Asterophysus batrachus (Bagre sapo)

Asterophysus batrachus (Bagre sapo)

Nombre común: En inglés “gulper driftwood catfish”. En Venezuela es conocido como bagre sapo. Asterophysus batrachus.

Etimología: Del griego aster que significa “estrella”, y de physa que significa “gritar”, en referencia a la zona perimetral de la papila genital en este género.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Auchenipteridae.

Biotopo:
Zonas de corriente media, con numerosa vegetación y madera caída, formaciones rocosas y aguas negras.

Distribución:
Brasil y Venezuela. Cuencas del río Negro y del río Orinoco.

Forma:
Cuerpo alargado, levemente comprimido en la sección posterior y con la cabeza de mayor ancho que el resto del cuerpo. La boca es de gran tamaño y se le puede considerar uno de los Siluriformes con la boca más grande respecto al tamaño del cuerpo. En esta zona posee 3 pares de barbillones sensitivos, 1 par sobre el labio superior próximo a los ojos, 1 par sobre el labio inferior a la mitad del mismo y que pueden observarse bifurcados, y el ultimo par bajo la mandíbula inferior.

Coloración:
Cuerpo de color marrón bastante uniforme, con las aletas ligeramente más pálidas salvo en la base de las mismas. La mitad superior del cuerpo, sobre todo en ejemplares adultos, posee una tonalidad marrón más marcada y oscura, mientras que la región ventral es más clara, con un leve tono blanco-grisáceo.

Tamaño:
Alrededor de 25 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos en su etapa madura desarrollan notablemente el radio duro de la aleta anal con el borde ligeramente dentado, muy similar a otras especies como los Goodiae o guppies, platys, …

Temperatura:
Entre 25º y 30ºC.

Agua:
pH entre 5.6 y 7.2. Aguas blandas o semiblandas, altamente oxigenadas.

Acuario:
Acuarios a partir de 350 litros para un par de ejemplares. La decoración del mismo debe proporcionarles lugares de oscuridad donde puedan permanecer durante el día, e incluso poseer en tanque una iluminación débil. Las zonas tenues se pueden lograr con formaciones rocosas y raíces, ayudando también en este sentido plantas de porte alto y ancho, como por ejemplo muchas del género Echinodorus.

Al margen de la decoración, el acuario debe poseer grandes zonas libres de decoración y plantado, lugares donde puedan nadar cómodamente y que posean corrientes suaves a moderadas.

Alimentación:
Dieta omnívora, aunque mayormente carnívora. El krill parece ser su alimento favorito, pero no presenta problemas en aceptar cualquier otro tipo de alimento.

En su fase inicial en el acuario deberemos proporcionarle alimento vivo y congelado, sobre todo del primero, de calidad, como por ejemplo larvas, gusanos, artemia, krill… Pasada esta fase se podrá continuar con esta dieta y alternarla con alimento en gránulos y pastillas de fondo.

Habrá que tener cuidado en no suministrarles excesiva comida, ya que es una especie muy glotona, que siempre tendrá hambre y engullirá todo lo que esté a su alcance.

Comportamiento:
De hábitos nocturnos y tímido. Pasará la mayor parte del tiempo escondido o posado en zonas de escasa de luz, desarrollando su actividad natatoria y alimenticia por la noche.

Dada la talla adulta que alcanza y sus hábitos depredadores, los compañeros que puede tener de acuario deberán ser de talla similar o superior, salvo que formen parte de su dieta. Carácidos, Loricáridos y otros Siluriformes, cíclidos… que compartan biotopo y cumplan la premisa del tamaño serán aptos, siempre y cuando no posean un fuerte carácter que pueda chocar con esta especie.

Reproducción:
No hay datos sobre su reproducción en cautiverio ni en libertad.