Cherax quadricarinatus (Langosta de pinzas rojas)

Cherax quadricarinatus (Langosta de pinzas rojas)

Nombre común: Langosta de pinzas rojas, “Langosta de tenazas rojas”, “Langosta australiana de agua dulce”. En inglés ”Redclaw crayfish”. Cherax quadricarinatus.

Sinónimos no válidos: Esta especie carece de sinónimos no válidos puesto que desde el año en que fue descrita no ha variado su nombre.

Clasificación:
• Clase: Crustacea.
• Orden: Decapoda.
• Suborden: Reptantia.
• Infraorden: Astacoidea.
• Familia: Parastacidae.

Biotopo:
Cherax quadricarinatus es un organismo bentónico que se pasea por los fondos de los ríos. En determinadas épocas del año, en su hábitat originario los cursos de agua donde vive se secan y muchos ejemplares se quedan hacinados en pozas esperando lluvias que vuelvan a otorgar su caudal al río.

Distribución:
Es originario del sur de Nueva Guinea y el Norte de Australia, aunque actualmente su distribución es mucho más amplia debido a su introducción en multitud de países al ser una especie propicia para la acuicultura.

Forma:
Típica de las langostas. Con cuerpo dividido en dos partes principales: cefalotórax y cola. El cefalotórax tiene en su parte anterior o cabeza las antenas, anténulas, ojos y piezas bucales. El tórax alberga en su parte inferior 5 pares de patas, de los cuales el primer par son dos quelas o pinzas grandes de función defensiva y ofensiva básicamente, el segundo y tercero son pequeñas pinzas que se utilizan para comer y rebuscar y los 2 últimos pares son patas normales que sirven de apoyo y para moverse. La cola o pleon está segmentada en diferentes partes, cada una con sus aletitas móviles o pleópodos y termina en su punta con el telson.

Coloración:
El color base del cuerpo es de azul claro a azul oscuro, dependiendo del animal y de su edad y además presenta una fina punteadura blanco-amarillenta por todo el cuerpo. En las dos pinzas grandes los machos presentan dos manchas rojas que le otorgan su nombre común. Además cada segmento del pleon presenta una pequeña marca que es igual en todos los segmentos y que con el tiempo adquiere un color rojizo.

Tamaño:
Alcanzan unos nada despreciables 20 cm. (Desde la punta de la cabeza hasta el final de la cola, antenas y pinzas no cuentan.) y más de un cuarto de kilo de peso, por lo que los ejemplares adultos no son ninguna broma y han de tratarse con precaución y sentido común que es como debe hacerse todo en acuariofilia.

Diferencias sexuales:
Como ya se ha comentado antes, los machos presentan debajo de las pinzas grandes dos manchas carnosas de color rojo. Además los machos suelen tener estas pinzas más grandes y las hembras los pleópodos más largos.

Temperatura:
Abarcan un rango amplio, entre 18ºC y 31ºC, pero son especies tropicales y lo óptimo sería mantenerlas entre 25ºC y 27ºC.

Agua:
Aunque sobreviven en un rango amplio de parámetros porque son muy adaptables, lo ideal es un pH de neutro a básico, 7.0-8.0. La dureza del agua debe ser alta, sobretodo si tenemos ejemplares jóvenes en fase de crecimiento y que necesitan tomar sales minerales del agua para formar su exoesqueleto. Así un GH de 15-25ºd y un KH 10-18ºd serán ideales.

Acuario:
Hemos de pensar de estos animalillos que son como pequeños tanques por lo que un acuario comunitario clásico no es apto para ellos. Requieren bastante espacio, unos 150 litros, y la decoración que se ponga (unos troncos y unas cuantas piedras creando oquedades y cuevas que les encantan y por otra parte necesitan) ha de estar bien anclada en un sustrato de grava de bastante altura y ha de ser resistente. Las plantas no las tolerarán muy bien y acabarán con ellas o desenterrándolas o rompiéndolas. Sin embargo siempre se puede probar con musgo o helecho de Java o incluso Anubias sp enraizadas en rocas lejos del alcance de los cangrejos.

Alimentación:
Son omnívoros en toda la extensión de la palabra. Aprovecharán hasta los cadáveres y los restos de comida de los peces, así que por ese lado cumplen una función importante. Aceptan también por supuesto vegetales, que de hecho deben constituir una parte importante de su dieta. También comerán carnes y en general todo lo que coman nuestros peces. En definitiva, que como a la mayoría de los animales procuraremos darle una dieta variada.

Comportamiento:
No es demasiado agresivo con los de su especie, a diferencia de muchos cangrejos, por lo que si tenemos espacio en el tanque podrán convivir varios ejemplares. Su comportamiento respecto a los peces es bueno si son grandes, sin embargo peces de tamaño pequeño (menor que el de la langosta) serán depredados por lo que deberemos combinarlo con especies de un buen tamaño. Su actividad es más nocturna que diurna, comenzando a media tarde.

Esperanza de vida:
Sin datos.

Reproducción:
En un acuario con machos y hembras en condiciones óptimas no tardaremos en ver las primeras hembras con huevos, puesto que su reproducción no es especialmente complicada. Las hembras pueden dar lugar a entre 60 y 600 huevos.

Las hembras después de ser fecundadas se aíslan en un escondite defendiéndose de los intrusos y gestando sus huevos. El período de incubación dura de 4 a 6 semanas. Una vez nacidos los cangrejillos hay que separarlos de los adultos y se les puede alimentar con lo mismo que a los padres.