Crenicichla scotti

Crenicichla scotti

Nombre común: Crenicichla scotti.

Antiguas denominaciones: Batrachops scottii que ha sido la descripción original realizada por Eigenmann en 1907; Crenicichla multidens Steindachner, 1915; Labrus amarus Larrañaga, 1923; Crenicichla lacustris semifasciata Devincenzi, 1939.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlinae.
• Tribu: Crenicichlini.

Biotopo:
América del Sur, subtropical.

Distribución:
A lo largo del medio y bajo río Uruguay y sus respectivos afluentes en el sur de Brasil, este de Argentina y al oeste de la República Oriental del Uruguay.

Forma:
Es la típica del género, es decir, muy comprimida lateralmente, alargada y de cuerpo bajo, muy hidrodinámica (la forma se asemeja a la de un torpedo), acorde con sus hábitos alimenticios. La aleta caudal es redondeada. El grupo del Crenicichla scottii lo conforman además C. gaucho y C. prenda, estas tres especies habitan en la misma región geográfica, poseen entre 85 y 300 mm de S.L. Lucena & Kullander (1992). Se caracterizan por tener un espacio interorbital ancho, una línea suborbital en diagonal dirigida hacia la zona ventral, también por su ancha banda horizontal que va desde la cabeza hasta la aleta caudal.

El género Crenicichla cuenta actualmente con unas 80 especies descritas, y están a la espera otras 40.

Estas especies habitan en ambos extremos de Sudamérica con climas muy dispares, desde la Patagonia (Puerto Madryn, Argentina) hasta Venezuela.

Coloración:
Tono base marrón claro a verde oliva, tomando como referencia a la ya mencionada banda horizontal, la mitad superior es de tonos más oscuros que la inferior y en esta última mitad destacan las siete u ocho bandas horizontales formadas por una sucesión de pequeños puntos (que lo distinguen del aspecto muy similar que tiene C. semifasciata). Cuenta con un ocelo que está al inicio de la aleta caudal, ubicado ligeramente por encima de la mitad de dicha aleta. La aleta dorsal posee un borde externo de color rojo. También cuenta con una línea suborbital en diagonal hacia la zona ventral de color negro.

Tamaño:
Máximo de 30 cm aproximadamente.

Diferencias sexuales:
Los machos tienen tanto la aleta dorsal como anal finalizadas en punta, en tanto que en las hembras son más redondeadas. Éstas, con librea de reproducción poseen destellos rojizos superpuestos a la banda horizontal.

Temperatura:
15 a 28ºC. Es conveniente realizar en nuestro acuario estas diferencias estacionales que poseen en la naturaleza ya que reducen su metabolismo y por ende, aumenta su expectativa de vida.

Agua:
pH 6.5 a 7.5 – GH entre 5ºd y 15ºd.

Acuario:
A partir de 200 litros, con zonas plantadas y los tallos rodeados de piedras, troncos, guaridas y piedras relativamente grandes.

Alimentación:
Alimento vivo primordialmente, al ser un cazador nato, lo que mejor aceptará son otros peces vivos, pero también aceptará insectos, trozos de carne, y 2 ó 3 veces a la semana también papilla, gránulos y hasta escamas.

Comportamiento:
Es un pez agresivo tanto con el resto de las especies como intraespecíficamente. Puede permanecer oculto mucho tiempo a la espera de una futura víctima. En caso de compartir el acuario con otra especie del género Crenicichla tiene que ser de un tamaño similar y con un patrón de color diferente.
Puede convivir con Cichlasoma facetum sin mayores inconvenientes, debido al tamaño de estos peces.

Nota: Es un pez muy interesante para aquellas personas con experiencia en cíclidos agresivos. Necesitará de un acuario pensado para este especie y las pocas que le puedan acompañar.

Reproducción:
No hay mucha información al respecto, sabemos que las especies del género Crenicichla son monógamos y tienen puestas entre 50 y 1.000 huevos dependiendo de la especie. Cuando las hembras están preparadas y si todo sigue bien, comenzará la danza con movimientos de la cabeza de arriba a abajo y a ambos costados. Ambos padres cuidarán de la numerosa puesta por muchas semanas –en la naturaleza en algunas especies los alevines permanecen junto a sus padres por más de 6 meses– aunque en los acuarios es recomendable trasladarlos a las 4 semanas.