Corydoras tukano

Corydoras tukano

Nombre común: Hasta su reclasificación y descripción como Corydoras tukano en el año 2003, (Neotropical Ichthyology, 1(2):83-91, 2003; Sociedade Brasileira de Ictiologia; Departamento de Vertebrados, Museu Nacional da Universidade Federal do Rio de Janeiro), esta especie se denominaba de varias formas: Corydoras cf. reynoldsi, Corydoras sp. “Asher”, Corydoras aff. reynoldsi o con un número “C” (equivalente a los L-number de los loricáridos) que se otorga a las especies no descritas. En este caso es el C064. A fecha de hoy –2005– hay más de 120 especies de Corydoras no descritas y nombradas con un “C-number”.

Las primeras noticias de esta especie aparecen en 1997, cuando se publican unas fotografías de ella en la revista japonesa “Aquamagazine”, y se reciben al mismo tiempo las primeras importaciones en el Reino Unido y Alemania, bajo el nombre de Corydoras sp. reynoldsi “Asher”, en referencia a Asher Benzaken, conocido exportador de calíctidos y otros peces gato desde el puerto brasileño de Manaos.

Dos de los principales expertos en el Reino Unido (Ian Fuller) y Alemania (Hans-Georg Evers), coincidieron en señalar ante la llegada de los primeros ejemplares que la que se había venido denominando Corydoras sp. cf. reynoldsi o Corydoras sp. reynoldsi ‘Asher’ es en realidad la auténtica C. reynoldsi que fue descrita por Stanley Weitzman en 1960, cosa que confirmó el propio Weitzman. Sin embargo, otro conocido especialista británico, Jim Makin, que había conseguido criar ejemplares descendientes de los traidos por Weitzman en los años 80 aportó el dato de que los machos no tenían el largo radio de la aleta dorsal que se veía en las nuevas importaciones de “Asher”. Cuando se consigue criarlas se aprecia otra diferencia: los huevos son mucho mayores que en C. reynoldsi (2,2-2,5 mm de diámetro) y no son dispuestos en grupos como en dicha especie, sino desperdigados de uno en uno. Eso, junto con las diferencias señaladas en el patrón de coloración, llevaron a los brasileños Britto y Lima a calificarla como una nueva especie.

En textos sajones se refieren a esta especie como “Asher Cory”, o “Bumblebee Cory”.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Callichthyidae. (Calíctidos).
• Subfamilia: Corydoradinae.

Biotopo:
Amazónico, en aguas de fondos arenosos.

Distribución:
Río Tiquié, un afluente del río Uapés, en la cuenca alta del río Negro (Brasil).

Forma:
Típica de los Corydoras, llamado la atención el largo radio de la aleta dorsal en los machos, no habitual en otros peces del mismo género. . Cuerpo grueso, con mayor volumen hacia la parte delantera, con espalda arqueada. No tiene escamas, sino escudos óseos superpuestos. Los ejemplares sanos muestran dos pares de barbilones largos y sin cortes en la mandíbula superior.

Coloración:
Cuerpo beige claro, casi blanco, con tres grandes manchas oscuras. De ellas, la primera atraviesa verticalmente el ojo a modo de máscara, la segunda en el tronco empezando en el punto de inserción de la aleta dorsal y la tercera al nivel de la aleta adiposa. Las aletas son del mismo color que el cuerpo.

Este nuevo taxon se distingue de las especies en las que antes se incluía (C. reynoldsi) y de la cercana C. weitzmani, por el patrón de coloración; de la primera por la presencia de manchas sobre el tronco. y de C. weitzmani por la presencia de una mancha oscura en las placas dorsolaterales (a modo de “silla de montar”) entre las aletas dorsal y adiposa, la extensión vertical de la segunda mancha entre la base de la aleta adiposa y la aleta anal y por la presencia de cuatro bandas verticales en la aleta caudal. En C. reynoldsi las manchas son mucho más difusas que en C. tukano.

Tamaño:
Los machos 4,5 cm y las hembras 5,0 cm.

Diferencias sexuales:
Las hembras maduras son ligeramente más voluminosas y alcanzan mayor tamaño. Una diferencia importante es que los machos presentan una aleta dorsal (especialmente el primer radio) más larga; un dimorfismo sexual que no se da en Corydoras reynoldsi.

Temperatura:
22º a 26º C.

Agua:
Agua blanda. pH entre 6.0 y 7.0. GH entre 1ºd y 12ºd.

Acuario:
Recipientes con abundante vegetación y fondos arenosos o de grava suave.

Alimentación:
Omnívoro. Admite alimentos comerciales en forma de pastillas para peces de fondo, larvas de mosquito, escamas, gránulos que lleguen al fondo, artemia, etc.

Comportamiento:
Como todos los Corydoras, necesita vivir en grupos formados por, al menos, seis individuos. Pez pacífico compatible con otros peces amazónicos.

Reproducción:
Apenas se ha reproducido en unas cuantas ocasiones, quizá porque tampoco se ha intentado excesivamente. Cambios de agua del 40% con agua más fresca, de modo que la temperatura baje ligeramente (hasta los 20ºC), y que vuelva a recuperar poco a poco la temperatura original (24-25ºC) se han mostrado eficaces para favorecer las puestas. Los cambios de agua frecuentes y una buena dieta son los mejores incentivos para obtener desoves de esta especie. Un aumento en la oxigenación del agua también ayuda a provocar una puesta.

Todas las experiencias de puesta documentadas se han conseguido con agua muy blanda (1ºdGH) y pH ácido (6.5), a una temperatura moderada de 24º-25ºC.

Como otros Corydoras, desova en grupo, siendo ideal una proporción de tres machos por cada hembra. La puesta se produce entre una hembra y dos o tres machos con las clásicas posturas en “T”. Excepcionalmente se puede producir en pareja (una hembra con un solo macho), pero no es lo habitual.

La hembra deposita cada vez un solo huevo entre sus aletas pélvicas, que son fecundados por un macho en la postura en “T”. Los huevos, blancos de 2,2 a 2,5 mm de diámetro, son muy adhesivos y son adheridos debajo de las hojas o en las paredes del acuario aislados, y no en grupos como en la mayoría de las especies del género. Las puestas no son muy numerosas, constando de entre 30 y 40 huevos, aunque experiencias publicadas (Allan James, 2000) señalan que pueden ser aún menos numerosas: habla de dos puestas sucesivas de 11 y 5 huevos, aunque puede ser que los progenitores u otros peces del acuario se comieran algunos o que se tratara de peces inmaduros.

La eclosión se produce a las 40 horas de la puesta (a 25ºC) y las larvas tardan 3 días más en absorver el saco vitelino. Los pequeños pueden ser alimentados a partir de ese momento con comida en polvbo para alevines ovíparos y microgusanos, y después con nauplios de artemia recién eclosionados.