Ceratopteris thalictroides (Helecho de Sumatra)

Ceratopteris thalictroides (Helecho de Sumatra)

Nombre común: Helecho de Sumatra. Para los sajones “Water sprite”. Ceratopteris thalictroides.

Familia: Parkeriaceae.

Distribución:
Asia austral. Originaria de la isla de Sumatra. Actualmente se la encuentra en todos los trópicos, incluído el continente americano.

Forma:
Color verde claro brillante. Su eje se reduce a un rosetón. Las raíces son gruesas y agrupadas. Las hojas (en realidad llamadas “frondes”) son de pecíolo corto y se caracterizan por ser algo delicadas y por romperse fácilmente, lo que le sirve para dar origen a nuevas plantas.

Por su forma, esta planta es a menudo confundida con una planta de otra familia: Hygrophila difformis, conocida comúnmente como “Sinema”. La diferencia principal es que las hojas en C. Thalictroides parten de la base y aunque algunas de ellas lleguen a parecer tallos en plantas maduras, parecerían varios tallos; mientras que en H. difformis existe un único tallo del que salen hojas con aspecto muy similar a los frondes de C. thalictroides. La forma de propagación es distinta en ambas plantas, ya que C. difformis no puede fabricar brotes a partir de las hojas, y necesita ser esquejada para su reproducción en acuario.

Las hojas que crecen fuera del agua tienen un aspecto muy diferente a las sumergidas, siendo similares a espinas poco divididas.

Tamaño:
Hasta 50-70 cms. de altura si dispone de espacio y 20-30 de anchura.

Forma de propagación:
Por medio de brotes jóvenes (plantas adventicias en los bordes de las hojas maduras) que se separan y crecen independientemente. Es de crecimiento rápido, propagándose con gran rapidez si hay buena luz y más aún si se la abona con CO2. Es una planta que, gracias a ese rápido desarrollo, consume y elimina compuestos nitrogenados (en especial amonio y nitratos) del acuario.

Temperatura:
20° a 28°C.

Agua:
pH: 5,5 – 7,5; GH: prefiere agua blanda y ácida. Soporta agua medianamente dura (hasta 15-20ºd) e incluso puede prosperar en agua salobre.

Iluminación:
Alta.

Tipo de sustrato:
Como mejor prospera esta planta es de forma flotante, dejándola suelta en la superficie, cerca de la fuente de luz (no le importa en exceso la cercanía de los tubos fluorescentes en acuarios tapados). Incluso, si tiene algún lugar donde anclarse en la superficie y permanecer quieta, saca frondes fuera del agua que tienen un aspecto muy distinto al de los acuáticos.

Si se desea anclarla al sustrato, no debe de plantarse propiamente, ya que si se entierran las raíces en el sustrato se pudren. Es preferible usar grava de granulometría media-gruesa y sujetar las raíces sobre este sin enterrarlas, usando un peso como una roca o un tronco. En poco tiempo la propia planta habrá introducido las raíces en el sustrato lo suficiente como para sujetarse por si sola, pero dejando la mayor parte de ellas por encima del sustrato. Así anclada la planta prospera bien con luz abundante, pero tiene tendencia a abandonar el sustrato y volver a su forma flotante si falta la luz. Aun habiendo suficiente luz, crece hacia la superficie, y con el tiempo sólo quedan sumergidos los tallos sin frondes, mientras que las partes con “hojas” permanecen en la superficie, donde se extienden y dan lugar a nuevas plantas.

Los frondes impiden la llegada de la luz a las plantas que se sitúan debajo, factor que hay que tener en cuenta y aclararla frecuentemente o eliminar el exceso de plantas flotantes.

Dificultad:
Media-Fácil.