Corydoras simulatus

Corydoras simulatus

Nombre común: No tiene ninguno en español, a menos que se use “Corydoras simulador”, pero como es habitual con todas las especies de Corydoras, se usa el nombre científico de forma preferente. En alemán puede aparecer como “Schlichter Schwarzrücken-Panzerwels”.

Sinónimos en desuso: Ninguno, Corydoras simulatus es la combinación original con la que la especie fue descrita.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Callichthyidae. (Calíctidos).
• Subfamilia: Corydoradinae.

• Nota sobre identificación de esta especie: Es una especie que se importa raramente con su nombre, pues en la naturaleza vive “infiltrada” entre bancos de Corydoras metae y suele aparecer a la venta junto con estas, como contaminante, aunque cada vez se la empieza a buscar más por su propio valor como especie rara. El patrón de coloración es el mismo que el de Corydoras metae, pero se diferencia de ella en un mayor tamaño y en la forma, más alargada en Corydoras simulatus, con nariz más elongada, además de por la presencia de un tercer par rictal de barbillones, que es difícil de apreciar a simple vista. Es más fácil confundirla con otras especies “long-nose” que con C. metae.

Entre las especies de Corydoras de nariz alargada (“long-nose”) que han aparecido en los últimos años en la afición acuariófila, hay algunas que presentan cierta confusión con C. simulatus. La primera de ellas es Corydoras amapaensis, esta especie tiene un patrón de color muy variable, lo que hace que sea confundida con muchas otras, especialmente si se desconoce la procedencia de los ejemplares. Otra que presenta un patrón muy similar es Corydoras septentrionalis, que además coincide con C. amapaensis y C. simulatus en poseer un par de barbillones más (3) que otras especies del género. Existe otra especie que también posee ese par adicional de barbillones, Corydoras geoffroy, y por esta razón, algunos estudiosos sugieren que junto con las mencionadas C. simulatus, C. amapaensis y C. septentrionalis podrían constituir un género nuevo aparte de Corydoras.

Las barras de la aleta caudal son las que constituyen la mayor diferencia visual entre Corydoras septentrionalis y Corydoras amapaensis. C. septentrionalis presenta entre 6 y 8 bandas verticales oscuras sobre la caudal, mientras que la aleta de C. amapaensis se presenta blanca, sin banda alguna. Tampoco tiene bandas la aleta caudal de C. simulatus, al menos no muy marcadas en los ejemplares adultos (sí en los juveniles) pero esta especie cuenta con una zona oscura a modo de banda a lo largo del lomo a imitación de Corydoras metae. Otras especies de nariz alargada con las que puede haber confusiones son Corydoras solox y Corydoras treitlii, que tampoco tienen la aleta caudal rayada.

Biotopo:
Ríos y pozas de fondo fangoso. En libertad comparte hábitat con Corydoras metae.

Distribución:
Sudamérica. Curso superior del río Meta, en Colombia, así como algunos de sus afluentes en la Cuenca del Orinoco, como los ríos Ocoá y Manacacías.

Forma:
Típica de los Corydoras, pero con una particular nariz alargada de formas angulosas. Cuerpo grueso, con mayor volumen hacia la parte delantera, con espalda arqueada. No tiene escamas, sino escudos óseos superpuestos.

Esta especie dispone de tres pares de barbillones en la mandíbula superior, uno más que lo habitual en el género Corydoras, siendo el tercero más pequeño que los dos habituales. Este tercer par extra de barbillones es más pequeño que los otros y está situado justo debajo del par más largo, por lo que puede ser difícil de apreciar sin una observación cercana y detenida. Esta particularidad se da, que se sepa, en cuatro especies: Corydoras simulatus, Corydoras septentrionalis, Corydoras amapaensis y Corydoras geoffroy, y se ha sugerido que por esta razón las cuatro podrían constituir un nuevo género distinto a Corydoras. Algunas fuentes señalan que C. simulatus no dispone del tercer par rictal de barbillones, pero se debe a una confusión con C. metae, especie a la que imita C. simulatus y que habita las mismas aguas en el río Meta.

Coloración:
Imita la coloración de Corydoras metae. Fondo blanco-beige, que se oscurece hacia tonos ocres en los ejemplares de más edad, con una línea interrumpida que parte de la base de la caudal y cruza en diagonal hacia la aleta dorsal, cuyas cuatro quintas partes son igualmente negras. Presenta otra banda vertical que le cruza a la altura del ojo, a modo de antifaz.

Tamaño:
Los machos 5,5 cm y las hembras 6,5 e incluso 7 cm.

Diferencias sexuales:
Las hembras maduras son más voluminosas y alcanzan mayor tamaño.

Temperatura:
20ºC a 26ºC.

Agua:
Blanda o semiblanda. pH entre 6.0 y 7.5. GH entre 2ºd y 12ºd. Prefiere aguas claras y limpias con algo de corriente.

Acuario:
Recipientes con abundante vegetación y fondos arenosos o de grava suave, con algunas plantas. Si se quiere reproducir su curioso comportamiento mimético, se puede mantener en un acuario grande un grupo de 5-6 Corydoras simulatus junto a un grupo mayor (10-15 ejemplares), de Corydoras metae.

Alimentación:
Omnívoro. Admite alimentos comerciales en forma de pastillas para peces de fondo, larvas de mosquito, escamas, gránulos que lleguen al fondo, artemia, etc. Es necesario darles una alimentación variada.
Comportamiento:
Como todos los Corydoras, necesita vivir en grupos formados por, al menos, seis individuos. Es un pez pacífico compatible con otros peces amazónicos.

Reproducción:
Apenas hay casos de su cría en cautividad, pero quizá sea sobre todo porque no está excesivamente extendida en el comerio.

Como otros Corydoras desova en grupo, siendo ideal una proporción de tres machos por cada hembra. La puesta se produce entre una hembra y dos o tres machos con las clásicas posturas en “T”. Excepcionalmente se puede producir en pareja (una hembra con un solo macho), pero no es lo habitual.

Los machos pueden reproducirse cuando miden unos 4,5 cm y las hembras alrededor de 6 cm. El acuario de cría debe de tener cierta corriente, proporcionada por una bomba bien protegida para que no pueda absorber huevos o alevines o por el retorno del filtro.

Las puestas se producen por norma general tras un cambio de agua del 60% dejando que con él la temperatura caiga a 19-20ºC para despues subir progresivamente a 24ºC. El pH debe de estar por debajo de 7.0 y la dureza muy baja (menos de 4ºdGH), con una conductividad no superior a 100 µS.

La hembra deposita cada vez 2-4 huevos entre sus aletas pélvicas, que son fecundados por un macho en la postura en “T”. Normalmente esta especie deposita los huevos por la noche o al amanecer, con las primeras luces. Los huevos son muy pequeños, de un diámetro no superior a 1 mm. La puesta consiste en unos 60-80 huevos por hembra, que son depositados en paredes, objetos duros y plantas.

Los alevines pueden ser alimentados pronto con microgusanos y nauplios de artemia salina recién eclosionada. Su tasa de crecimiento es más rápida que en la mayoría de las especies de Corydoras.

Una curiosidad es que mientras los ejemplares adultos pueden distinguirse de otras especies por la ausencia de barras en la aleta caudal, los alevines si cuentan con 6-7 barras verticales muy evidentes. Con 40 días, además de este barrado presentan una mancha en el centro del cuerpo que ocupa toda su longitud salvo la cabeza y la aleta dorsal ya es completamente negra. Tardan unos 90 días en mostrar una coloración similar a la de los adultos.