Chromis viridis (Damisela verde)

Chromis viridis (Damisela verde)

Nombre común: Damisela o castañuela verde. En inglés blue green damselfish. Chromis viridis.

Familia: Pomacentridae.

Biótopo:
Arrecifes de coral, desde la superficie hasta los 10-12 metros de profundidad.

Distribución:
Desde el Mar Rojo hasta el Indo-Pacífico oriental, desde las Islas Ryukyu (Japón) al norte hasta Nueva Caledonia por el sur.

Forma:
Forma ovalada, con el cuerpo comprimido lateralmente.

Coloración:
Su coloración principal es verde claro con zonas azuladas con iridiscencias. Durante su fase de desarrollo varían bastante su coloración por lo que es común que una misma especie haya sido clasificada dentro de otra.

Tamaño:
Hasta los 8 cm.

Diferencias sexuales:
Diferenciar los sexos, además de sumamente complejo, sólo se hace posible en la observación de la posición jerárquica de los animales.

Temperatura:
Entre 23 y 28 ºC.

Agua:
En acuario de arrecife: Ph entre 8,1 y 8,3. Densidad entre 1024-1025. Nitratos por debajo de 5 ppm. Temperatura entre 24-26 ºC y resto de parámetros adecuados para el tipo de acuario.

En acuario de solo peces, al no ser tan criticos los parámetros, podemos bajar un poco la densidad, entre 1021-1024 y la temperatura puede oscilar entre 23 y 28ºC.

Acuario:
Aunque puede ser mantenida de forma individual en un acuario de 60-80 litros, siempre es preferible mantenerla en grupos, aunque debido a su territorialidad no conviene ofrecerles tanques inferiores a los 200 litros, y siempre con gran cantidad de escondrijos.

Alimentación:
Especie omnívora que se adapta perfectamente a una gran variedad de alimentos. En su hábitat se alimenta de plancton que recoge de zonas con fuertes corrientes. En cautividad podemos ofrecerles cualquier alimento comercial.

Comportamiento:
Especie jerarquica y territorial. Pueden mantenerse tanto en acuarios de los denominados sólo peces como en los de arrecife. En ambos casos se deberá proveer el acuario con gran cantidad de escondrijos, y si se puede, de ramas de coral, para que puedan esconderse al menor signo de peligro, como hacen en la naturaleza, resguardándose entre las ramas de coral, especialmente en las Acroporas.

En acuarios de solo peces se debe evitar ponerlas con peces depredadores.

Reproducción:
Se trata de una de las especies que más sencilla resulta criar en cautividad, aunque lo más complicado es sacar adelante a las larvas que requieren de abundante alimento vivo desde su más corta edad. El C. viridis realiza las puestas tanto entre las rocas como en agujeros excavados en el sustrato. El macho dominante se encarga de airear la puesta que defenderá violentamente.

Anuncios: