Cichla intermedia (Tucunaré encinchado)

Cichla intermedia (Tucunaré encinchado)

Nombre común: Pavón real y Tucunaré encinchado, Pavón negro-rayado en Venezuela y Colombia, Tucunaré Royal en Brasil y Blackstriped Peacock Bass en inglés. Cichla intermedia.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlinae.
• Tribu: Cichlini.

Biotopo:
A diferencia de sus congéneres los pescadores suelen encontrar a esta especie en zonas de aguas rápidas y que a su vez cuenten con rocas donde permanecen ocultos para capturar a sus presas.

Distribución:
Se encuentra en el río Orinoco (Colombia y Venezuela), además en Venezuela habita los ríos Caura, Cinaruco, en los rápidos del Serrapio, en el Casiquiare y Parguaza. En Brasil se les encuentra en el alto río Negro.

Forma:
De cuerpo alargado comprimiéndose en forma progresiva hacia el origen de la aleta dorsal.

Revestido de grandes y gruesas escamas, la cabeza es pequeña en relación a su cuerpo, sin embargo posee una gran boca protráctil con gruesos labios.

La aleta caudal es truncada y con su portentoso pendúnculo caudal le permite moverse a una velocidad de vértigo (con la cual sorprende y captura a sus víctimas).

La característica más distintiva de todo el género Cichla es la profunda muesca en la aleta dorsal que separa a la sección de radios duros de la de radios blandos. Las espinas van incrementando su longitud hasta llegar a la quinta, a partir de la cual hay un descenso gradual, y la parte de radios blandos sigue el mismo patrón.

El género incluye además las especies Cichla monoculus, C. orinocensis, C. ocellaris, y Cichla temensis, siendo cinco las descritas científicamente, pero se cree que el número de especies es en realidad de una quincena.

El Cichla monoculus es el más similar en coloración al C. ocellaris, aunque para algunos autores carece de la brillantez de colores del “Tucunaré”, muchos otros piensan que a menudo se confunden ambas especies. Hay un verdadero debate sobre si el que se conoce como “Tucunaré” no es en realidad este pez y no Cichla ocellaris. Cichla monocolus presenta un solo ocelo en la aleta caudal; en él las barras son más grises que negras y nunca se presentan en forma de nuevos ocelos. Se abre el interrogante de si existen híbridos naturales entre ambas especies y de ahí la presencia de formas intermedias.

El Cichla intermedia, comunmente conocido como “Tucunaré royal o encinchado”: su coloración es similar a la del “Tucunaré” original, con la diferencia que en vez de manchas circulares presenta una línea oscura que corre lateralmente a lo largo de su cuerpo dorado o verde oliva, la cual es atravesada verticalmente por una serie de 7-10 barras irregulares oscuras a ambos lados de su cuerpo. La joroba de los machos es más visible en esta especie que en las otras.

El Cichla temensis usualmente conocido como “Tucunaré rayado o moteado” generalmente es el más oscuro, posee tres barras verticales negras, así como filas de manchas amarillas blancas o pálidas y líneas rotas corriendo horizontalmente a lo largo cuerpo.

Coloración:
En la mitad horizontal superior, generalmente el tono en esta zona es verde oliva a gris oscuro verdoso, la mitad inferior es amarilla intensa a naranja, destacando la banda lateral oblicua cuyo grosor es mayor en la zona anterior del cuerpo, y que se va afinando a medida que se aproxima al pedúnculo caudal. Esta banda horizontal oblicua se muestra discontinua en ejemplares adultos, en cambio se puede apreciar totalmente en ejemplares jóvenes (Machado-Allison, 1971).

A dicha banda le atraviesan las ya mencionadas 7 a 10 barras verticales irregulares y no siempre todas visibles.

En la aleta caudal posee uno o dos ocelos ubicados en la mitad superior de la misma. El que está por debajo es de mayor tamaño y siempre está visible, ambos son negros rodeados de un círculo blanco y están en ligero contacto entre sí.

Las aletas ventrales y la anal son de un naranja intenso.
El iris es rojo.

Tamaño:
En torno a 55 cm, y pueden superar los 3 kg de peso.

Diferencias sexuales:
Los machos adultos van desarrollando una joroba en su cabeza, que indica su estado de celo y se especula que la usa como ariete en la batallas con otros rivales del mismo sexo.

Temperatura:
24º-27ºC.

Agua:
Blanda y ligeramente ácida. pH 6.0 a 6.5. GH 2ºd-8ºd.

Acuario:
Como se puede deducir por el tamaño del Tucunaré, se necesitan acuarios enormes (habría que hablar de miles de litros) dedicados en exclusiva a esta especie, por lo que sólo es un pez para grandes acuarios públicos. A ello se suma que es un pez que gusta de vivir en grupos numerosos. Un aficionado sólo puede mantener durante un tiempo limitado algunos alevines.

Alimentación:
Ictiógago. Jóvenes y adultos pueden ser alimentados con peces vivos o muertos. En la naturaleza depreda sobre multitud de especies de peces. Se alimentan sólo durante las horas del día y confían en su gran velocidad de nado para capturar el alimento.

Comportamiento:
Está en la cima de la cadena trófica, es un depredador sobre otro peces, gran cazador de nado rápido. Comedor insaciable.

Su línea lateral está muy desarrollada, lo que le permite captar hasta la más mínima vibración. Le es útil para localizar sus presas en las aguas turbias del Amazonas. Su sentido del olfato también está muy desarrollado.

Se están cultivando todas las especies del género Cichla tanto por su valor comercial (su carne blanda es muy apreciada), como también para controlar las poblaciones de Tilapias anteriormente introducidas en numerosos puntos de América.

Reproducción:
Frezador abierto, familia monoparental (monógamos). En la naturaleza se da durante todo el año, pero con especial incidencia al inicio de la temporada de lluvias. Las puestas se suelen suceder cada dos meses, ya que son puestas parciales o parceladas.

La hembra selecciona una orilla con una superficie plana que limpia previamente o bien excava uno o varios nidos en el fondo y deposita en ellos entre 4.000 y 15.000 huevos. Ambos padres cuidan de los huevos y de la prole por varios meses. El macho desarrolla una joroba en su frente durante este periodo.

Los huevos son adhesivos y no muy grandes, de un diámetro de 1,4 mm y tardan 78 horas en eclosionar a 28°C. Los padres cuidan de las crías durante al menos un mes. En ese primer mes de vida pueden alcanzar 5 cm de longitud.

Si los padres intuyen que los alevines corren riesgos, los tomarán en su boca.