Corydoras caudimaculatus (Corydora de cola manchada)

Corydoras caudimaculatus (Corydora de cola manchada)

Nombre común: Corydora de cola manchada. En inglés se usa “Tailspot Cory”. Corydoras caudimaculatus.

El nombre caudimaculatus viene del latín y quiere decir “con mancha en el pedúnculo caudal”.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Callichthyidae. (Calíctidos).
• Subfamilia: Corydoradinae.

Biotopo:
Amazónico, en aguas de fondos arenosos.

Distribución:
Sudamérica (Brasil): cuenca del río Guaporé, en el Estado de Rondonia.

Forma:
Típica de los Corydoras: Boca ínfera, parte ventral del cuerpo aplastada y parte dorsal bombeada; la aleta adiposa, característica de esta familia se encuentra detrás de la aleta dorsal. Las aletas pectorales, cuyos primeros radios están transformados en una gran espina, desempeñan un papel importante en la reproducción. En lugar de escamas cuentan con placas óseas que se solapan como si fueran tejas que les cubren los flancos, la cabeza y la espalda; todas las especies cuentan con un par de barbas en la mandíbula inferior, los ojos son grandes y móviles. Los ejemplares sanos muestran unos barbillones largos y sin cortes.

La forma es más robusta y elevada que en las especies relacionadas Corydoras similis y Corydoras guapore.

Coloración:
Su librea es de color ocre claro, con el vientre blancuzco. El cuerpo está manchado irregularmente de puntos gris oscuro o parduzco. La mancha anterior a la aleta caudal es muy visible y su color varía de un azul profundo a negro según la incidencia de luz. Las aletas son del mismo color del cuerpo o ligeramente más claras, y tanto la dorsal como la caudal están claramente cubiertas de puntos. En la caudal estos puntos se presentan formando barras verticales, rasgo que diferencia a esta especie de C. similis, en la que dicha aleta es transparente, siendo únicamente los radios de un gris violáceo más oscuro.

Hay más especies pertenecientes al grupo de los Corydoras que tienen manchas en la aleta caudal:
• Corydoras similis, similar como su nombre indica, pero en esta especie la mancha sobre el pedúculo caudal está difuminada, siendo mucho más nítida y oscura en Corydoras caudimaculatus.. La aleta caudal se presenta barrada en C. caudimaculatus mientras que es prácticamente transparente en C. similis.
• Corydoras eurostigma, muy semejante a C. similis pero diferenciable por su nariz alargada y presentar menor número de puntos sobre el cuerpo.
• Corydoras guapore, pequeña especie –no sobrepasa los 4 cm– con “forma de huevo”, se distingue por nadar más frecuentemente en la parte media del acuario.
• Otra especie que mantiene un patrón de coloración similar es la no descrita –por el momento– y conocida como C66 o, en algunas fuentes como Corydoras sp. cf. similis. Esta especie procede del sistema del río Branco, en Rondonia. La única diferencia a simple vista con C. similis es que su color de fondo es de un tono ocre amarillento y la mancha sobre el pedúnculo caudal algo más oscura y definida, lo que la hace más similar a C. caudimaculatus.

Tamaño:
De 4,5 a 6 cm.

Diferencias sexuales:
No muy aparentes. Las hembras maduras son algo más voluminosas y alcanzan mayor tamaño. Las aletas dorsal y pélvicas son más afiladas en los machos y más redondeadas en las hembras.

Temperatura:
Una de las especies de Corydoras que gustan de temperaturas altas. De 24º a 27ºC.

Agua:
Blanda o semiblanda. pH entre 6.0 y 7.5. GH entre 2ºd y 10ºd. Son más sensibles a los parámetros del agua y a la contaminación del agua que otras especies del género, por lo que hay que procurar mantener los niveles de NO3 tan bajos como sea posible y cambiar el agua de forma frecuente. No toleran la sal ni la presencia de Cu en el agua.

Acuario:
Recipientes con abundante vegetación y fondos arenosos o de grava suave.

Alimentación:
Alimentación en el fondo. Omnívoro. Admite alimentos comerciales en forma de pastillas para peces de fondo, alimento vivo como larva de mosquito y daphnia, o congelado como larva roja es fácilmente suministrada y parece hacer incidencia sobre todo en el crecimiento de subadultos muy satisfactoriamente. Consume lo que han dejado los otros peces, pero en ningún caso come excrementos o materia en putrefacción como algunos creen.

Comportamiento:
Pez pacífico compatible con otros peces amazónicos. Como todos los Corydoras, necesita vivir en grupos formados por, al menos, seis individuos. En su medio natural forman bancos de cientos o miles de individuos, bancos numerosos que constituyen su principal mecanismo de defensa frente a sus múltiples depredadores. Como ocurre con otras especies la protección está en el grupo. Estos peces son extremadamente gregarios y se sienten estresados si se mantienen pocos ejemplares.

Los ejemplares juveniles son nadadores muy activos, siempre nadando incansables en busca de comida, rastreando el fondo; sin embargo, los ejemplares adultos son mucho menos inquietos y a menudo descansan quietos sobre el sustrato, en una esquina del acuario.

Reproducción:
Difícil de conseguir y de hecho obtenida en contadas ocasiones en cautividad. En principio una proporción de 2 machos por hembra sería suficiente para que se dieran acontecimientos de cría, para ello las características del agua deberían ser de un pH en torno a 6.0-6.5, GH de 6ºd o inferior y una temperatura de 26ºC aproximadamente, favorecida por cambios de agua frecuente con agua más fresca. Algunas plantas de hoja grande o en forma de abanico, troncos y piedras grandes y lisas serían buen “mobiliario” para el tanque ya que ofrecerían posibilidades tanto de escondrijos como de sitios donde descansar.

El apareamiento será realizado en la típica posición en forma de “T”, donde la hembra coloca su hocico justo detrás de la aleta pectoral del macho, el cual sujeta a la hembra por sus barbillones. Una vez terminado el “apretón”, ambos progenitores parecerán temblar durante unos segundos, durante este tiempo la hembra pondrá uno o dos huevos en la bolsa formada por sus aletas ventrales. Tras ello se separará del macho y continuará la puesta una vez encuentre un lugar conveniente para depositar sus huevos.

El número total de huevos es alto en comparación con otras especies del género, pudiendo llegar al centenar, que serán puestos bajo las hojas de las plantas y también sobre las paredes laterales del tanque y el cristal fronta, a varios niveles de altura. El tamaño de cada huevo es grande, de unos 2 mm de diámetro. El uso de turba y agua muy limpia sirve para proteger a los huevos del ataque de hongos si nos decidimos por incubarlos en un tanque aparte, sacándolos con leve presión del dedo (son adhesivos) o con ayuda de una cuchilla. El tiempo de eclosión es de 4-5 días, dependiendo de la temperatura.

Tres días después de la eclosión las larvas absorven el saco vitelino y ya serán de natación libre y se pueden alimentar con comida en polvo. Esto se alternará con pequeñas dosis de nauplios de artemia y microgusanos.