Aleta dorsal alta; ojos en disposición lateral.

Coloración:
Color de fondo gris parduzco, con una distintiva banda horizontal que abarca todo el flanco del pez desde el ojo hasta el final de la aleta caudal, estrechándose en forma de flecha cuando llega a dicha aleta. Esta banda tiene contornos en forma de zig-zag. Las demás aletas son transparentes o de color lechoso y carecen de pigmentación alguna. La parte inferior del pez toma tonos plateados. No suele existir una banda blanca tan visible sobre la negra como en otras especies similares. El cuerpo sobre la banda es marrón parduzco y cada escama cuenta con un ángulo negro, lo que le da un aspecto de retícula.

Cuando estos peces se encuentran estresados o enfermos, la intensidad de color de la banda negra longitudinal palidece.

La vejiga natatoria está poco desarrollada, razón por la cual se les suele ver descansando o nadando de forma rápida, pero rara vez nadando en aguas medias de forma tranquila.

Tamaño:
Hasta 14 cms.

Diferencias sexuales:
Las hembras adultas pueden ser ligeramente más gruesas. No se conocen otras diferencias sexuales.

Temperatura:
24° a 26°C.

Agua:
Agua blanda (un GH de alrededor de 5ºd) y ligeramente ácida (pH= 6.5). Pueden tolerar valores superiores (hasta pH 8 y durezas de unos 18ºd), pero es preferible mantenerlos en valores más bajos, en los que lucen mejores colores y se muestran más activos. El agua ha de estar bastante oxigenada y disponer de alguna zona con corriente. Son importantes los cambios de agua.

Acuario:
El fondo deberá de ser suave, con vegetación densa. Acuarios de pequeños a grandes, pero se pueden mantener en acuarios desde sólo 80 litros siempre que estén plantados y maduros, con presencia de algas.

Es un pez apropiado para un acuario comunitario y una adición muy recomendable para un biotopo asiático por su excelente labor como comedor de algas.

Es un habitual en acuarios holandeses, donde ejercerá una excelente labor de limpiador de algas (es el único que elimina las algas rojas en este tipo de acuarios) sin dañar a las plantas.

Pueden ser propensos a saltar, por lo que es conveniente tapar el acuario.

Alimentación:
Pese a su bien ganada fama de comedor de algas, en lo que es muy eficaz, se trata de una especie omnívora, pero preferentemente vegetariana casi en la totalidad de su menú, el cual estará basado en algas (es junto con un cíclido del Tanganika, Tropheus duboisi, el único que consume algas rojas barbudas y filamentosas), vegetales (calabacín, pepino, guisantes, etc.) y proteícos (larvas de insectos acuáticos). Es incluso una ayuda en la eliminación de planarias, que también consume.

Comportamiento:
Nadador muy activo y rápido (puede molestar a peces tranquilos). Bastante pacífico con respecto a otros peces, pero puede ser algo territorial y agresivo con otros C. siamensis o ciprínidos de aspecto similar, sin que las agresiones sean realmente peligrosas para ninguno, sino más bien simulaciones de ataques que no dejan heridas serias.

Su esperanza de vida supera los 10 años de edad.

Reproducción:
No se conocen hasta la fecha datos de su reproducción en acuario.