Corydoras robineae

Corydoras robineae

Nombre común: Ninguno en español. En inglés se suelen referir a esta especie como “Mrs Schwartz’s Cory” o “Flag tail Cory”. En alemán “Flaghale Pansermalle”. (El nombre correcto no es “coridora”, sino “Corydoras”, palabra de género masculino).

• Etimología: robineae en honor de la señora Robine Schwartz. En muchas fuentes aparece con un error de transcripción como Corydoras robinae.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Callichthyidae. (Calíctidos).
• Subfamilia: Corydoradinae.

Biotopo:
Amazónico, en ríos de aguas negras y fondos arenosos.

Distribución:
Sudamérica, Brasil: Río Aiuana, afluente del río Negro, cuenca del Amazonas.

Forma:
Típica de los Corydoras. Los ejemplares sanos muestran unos barbillones largos y sin cortes.

Coloración:
Color de fondo blanquecino, con manchas de color marrón oscuro formando cuatro franjas longitudinales, que llegan hasta el final de la aleta caudal (rasgo característico y hasta ahora único dentro del género). Se pueden aprecian brillos dorados sobre la cara rodeando a los ojos.

Tamaño:
Los machos hasta 6,5 cm y las hembras 7 cm.

Diferencias sexuales:
Las hembras maduras son más voluminosas y alcanzan mayor tamaño.

Temperatura:
21º – 26ºC

Agua:
pH entre 5.5 y 7.5. GH por debajo de 14ºd (Blanda a semidura).

Acuario:
Recipientes con abundante vegetación y fondos arenosos o de grava suave.

Alimentación:
Omnívoro. Admite alimentos comerciales en forma de pastillas para peces de fondo. Necesitan alimentación variada y agradecen especialmente la adición de presas vivas (lombrices, gusanos, larvas de mosquito) o congeladas de buena calidad.

Comportamiento:
Pez pacífico compatible con otros peces amazónicos. Como todos los Corydoras, necesita vivir en grupos formados por, al menos, seis individuos. Ideal para un acuario comunitario como complemento de fondo.

Esperanza de vida:
Es un pez bastante longevo, que puede alcanzar 8 – 13 años de edad.

Reproducción:
Hasta hace muy poco Corydoras robineae era una de esas especies de Corydoras que, pese a intentarse todos los métodos de estimulación del desove habituales, se negaba a reproducirse en cautividad. Recientemente se han obtenido algunos éxitos con esta especie bajando bastante la temperatura y usando agua más dura de lo normal en Corydoras. Se debe de mantener un grupo con un número de machos no muy superior al de las hembras (en una relación 3 a 1 ó bien 2 a 1) e incluso en parejas. El acondicionamiento de los reproductores debe de hacerse con comida viva.

Una vez que se observa a las hembras preparadas para el desove se debe situar la temperatura del agua a 23ºC y mantenerla en ese rango varios días, para después, con un cambio de agua más fresca de gran volumen, bajarla hasta 16ºC. Se puede dejar que la temperatura suba ligeramente después del cambio de agua, pero no desovarán por encima de los 22ºC, así que no hay que superar ese margen y es preferible, para asegurar, mantenerla entre 18ºC y 20ºC. El agua con la que se ha tenido éxito es mucho más dura de lo habitual en el género Corydoras y de lo que su hábitat natural (en la cuenca del río Negro, de aguas negras) podría hacer suponer (sobre 11ºdGH) y el pH neutro o muy ligeramente por encima de 7.0. El desove ocurre por la noche (algo inhabitual entre los Corydoras, que suelen elegir las últimas horas de la tarde para las puestas) y no parece haber sido observado nunca. Los huevos son depositados exclusivamente sobre los vidrios o superficies sólidas, no bajo plantas o entre mopas.

Una vez observado el desove la temperatura debe situarse entre 24ºC y 25ºC. La eclosión de los huevos tiene lugar a las temperaturas citadas después de 4-5 días. La alimentación de los alevines, una vez asimilado el saco vitelino, debe de ser de microgusanos y poco a poco comida de mayor tamaño. Los alevines se desarrollan rápido con la comida adecuada.

Anuncios: