Crenicichla regani (Lucio de Regan)

Crenicichla regani (Lucio de Regan)

Nombre común: Lucio de Regan, en inglés Regan’s pike cichlid. Crenicichla regani.

Etimología: La del género, Crena, del latín = marca o muesca y cichla = un género de cíclidos; se hace referencia a cíclidos similares en apariencia a los del género Cichla pero que poseen una marca o muesca preopercular que les diferencia. El de la especie, regani = en honor al ictiólogo C. T. Regan, quién revisó por entero a este género en 1913.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlinae.
• Tribu: Crenicichlini.

Biotopo:
Habita en todo tipo de aguas y prefiere las áreas donde tenga refugios desde los que acechará a sus presas.

Distribución:
Es la especie del género con mayor presencia, habitan en casi toda la cuenca amazónica, su localidad tipo (type locality) es en Cachoeira Portreira en la cuenca del río Trombetas, en el estado de Pará, Brasil.

Forma:
Es la típica del género, es decir muy comprimida lateralmente, alargada, de cuerpo bajo e hidrodinámica acorde con sus hábitos alimenticios. Su cabeza finaliza en punta en tanto que la aleta caudal es redondeada y la dorsal es alta, ésta no posee membranas alargadas.

Este Crenicichla “enano” forma parte del grupo del Crenicichla wallacii.

Coloración:
Policromático debido a su presencia a lo largo de casi toda la cuenca amazónica, hay morfos en tonos pastel, azulados, grisáceos, verde oliva claros… Su banda lateral -no siempre visible en toda su extensión- atraviesa todo su cuerpo ya que parte desde la boca y llega hasta la base de la aleta caudal; en dicha base poseen un pequeño punto negro ubicado ligeramente por encima de la línea lateral; igualmente en las aletas la coloración también puede variar: rojos, azules, negros, amarillos y blancos.

En modo dominante se pueden apreciar entre nueve y trece bandas verticales negras que van desde el dorso hasta la banda lateral horizontal.

Tamaño:
Los machos en torno a 13 cm T.L. y las hembras 8 cm T.L.

Diferencias sexuales:
Aparte del tamaño se diferencian por la forma del cuerpo en la zona abdominal, siendo en las hembras más notorio el abultamiento; además los machos tienen el borde exterior de la aleta dorsal blanco, las hembras en tanto tienen los colores más vivos que los machos y poseen uno, dos o hasta tres distintivos ocelos negros rodeados de un blanco intenso que sólo los machos procedentes de la cuenca del río Tapajós poseen.

Temperatura:
Entre 22 y 30ºC, aunque por ejemplo en la Lagoa Jacundá se pueden medir temperaturas entre 27 y 35ºC.

Agua:
pH entre 5.5 y 6.2, dureza total no mayor a 6º dGH. Es fundamental tener los compuestos nitrogenados a cero, para ello deberemos de escoger un sistema de filtrado efectivo además de realizar cambios semanales de agua del 15 al 20% con respecto al volumen efectivo del tanque.

Acuario:
Podemos mantener a unos cinco o seis ejemplares juveniles en un acuario de unos 300 litros siempre que cuenten con muchos refugios a base de piedras y troncos, teniendo la precaución de ir separando a los congéneres que se queden rezagados en su tamaño.

En tanto que bastará un tanque de unos 120 litros para una pareja, dicho acuario también deberá de contar con áreas que les provean refugios (cuevas).

El sustrato deberá de estar compuesto por arena de río o por otro material siempre que sea de pequeña granulometría y que no libere durezas al agua, por lo tanto es primordial comprobar con una muestra del sustrato que al contacto con un ácido no produzca burbujas.

Alimentación:
Son cazadores por naturaleza, por lo tanto para mantener a especies de este género es básico tener claro desde un principio que les tendremos que suministrar pequeños peces vivos, además los podremos combinar con dafnias, gusanos grindal, etc. Posiblemente y con el transcurso del tiempo aceptarán trozos de papilla e incluso alimento seco (hidratar siempre previamente a las escamas y/o gránulos), pero los tomaremos como un complemento y nunca como su base alimenticia.

Comportamiento:
Intraespecífico semiagresivo, con otras especies es relativamente pacífico siempre que no sean de pequeño tamaño -por ejemplo neones- ya que en este caso pasarán a forman parte de su dieta. En su biotopo cohabitan con Apistogramma spp., Laetacara curviceps, Satanoperca daemon, Acarichthys heckelii, etc.

Expectativa de vida: Si les mantenemos en óptimas condiciones (ver los apartados “Agua, Acuario” y “Alimentación”) pueden superar los siete años en cautividad.

Reproducción:
Una vez que tenemos conformada una pareja y esté dispuesta a iniciar la fase del cortejo, notaremos la intensificación en los colores en ambos sexos (como ya hemos explicado siempre serán más intensos en las hembras), esta etapa puede durar varios días.

Posteriormente la hembra buscará una cavidad acorde a su tamaño, bien sea entre piedras, troncos o cáscaras de coco (la entrada de los refugios es mejor que sean pequeñas), los huevos serán adheridos sobre el techo de la cueva (al igual que ocurre por ejemplo con las especies del género Apistogramma), en tanto que el macho vigilará toda el área circundante.

La puesta que puede rondar la centena de huevos eclosionará entre el tercer y cuarto día en función de la temperatura del agua, nadarán libremente entre el séptimo y octavo día de vida, sin embargo, pueden transcurrir unos diez días entre que se depositaron los huevos hasta que veamos a la hembra junto a los alevines en las inmediaciones de la cavidad.

Llegada esta etapa tanto el macho como la hembra se prodigarán mucho y casi por igual en los cuidados de la prole, en tanto que nuestra función consistirá en suministrar cuatro o cinco dosis diarias de nauplios recién eclosionados de artemia salina, e inclusive cuando notemos que la hembra se decide por un determinado refugio podemos adelantarnos y rodear a la cavidad con musgo de java ya que éste les proveerá de infusorios a los alevines.

Si los alevines han sido convenientemente alimentados al cabo de dos meses contarán con unos 2 cm T.L. momento en el que se pueden separar de sus padres, de lo contrario seguirán bajo su atenta vigilancia.