Caridina fernandoi

Caridina fernandoi

Nombre común: En Alemán: Fernandos Rückenstrichgarnele (gamba con línea en la espalda de Fernando). Inglés: Caridina “skunk shrimp”. Recibe su nombre en honor al Prof. Wilfred Fernando. Caridina fernandoi.

Sinónimos no válidos: A veces aparece bajo el nombre de C. zeylanica, lo cual es falso pues esta última habita aguas salobres de la costa de Sri Lanka. También se ha descrito esta especie como C. cf. babaulti con la cual tiene cierto parecido, pero de distinto origen. La principal diferencia entre ambas especies es la curvatura del rostrum. En la C. cf. babaulti está ligeramente curvado hacia abajo, mientras en la C. fernandoi está ligeramente curvado hacia arriba. Esta confusión puede venir dada por los nombres que ponen los importadores a las distintas especies.

Clasificación:
• Orden: Decapoda.
• Familia: Atyidae.

Biotopo:
Entre la vegetación muerta que se acumula en el fondo de los ríos y entre la vegetación y los troncos de las orillas. Hay que decir que también fue encontrada en zonas donde la vegetación era escasa.

Distribución:
Endémica de Sri Lanka, habitando la zona interior. Comparte biotopo con la C. simoni. Parece ser que estas dos especies se han expandido a zonas de montaña, donde antes estaban las extintas C. singhalensis y la C. kumariae.

Forma:
Típica de las Caridinas, cuerpo cilíndrico que se estrecha hacia la cola y poco comprimido lateralmente. El rostrum de esta especie tiene unos 16-20 dientes y termina en punta.

Coloración:
Muy variable dependiendo del origen de los animales puede ser negro, marrón oscuro, marrón claro e incluso pueden tener tonalidades verdes o rojas.
Algunos ejemplares tienen hasta tres líneas de un color variable desde rosa a blanco, sin embargo todos presentan una línea que atraviesa su cuerpo desde la cabeza hasta la cola. En algunos hay una línea lateral, la cual ciertos autores atribuyen solo a las hembras. La tercera línea, que no aparece en todos los ejemplares, forma una cruz con la primera a la altura del costado.

Se cree que la gran variedad en la coloración se debe a su capacidad de cambiar de color para camuflarse, fusionándose con el entorno. Otros autores afirman que su coloración depende del estado anímico y de la calidad del agua.

Tamaño:
También en este punto hay cierta confusión: algunos autores hablan de un tamaño superior a los 3 cm otros dicen que no pasa de los 1,65 cm.

Diferencias sexuales:
Las hembras suelen mostrar la raya lateral que en los machos no siempre aparece. En los machos la coloración es menor, a veces son casi transparentes. El tamaño de las hembras es ligeramente superior al de los machos. Los pleópodos de las hembras son de mayor tamaño para poder albergar los huevos.

Temperatura:
20-26ºC. Si sube de 28º C hay que aumentar la oxigenación. Las han capturado en aguas con un pH de hasta 8.5 y la temperatura a casi 27ºC.

Agua:
Dureza total entre 8-20ºdGH, pH: 7-7.5. Sensible a los metales pesados y a los medicamentos.

Acuario:
Mejor mantenerlas en un acuario específico, pues debido a su tamaño pueden ser presa fácil de muchos peces de mediano y gran tamaño. En un acuario de 20 litros con muchas plantas estarán cómodas. Las plantas pueden ser musgo de java, Cladophora, Monosolenium tenellum, Riccia, etc. Hay que tener cuidado en la elección del filtro pues puede absorber a las crías.
Lo mejor sería un filtro accionado por aire para evitar esto. Si no se las quiere reproducir se pueden mantener con peces de pequeño tamaño, siempre que no sean sus depredadores naturales.

Alimentación:
Aceptarán todo tipo de alimento, desde alimento para peces (escamas, gránulos, papillas, etc.) hasta verduras cocidas, así como algas que encuentren por el acuario y restos de plantas muertas. También son carroñeras y oportunistas, en el sentido de que pueden depredar sobre alevines y puestas de peces de pequeño tamaño.

Comportamiento:
Pacíficas. Ver el apartado de alimentación.

Reproducción:
No hay muchos datos sobre la reproducción de esta especie, algunos criadores alemanes lo han conseguido. Por su origen alejado de la costa podemos suponer que esta especie no necesita el paso por aguas salobres de otras especies como C. japonica y que los alevines no sufren ningún tipo de metamorfosis.