Beaufortia leveretti

Beaufortia leveretti

Nombre común: “Comealgas chino”, “chupaalgas de Borneo”, “pez ventosa de Hong Kong”, “locha ventosa”, “locha mariposa”, “locha de arroyo” o “locha de torrente”. Beaufortia leveretti.

Clasificación:
• Orden: Cypriniformes.
• Familia: Balitoridae.
• Subfamilia: Balitorinae.

Biotopo:
Arroyos con corrientes rápidas y fondo pedregoso.

Distribución:
Este de Asia: China.

Forma:
Es muy similar al Pseudogastromyzon myersi, con el que se le suele confundir.

Estos peces provienen de arroyos de montaña de fuertes corrientes, y sus cuerpos están diseñados para ofrecer la menor resistencia al avance contra-corriente y proporcionarles a la vez la mayor adherencia.

Cuerpo aplanado dorso-ventralmente. Boca dispuesta en la parte inferior, ojos en la parte superior. Tanto las aletas pectorales como las anales son cortas, anchas y están modificadas para adherirse a las piedras. La aleta caudal es pequeña, fuerte y sirve para propulsar al pez. En una visión dorsal podemos apreciar que su forma tiene una apariencia más circular que el Pseudogastromyzon myersi.

Coloración:
Presenta un fino moteado uniforme de color marrón oscuro sobre un fondo color café. Las aletas son más oscuras. Tiene la capacidad de mimetizarse ligeramente con su entorno, oscureciéndose o aclarándose según se haya situado en una roca clara u oscura.

La parte inferior no presenta coloración, y podemos observar con curiosidad su caja torácica y ver latir su pequeño corazón.

Tamaño:
Máximo 10 cm; en acuario alcanza menor tamaño.

Diferencias sexuales:
No se conocen bien. Es probable que al igual que otras especies de lochas ventosa, el morro de la hembra sea más redondeado que el del macho.

Temperatura:
Recomendada: 18-24ºC, aunque es capaz de tolerar de 15ºC a 29ºC sin problemas, mientras haya buena oxigenación en el agua.

Agua:
Blanda-semiblanda. pH: 6.6 a 7.5. Buena oxigenación.

Estos peces originarios de torrentes y ríos de corrientes rápidas gustan de situarse en las zonas de mayor corriente en el acuario, y mejor oxigenadas, si bien luego buscan su alimento por todo el acuario.

Acuario:
Son compañeros perfectos para un acuario comunitario, no molestan ni interactúan con los demás peces.

Si se quiere instalar un acuario específico para ellos, se recomienda uno de unos 60-80 litros para 5-6 ejemplares. Es muy recomendable crear una corriente de salida del agua del filtro, simulando su entorno natural y oxigenando bien el agua. Se pueden poner troncos y varias piedras planas, ya que gustan de desplazarse por ellas. Como compañeros de acuario se podría poner un cardumen de neones chinos.

Alimentación:
Omnívoro, acepta sin problemas alimento en hojuelas y tabletas para peces de fondo, así como el alimento vivo o congelado, como larvas rojas de mosquito, tubifex, dafnia. También se alimenta de las algas y detritus orgánicos que crecen sobre las piedras y cristales del acuario. Aunque se suele vender como comealgas, las algas sólo forman una pequeña parte de su dieta, que es más amplia y variada.

Prefiere alimentarse en zonas planas (piedras grandes, troncos) en donde se puede adherir mejor con sus aletas. Puede ser una opción recomendable el disponer de piedras grandes y planas que se cubran de algas o en las que se pueda depositar la comida para facilitarle un mejor acceso a ella, ya que a veces, por competencia con otras especies, mueren de inanición.

Comportamiento:
Es un pez muy pacífico con otras especies, pero entre ellos suele haber pequeñas disputas territoriales. Sus disputas se basan en señales intimidatorias y persecuciones; son físicamente incapaces de hacerse daño unos a otros. Se pueden tener varios machos en el acuario, ya que las zonas que delimita cada macho no suelen ser muy extensas.

Esperanza de vida:
Sin datos.

Reproducción:
Es muy difícil en cautividad, pero se han dado algunos casos de forma casual. Hay datos sobre la reproducción de Pseudogastromyzon cheni, y se puede pensar que es similar a los de otras especies de lochas de torrente.

Cada macho delimita un territorio y hace ostentación de su dominio moviéndose y abriendo las aletas, para llamar la atención de una hembra. Ésta visita los territorios de varios machos hasta que escoge, y entonces el macho comienza un cortejo empujándola varias veces con el morro. El macho excava un agujero en la gravilla, generalmente cerca de una piedra grande, ayudándose de su cola; posteriormente la hembra introduce también su cola en el agujero, y desova, mientras el macho fertiliza los huevos. Las crías recién nacidas son perfectamente independientes y pueden valerse por sí mismas. Se alimentan del limo y microorganismos que crecen sobre las piedras, y también aceptan perfectamente tabletas para peces de fondo desmenuzadas.