Corydoras melanotaenia

Corydoras melanotaenia

Nombre común: Ninguno en español. En inglés “Green gold catfish”, “Green-Gold Corydoras”, “Elongate Bronze Cory” o “The Olive Cory” y en alemán “Gelbflossen-Panzerwels”. Corydoras melanotaenia .

Etimología: Del latín melan (“verde”) y taenia (“negro”).

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Callichthyidae. (Calíctidos).
• Subfamilia: Corydoradinae.

Biotopo:
Amazónico, aguas negras de fondos arenosos.

Distribución:
Sudamérica, Colombia: Río Manacacías, afluente del río Meta, y en los ríos Ocora, Guatiquia y Negro, al oeste de Puerto López.

Forma:
Típica de los Corydoras. Cuerpo grueso, con mayor volumen hacia la parte delantera, con espalda arqueada. No tiene escamas, sino escudos óseos superpuestos. Los ejemplares sanos muestran dos pares de barbillones largos y sin cortes en la mandíbula superior.

Coloración:
Cabeza y lomo de color negro-verdoso que se torna de color blanquecino en la parte baja del cuerpo. Aletas pectorales, dorsal y caudal de tono amarillento.

De parecida coloración a Corydoras aeneus, se distingue de C. melanotaenia por la forma del cuerpo, ya que este es más corto y redondeado en C. aeneus. La coloración general de C. melanotaenia es más anaranjada y el contraste con la mancha oscura más marcado.

Tamaño:
Los machos 6,5 cm y las hembras 7 cm.

Diferencias sexuales:
Las hembras maduras son más voluminosas y alcanzan mayor tamaño.

Temperatura:
De 22ºC a 26ºC.

Agua:
pH entre 6.0 y 7.2. GH por debajo de 15ºd (Blanda a semiblanda).

Acuario:
Recipientes con abundante vegetación y fondo arenoso o de grava suave.

Alimentación:
Omnívoro. Admite alimentos comerciales desde pastillas para peces de fondo así como comida congelada (larva roja, artemia, daphnia, etc.) o cualquier alimento liofilizado que llegue hasta el fondo. Consume lo que han dejado los otros peces, pero en ningún caso come excrementos o materia en putrefacción.

Comportamiento:
Pez pacífico compatible con otros peces amazónicos. Como todos los Corydoras necesita vivir en grupos formados por, al menos, seis individuos. En su medio natural forman bancos de cientos o miles de individuos, bancos numerosos que constituyen su principal mecanismo de defensa frente a sus múltiples depredadores. Como ocurre con otras especies la protección está en el grupo. Estos peces son extremadamente gregarios y se sienten estresados si se mantienen pocos ejemplares.

Reproducción:
Especie difícil de reproducir en acuario. Para criar a estos Corydoras es preferible situarlas en un acuario específico para este fin, sin otros peces aparte de un grupo de 6-10 C. melanotaenia. La temperatura debería ser de 25ºC y el pH entorno a 6.5. Se han de disponer plantas y escondites, y puede ser muy útil el musgo de Java (Vesicularia dubyana). Se debe de alimentar a los reproductores con comida variada y de calidad, especialmente alimento vivo si es posible, por espacio de al menos un mes. Cuando estén preparados se hace un cambio de agua de mayor volumen de lo normal (40-50%), con agua más fresca (15-16ºC) controlando que aparte de la temperatura no cambién otros parámetros. Si todo está bien y los peces se encuentran agusto, la puesta se puede dar en los 3 días siguientes, cuando la temperatura haya vuelto a situarse por encima de 22ºC.

La puesta tiene lugar con la postura en “T” tradicional en el género, participando varios machos por cada hembra. Los huevos son de color amarillento traslúcido y miden más o menos 1,5 mm. La hembra los adhiere a distintas superficies en el acuario, pero al contrario de otras especies que suelen diseminarlos mucho, esta especie tiene costumbre de agrupar una gran cantidad de huevos en el mismo lugar, e incluso deposita unos sobre otros (algo poco usual entre los Corydoras), lo que da como resultado acumulaciones de hasta 150 huevos en el mismo sitio, pegados unos a otros. También pueden aparecer huevos dispersos en el musgo de Java o bajo las plantas.

La concentración de huevos hace que sean sensibles a hongos, ya que si alguno no es fértil, los extiende a los demás, por lo que hay que mantener alta higiene en el acuario a base de cambios de agua y se puede usar una pequeña cantidad de azul de metileno. Es preferible retirar a los padres del tanque porque tienen tendencia a comerse los alevines una vez se produce la eclosión. También pueden comerse los huevos, aunque esto es menos frecuente.

Los huevos eclosionan en 4 días (90-95 horas a 24-25ºC) y en un par de días pueden ser alimentados con comida en polvo, microgusanos y más tarde con nauplios de artemia recién eclosionados y comida normal para adultos finamente desmenuzada. Con 10 días de vida son capaces de alimentarse también de gusanos Grindal. A los 15 días de vida empiezan a tomar una coloración similar a la de los adultos, pero con las aletas incoloras.