Biotoecus opercularis (Cíclido enano verde)

Biotoecus opercularis (Cíclido enano verde)

Nombre común: Cíclido enano verde. Biotoecus opercularis.

Etimología: El nombre del género procede del griego, biotos = vivir, y oikos = hogar. El de la especie, en cambio procede del latín, operculari, deriva de operculum = agallas. Por lo tanto su nombre refiere al tono verde que está presente en dicha zona.

El género Biotoecus fue creado por el Dr. Kullander en 1989, ya que antes estaban englobadas las dos especies que lo conforman (de momento), como Geophagine, con los cuales no compartía ninguna regla morfológica en común.

Primera importación: probablemente hacia Europa en 1985 por H. Bleher y H. J. Mayland.

Antigua denominación: Saraca opercularis que ha sido la denominación original realizada por Steindachner en 1875.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae.(Cíclidos)
• Subfamilia: Geophaginae.

Biotopo:
Amazónico con aguas muy blandas y ácidas, tanto en aguas claras como negras, preferentemente en zonas arenosas, aunque, también suele estar en fondos poco profundos con lechos formados por hojas.

Distribución:
Desde Casiquiare al norte del canal que une el Orinoco con el Negro, hasta la laguna Abuna en el río Madeira al sur, y en el alto río Negro, a unos 200 km. al este de la ciudad de Santarém.

Forma:
De cuerpo comprimido lateralmente y alargado, aunque el aspecto de las hembras es algo más redondeado. La cabeza posee unos ojos relativamente grandes, y la misma es de forma aguda o, dicho en otras palabras, con forma de punta. Un punto bien redondeado es visible en la mitad de su cuerpo. La aleta caudal es ligeramente alargada, cuenta solamente con tres espinas a diferencia del B. dicentrarchus.

Coloración:
Predominan los tonos ligeramente verdosos, con zonas semitransparentes, salpicados con destellos azules en las aletas dorsal, caudal y anal. No posee una banda horizontal continua, sino que está salpicado con hasta 6 puntos más o menos redondeados de tonos oscuros, siendo el último el ubicado en el pedúnculo caudal.

Tamaño:
Machos 8 cm, hembras 5 cm.

Diferencias sexuales:
Las diferencias solamente son apreciables en ejemplares adultos: los machos son algo más grandes, además desarrollan unas prolongaciones filamentosas en las aletas ventrales, que, jamás las presentarán las hembras. Como se ha dicho anteriormente, la zona del vientre es en las hembras algo más abultada, lo que les da en general un aspecto de más redondeadas que los machos.

Temperatura:
23 a 30ºC. en acuarios entre 26 y 28ºC.

Agua:
pH entre 4,5 y 6,0; (la conductividad en su hábitat no suele superar los 30 uS/cm.

Nota: son peces muy sensibles que requieren de agua muy específica y con calidad constante (cambios parciales de un 20 % al menos 2 veces a la semana) serán necesarios para su mantenimiento e intentar su reproducción. No toleran bien ninguna medicamentación a excepción de dosis bajas de acriflavina

Acuario:
A partir de 80 litros dispuestos con plantas, zonas libres con fina arena, piedras, plantas, troncos y finas maderas dispuestas como si fuesen ramas sumergidas (obviamente adecuadas y tratadas igual que hacemos con los troncos), y hojas dispuestas a modo de lecho o colchón (previa limpieza y recolección a ser posible del árbol evitando tomarlas del suelo, hojas aptas para este fin son las del roble, y haya entre otras, en otoño).

Alimentación:
Vivos preferentemente (gusanos guindal, mosca de la fruta, mosquito del vinagre, artemia, daphnia, etc), progresivamente irán aceptando pequeños gránulos y escamas.

Comportamiento:
Se le suele encontrar con Dicrossus filamentosus en su hábitat y con el Biotoecus dicentrarchus.

Reproducción:
Se ha conseguido en cautividad llevando los parámetros paulatinamente a los rangos de ph más ácidos y durezas lo más blandas posibles. Los padres mostrarán zonas rojizas en la aleta caudal, más precisamente en el borde exterior y en las aletas ventrales, la hembra se mostrará de un color amarillo limón intenso. El cortejo es prolongado. Los huevos son depositados en un área que sea fácil de defender, preferiblemente debajo de las hojas o cavando un pequeño hoyo en la arena. Los alevines lograrán nadar libremente cerca del octavo día.

Anuncios: