Cabomba furcata (Cabomba roja)

Cabomba furcata (Cabomba roja)

Nombre común: Cabomba roja. Cabomba furcata.

Nombres en desuso: Cabomba piauhyensis.

Familia: • Cabombaceae.

Distribución:
Se extiende desde Centroamérica a la región norte de Sudamérica.

Forma:
Es una planta de tallo vertical. Su crecimiento es en forma vertical en busca de la luz. Del tallo nacen tres nudos que dan lugar a unas ramificaciones en forma de abanico formadas por finas hojitas. Estos tres abanicos forman un zona circular que cubren todo el tallo y que vistas desde arriba son de forma circular. El color del tallo es de verde oliva a marrón. El color de las finas hojas que forman los abanicos van desde al verde cerca de los tallos pasando por un naranja intenso en el centro de los mismos y acabando en rojo en las puntas. Vista desde arriba la planta presenta un aspecto de flor con un centro rosa intenso en el centro, en la zona intermedia naranja y en los extremos naranja roja.

Si la planta llega a la superficie y tiene suficiente luz puede desarrollar una bonitas flores rosa, púrpuras.

Se utiliza formando grupos que dan lugar a una de las plantas más bellas y sorprendentes que se puede ver.

Tamaño:
30-80 cm de altura o más. Ancho de cada tallo: 5-8 cm de diámetro.

Forma de propagación:
Se propaga por medio de esquejes, brotes laterales tras el corte. También se puede reproducir desde nuevos vástagos que crecen en la base de la planta; para ello tienen que darse muy buenas condiciones de crecimiento. Otra forma de crecimiento se puede realizar cortando la planta desde la base y sólo dejando las raíces plantadas en unos días una nueva planta crecerá. Esta forma de reproducción solo se puede dar si las condiciones de crecimiento son muy buenas.

Temperatura:
22°C a 33°C.

Agua:
pH: 3.0 – 7.0. Agua blanda y ácida.

Iluminación:
Muy alta. 1W/L o más. Es una planta muy exigente en este apartado y con baja iluminación pierde las finas hojitas y muere en poco tiempo.

Tipo de sustrato:
El sustrato habrá de ser arcilloso y rico en nutrientes. Conviene plantar los tallos en grupos, pero hay que dejar un espacio de al menos un centímetro entre tallo y tallo para evitar que se solapen y se roben la luz unos a otros.

En buenas condiciones es una planta de crecimiento muy rápido, casi el doble que una cabomba verde o más. Debido a su crecimiento tan rápido, en una semana puede alcanzar la superficie. Es una planta que necesita del abonado liquido de hierro y todos los demás nutrientes de forma periódica. No puede faltar el abonado de CO2, si no a la larga la planta se deprimirá y morirá. no es aconsejable abonarla con pastillas de abono sólidas. Si la planta manifiesta un crecimiento lento entonces se podría abonarla con pastillas para estimular su crecimiento o mejorar su reproducción por vástagos o esquejes.

Dificultad:
Muy difícil. Se la tiene por una de las más complicadas de mantener. Esta planta no es aconsejable si el acuario no reúne las anteriores condiciones de luz y abonado.