Caridina multidentata (Gamba de agua dulce)

Caridina multidentata (Gamba de agua dulce)

Nombre común: “Caridina japonica” (que se ha usado como nombre científico durante mucho tiempo). “Gamba de agua dulce”; “Gamba come-algas”; “Camarón alga”. “Camarón de Amano”. “Gamba de Amano”. “Gamba de agua dulce”. “Quisquilla come-algas”. “Camarón cisne japonés”. “Alga shrimp”, “Amano shrimp”, “Japanese Swamp shrimp” (en inglés); “Yamato Numaebi” (en japonés).

• Sinónimos y nombres no válidos: Caridina japonica. De hecho este nombre se ha usado tanto –durante más de cien años ha sido el nombre científico oficial– y es tan popular –con él se dieron a conocer las pequeñas gambas de cualquier especie para la acuariofilia– que pasará bastante tiempo hasta que la gente se acostumbre a su nuevo nombre, Caridina multidentata.

El cambio de nombre se debe a que en 2006 un equipo de científicos de la NUS (Universidad Nacional de Singapur), la Universidad de Ryukyus y el National Institute for Environmental Studies estudió seis especies de gambas japonesas de la familia Atyidae encuadradas en el género Caridina, y tras análisis microscópicos y comparación con los lectotipos orioginales, se llegó a la conclusión de que Caridina japonica era la misma especie que estaba descrita como Caridina multidentata. Dado que la descripción de Caridina multidentata es anterior (William Stimpson, en 1860) a la de Caridina japonica (De Man, 1892), la que tiene validez es la más antigua. Para más información sobre el cambio (o más bien retorno) de denominación, se puede consultar el documento “Cai Y, Ng PKL, Shokita S and K Satake (2006) – On the species of Japanese atyid shrimps (Decapoda: Caridea) described by William Stimpson (1860). Journal of Crustacean Biology, 26(3); 392-419, 2006.”

Clasificación:
• Orden: Decapoda.
• Familia: Atyidae.

Biotopo:
Ríos, arroyos, charcas o lagunas. En aguas poco profundas cercanas a la costa y conectadas con el mar.

Distribución:
Japón, región de Yamato. Río Yamato. Zona sur del área de Chiba y Shimane. También hay poblaciones en Corea, Taiwán y, según algunas fuentes, en Madagascar, pero es practicamente seguro que estas alusiones se deban a una confusión con otra especie muy similar de Caridina o Neocaridina.

Forma:
Cuerpo casi cilíndrico, muy poco comprimido lateralmente. El primer segmento abdominal es mayor que los segmentos posteriores. Rostro bien desarrollado y comprimido. Tienen cuatro “brazos” con tenazas diminutas sobre el final.

Coloración:
Es transparente-traslúcido a menos que cambie por cualquier alimento que se encuentre en su vía digestiva o en el caso de las hembras que poseen los huevos.

Los machos presentan puntos oscuros redondos e irregularmente dispersos. Las hembras presentan puntos que pueden tener forma de rayas y a menudo se disponen ordenados en una línea.

Los ojos son negros. Su parte posterior tiene una raya blanca que va desde su cabeza a su cola. Sus pequeñas colas tienen puntos negros y/o blancos.

Se confunde a menudo con Caridina cantonensis, una especie de China y Hong Kong de aspecto muy similar, pero que se diferencia por presentar el cuerpo salpicado de pequeños puntos finos, además de los gruesos similares a los de Caridina multidentata. Caridina cantonensis alcanza un tamaño mayor (hasta 9 cm). También se la confunde con la variedad de coloración normal de Neocaridina denticulata sinensis (la variedad más conocida es la “Crystal Red”, pero ésta se distingue fácilmente por su color rojo, puede verse su ficha en este Atlas), pero la variedad normal es transparente, aunque carece de los puntos definidos de Caridina multidentata. En esta especie de Neocaridina las hembras presentan huevos de mucho mayor tamaño, que eclosionan sin problemas en agua dulce sin necesidad de trasladarlos a agua salada. De hecho en Alemania, donde son bastante populares, a las Neocaridina denticulata sinensis se las llama “Invasionsgarnelen” (gamba invasora), por su facilidad para multiplicarse en acuario si carecen de depredadores.

Tamaño:
Hasta 5,5 cm, claramente más grande que otras especies de la familia con las que es a menudo confundida, como Caridina serrata (2,5 cm).

Diferencias sexuales:
La hembra es de mayor tamaño que los machos. Los machos no superan los 3,5 cm, mientras que las hembras alcanzan los 5 cm. Cuando crían las hembras son fáciles de identificar por sus huevos, ya que acarrean pequeñas bolas oscuras bajo sus colas.

Temperatura:
Toleran temperaturas comprendidas entre 15ºC y 27ºC. Como todos los invertebrados, soportan mal las temperaturas más altas, que deben ser evitadas. Caridina multidentata no es una especie tropical, como demuestra su origen japonés, y temperaturas por encima de 30ºC pueden ser letales inmediatamente, especialmente en aguas con bajos niveles de oxígeno. Con mayor oxigenación pueden soportar temporalmente temperaturas más altas de las recomendables.

Agua:
pH de 6.5 a 7.7. Tienen necesidad de calcio para formar su exoesqueleto, por lo que necesitan cierta dureza del agua (GH = 5ºd-20ºd), especialmente durante la crítica fase de la muda. No obstante esta especie prospera bien en aguas blandas.

Como otros crustáceos, las Caridinas reaccionan de forma muy adversa al cobre en el acuario, por lo que debe de evitarse el uso de cualquier medicamento que lo contenga, así como de cualquier alguicida, que suele llevarlo en su composición. Abonos con alto contenido en cobre, como el casero Hortrilon, son también desaconsejables.

Los niveles de nitratos deben de ser bajos o moderados, nunca por encima de los 20 mg/l.

Acuario:
Se pueden colocar en acuarios con peces que no sean muy agresivos o muy grandes, de lo contrario serán presa fácil. Son ideales para acuarios plantados de tipo “holandés”, en los que sean prácticamente los únicos habitantes.

Alimentación:
Grandes comedoras de algas filamentosas, se han hecho muy populares para su uso en acuarios plantados para combatir estas plagas, de las que un pequeño grupo de caridinas puede dar buena cuenta en cuestión de días. Especialmente el afamado paisajista acuático japonés, Takashi Amano, ha sido uno de los pioneros y entusiastas del uso de estos pequeños crustáceos en los acuarios plantados. Se cuenta que fue él, en los años 80, el primero en descubrir su habilidad para comer algas filamentosas y en usarlas en sus acuarios de plantas.

No obstante, como todo crustásceo son grandes carroñeros y oportunistas, y aceptan todo tipo de alimento, desde escamas a “pellets”, papilla, larvas de mosquito, artemia, etc. Su enorme sentido del olfato queda demostrado en cuanto se echa algo de comida a un acuario poblado por Caridinas, que acuden inmediatamente, adelantándose en muchas ocasiones a los mismos peces, incluso yendo a buscarlo a la superficie.

En acuarios holandeses en los que las cardinas sean la única especie (sin peces) no es necesario alimentarlas si existen suficientes algas disponibles. Algunas fuentes señalan que puede alimentarse de Musgo de Java (Vesicularia dubyana) y otras añaden que, además, puede hacerlo de Riccia fluitans.

Comportamiento:
Muchos peces son depredarores de crustáceos en la naturaleza, lo que puede hacer que el intento de mantenerlos junto a la caridinas acabe con que, inmediatamente, los peces se den “una cena a base de marisco fresco”. Cíclidos grandes (incluyendo escalares y discos), grandes carácidos y, en general, peces de gran tamaño, pueden tomar a las Caridinas como alimento.

Prefieren estar rodeadas de sus congéneres, y si son pocos ejemplares permanecerán tímidos y escondidos.

Cuando alguien ve por primera vez los restos de la muda de una Caridina multidentata, depositados en el fondo del acuario, lo primero que piensa es que una de sus gambas ha muerto, pues presenta el aspecto de un cadáver, y al ser los órganos internos transparentes, nada hace notar su ausencia ¡prácticamente toda la caridina parece estar ahí, sólo que inerte! Uno admite la muerte de su ejemplar y retira los restos con decepción… pero si cuenta los ejemplares que le quedan las cuentas no le cuadrarán, ya que serán los mismos. Si uno observa con atención los restos, aunque tengan bigotes incluidos, estos se deshacen fácilmente, pues no se trata de otra cosa que un exoesqueleto que se ha quedado viejo y pequeño de talla y ha sido sustituido por otro nuevo, que en las primeras horas tras la muda será muy delicado hasta que se endurece. Particularmente en aguas blandas el exoesqueleto puede tardar bastante en endurecerse (lo hace por precipitación), y durante esa fase crítica en la que se producen complicados procesos metabólicos, la gamba es bastante vulnerable.

La muda es la manera de crecer de las Caridinas, ya que los exoesqueletos son rígidos y no permiten el crecimiento, de modo que han de ser renovados y desechados periódicamente. La manera que tiene la gamba de deshacerse de su viejo esqueleto es llenarse de agua hasta que lo rompe.

Esperanza de vida:
2-3 años, aunque es un punto que no está muy claro.

Reproducción:
Después de una fertilización eficaz, los huevos son trasladados al abdomen de las hembras, donde son transportados y son abanicados constantemente para proporcionales oxígeno. Al principio son negros, pero se van transformando a un color dotrado según van estando listos para eclosionar. Tras aproximadamente 4-6 semanas, dependiendo de la temperatura del agua, la hembra libera los huevos justo cuanto empiezan a eclosionar, y se pueden observar pequeñas larvas de menos de 1 mm. de longitud, de un color blanco lechoso.

Las crías deben de ser transladadas a agua salobre (con un contenido de 30 gramos/litro de sal) entre el día 8 y el 12 tras la eclosión. Tras cuatro semanas en agua salobre, con una alimentación adecuada, las larvas empiezan a tomar la forma de pequeñas Caridinas y pueden volver a ser introducidas en agua dulce, o ir rebajando la concentración de NaCl a base de sucesivos cambios de agua dulce. Estos cambios y aclimataciones, como es lógico, han de hacerse despacio, a ser posible con gota a gota.

Las puestas en agua absolutamente salada (marina), son más productivas, pero el retorno de los jóvenes al agua dulce es entonces más problemático. En este caso el retorno no ha de hacerse por la edad, sino por el tamaño, cuando miden entre 5 y 6 mm de longitud.

Su alimentación se consigue a base de microalgas, que pueden obtenerse situando el acuario de cría cerca de una fuente de luz solar, cuidando de que ésto no haga elevarse en exceso la temperatura. También se pueden usar nauplios de artemia poco a poco, así como rotíferos y comida en polvo muy fina para alevines ovíparos.

Con 12 semanas el tamaño oscila entre 15 y 20 mm. A las 16 semanas de vida pueden ser introducidas en el tanque de los adultos o en tanques poblados por peces no agresivos. Con 5 meses de edad ya son sexualmente maduras para reproducirse.

Anuncios: