Baryancistrus sp. (L018-L085)

Baryancistrus sp. (L018-L085)

Nombre común: Sus l-number´s son el L018 (DATZ 03/1989) que hace referencia a la captura en edad adulta y el L085 (DATZ 04/1991) que la hace a ejemplares juveniles. En español Loricárido “Pepita de oro” y en inglés “Gold Nugget”. Baryancistrus sp. (L018-L085).

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Ríos de fuertes corrientes y aguas oxigenadas de poca profundidad, con rocas planas.

Distribución:
Sudamérica, Brasil: En los ríos Iriri y Xingu, se encuentran las poblaciones más importantes, aunque hay pequeños núcleos dispersos en otros afluentes cercanos.

Forma:
Forma típica de los loricáridos, cuerpo robusto ventralmente aplanado, de mayor ancho en la mitad anterior y se estrecha en la mitad posterior. Boca suctora en disposición ínfera; ojos en disposición lateral.

Coloración:
Cuerpo de color gris oscuro, prácticamente negro, salpicado por abundantes puntos amarillos. Tanto la aleta dorsal como la caudal tienen una franja de color amarilla en la parte superior. La zona ventral es gris oscura, mas pálida que el resto del cuerpo y carece de punteado.

Hay varios “Pepita de oro” a los cuales muchas veces resulta difícil distinguir, ya que todavía no se sabe a ciencia cierta si son en realidad el mismo pez en diferentes edades, tamaños y poblaciones, o en realidad son especies distintas.

Los “Pepita de oro” engloban fundamentalmente a 4 L-Numbers, el L018, L081, L085 y L177. El L018 y L085 pueden tratarse del mismo pez, el L18 alevín y el L85 adulto. Se distinguen por el tamaño de los puntos amarillos que recubren su cuerpo: el L081 los tiene pequeños, el L018 y L085 medianos, y el L177 mucho más grandes.

Tamaño:
Hasta 35 cm en su talla adulta en la naturaleza. Aunque como sucede con otros “pepitas de oro”, los juveniles raramente sobrepasan los 25 cm en cautiverio.

Diferencias sexuales:
Hasta que no han alcanzado su talla adulta las diferencias son poco visibles. Una vez llegan a su estado adulto se distinguirán algo mejor ya que las hembras son un poco más largas y anchas, y su frente es más curva que en los machos. No hay diferencias entre ambos sexos con respecto al crecimiento odontal.

Temperatura:
De 25 a 31º C.

Agua:
pH entre 5,5 y 7,5. GH de 0ºd a 10ºd y KH entre 0ºd y 6ºd. Necesitan un agua de calidad en perfectas condiciones químicas, oxigenada y con fuertes corrientes.

Acuario:
A partir de 300 litros. Como decoración es imprescindible abundantes cuevas, piedras planas (pizarra por ejemplo) o algún tronco, como escondite. También requiere de zonas con cierta corriente. Como compañeros podría tener Carácidos, Discos, Guramis e incluso Cíclidos, aunque será con estos últimos con los que tenderán a competir más por el alimento.

Alimentación:
Aunque podría considerarse que sigue una dieta vegetariana, no es del todo cierto. Lo que hacen realmente es roer superficies de materia orgánica, buscando alimentos de alto contenido proteico. En la naturaleza su dieta varia desde larvas de pequeños invertebrados hasta incluso huevos de otros animales y probablemente animales muertos, aunque en nuestros acuarios aceptara de buen grado comida congelada (Artemia, larva roja, etc.) o trozos de pescado (gambas, mejillones, pescado blanco). Si lo hemos adquirido no solo por su belleza sino para que nos ayude en las “tareas de limpieza” no es la mejor elección, ya que comerá pocas algas y a las plantas ni se acercará, aunque guisantes hervidos y pelados y otras verduras como calabacín o pepino serán bien recibidas. Cabe destacar que con el transcurso del tiempo el animal irá variando de costumbres alimenticias.

Comportamiento:
No será un pez que se deje ver demasiado, pero a medida que vaya creciendo, abandonará más a menudo su escondrijo, ya sea este una cueva formada por piedras o algún tronco. Podría mostrar agresividad hacia otros Loricáridos, pero generalmente será mayor con miembros de su propia especie, de ahí a que lo recomendable sea tener solo un ejemplar por tanque, ya que los ejemplares adultos podrían llegar a matarse entre ellos.

Reproducción:
Aun no se conocen casos en los que su reproducción se halla llevado con éxito en cautividad, ya que nunca llega a alcanzar la madurez sexual, de lo cual se desconoce el motivo.

A pesar de todo, hay unas pautas para incitar a la reproducción aunque no conlleva el éxito. Estas pautas son idénticas a las de otros “Gold Nugget”. Agua oxigenada y lo más limpia posible, sin nitritos, ni nitratos, ni fosfatos. Las cuevas frecuentadas, al igual que otras zonas del acuario, deben poseer cierta corriente. Por último, una dieta variada y de calidad, aunque esto debería ser también una pauta en su mantenimiento habitual.