Crenicara latruncularium

Crenicara latruncularium

Nombre común: Cíclido ajedrez. Hay que tener cuidado cuando compremos un pez por este nombre y más si se envía desde una tienda a nuestra casa, ya que al igual que este pez, el C. punctulata y los peces del género Dicrossus también se suelen vender bajo este nombre. Crenicara latruncularium.

Etimología: El nombre del género está compuesto por crena (muesca en latín) y acara (cíclido en guaraní), por lo que Crenicara hace referencia a la anatomía del opérculo de las especies pertenecientes a este género. El nombre de la especie proviene del latín lasus latruncularium, que hace referencia a los puntos que presenta en forma de tablero de ajedrez en los laterales de su cuerpo.

Primera importación: Su primera importación fue en Alemania en 1987 por W. Staeck

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Geophaginae.
• Tribu: Crenicaratini.

Biotopo:
Amazónico, habitan en ríos de densa vegetación y sustrato arenoso.

Distribución:
En la región fronteriza entre Brasil y Bolivia en el margen de los Ríos Mamoré y Guaporé, y en la parte oeste del estado de Mato Grosso.

Forma:
Cuerpo comprimido lateralmente, de aspecto robusto y con la aleta caudal redondeada. Tiene forma ovoide, de modo que desde la cabeza se va aumentando su altura por arriba y abajo en forma arco, por lo que luego, de la misma forma disminuye su volumen hasta llegar a la parte del cuerpo que contacta con la aleta caudal.

Coloración:
El color base de este pez es marrón amarillento y poseen dos bandas laterales discontinuas en forma de puntos, lo que hace referencia a su nombre común (Cíclido ajedrez), ya que los puntos citados tienen forma de tablero de ajedrez. Poseen tonos azulados y rojos por todas las aletas, a veces también anaranjados, excepto en la caudal, donde solo posee tonos azulados. En la cabeza posee de 3 a 5 líneas de un color azul claro muy brillante. Las líneas del opérculo están más marcadas en los machos que en las hembras, y en estas, en época de reproducción, las líneas laterales discontinuas que posee este pez, se unen formando líneas continuas.

Nota: El C. latruncularium puede ser confundido con C. punctulata ya que son muy similares. Se pueden distinguir entre ellos por:
– El número de espinas en la aleta dorsal: C. punctulata posee 16 o 17, y el C. latruncularium posee 15.
– La coloración en la cabeza y el vientre: C. punctulata posee una coloración grisácea con reflejos dorados y plateados, y C. latruncularium tiene un color más marrón y en la cabeza tiene 3 o 4 líneas de un color azul claro muy brillante.
– Patrón del opérculo: Es más irregular en el C. latruncularium.

Tamaño:
16 cm máximo.

Diferencias sexuales:
Las hembras poseen las líneas de opérculo más marcadas que los machos.

Temperatura:
Entre 24 y 28ºC.

Agua:
Este pez no es muy exigente en cuanto a los parámetros del agua, pero lo ideal es mantenerlo, con un pH en torno a 6.5, y una dGH menor de 10º.

Acuario:
Acuario a partir de 120 litros con abundantes plantas y muchos refugios para esconderse y hacer las puestas, para lo que utilizaremos raíces y rocas. Esta especie posee el particular comportamiento de gustarle masticar la arena, por lo que debemos mantenerlo en un sustrato de granulometría pequeña.

Alimentación:
Necesita una dieta variada en la que debemos incluir escamas, gránulos y comida congelada. También acepta la comida viva como la artemia, pero no es necesaria.

Comportamiento:
No está dentro de los cíclidos agresivos a pesar de su tamaño, sino que es de agresividad más bien baja, pues además puede ser bastante tímido hasta lograr acostumbrarse al acuario, aunque como todos los cíclidos, se muestra territorial en época de reproducción. No se debe mantener con cíclidos de mayor carácter ni tamaño como es el caso del Thorichtchys meeki, sino con otros cíclidos de menor carácter como su congénere el C. punctulata.

Reproducción:
Estos peces son polígamos e incubadores sobre sustrato abierto. En época de reproducción, las dos líneas discontinuas de cada costado se unen formando dos líneas continuas en las hembras. La hembra se encarga de cuidar la puestas y una vez que eclosionan los huevos, la hembra hace hoyos en el sustrato y traslada a los alevines allí; prosigue cuidándolos sin dejar acercarse al macho. Las características óptimas que debe tener el agua para la reproducción de este pez son una temperatura de 24ºC, un pH de 6.5 y una dGH menor a 5º.

Anuncios: