Azolla caroliniana (Helecho de agua)

Azolla caroliniana (Helecho de agua)

Nombre común: “Azolla”, “Helecho de agua”, “Helecho mosquito flotante”, “Doradilla”, “Yerba del agua”. En inglés se refieren a ella como “Fairy moss”, “Carolina mosquito-fern”, o “Eastern mosquito-fern”. En francés se la llama “Fougère d’eau” o “Mousse des fées”.

Sinónimos y nombres en desuso: Azolla caroliniana aparece citada en muchas ocasiones con el sinónimo de Azolla filiculoides.

Familia: Azollaceae.

Hemos incluido esta planta en el apartado de “Flotantes” porque, como ocurre con otras del mismo tipo creemos que es como más fácilmente la localizará el aficionado, pero en realidad se trata de un pequeño helecho, por lo que también podría haber sido incluida en la galería correspondiente.

Distribución:
Originaria de América del Norte y Centroamérica. Se ha introducido en zonas tropicales y está presente también en Europa, Asia y Africa, donde se llega a convertir en una plaga que llega a cubrir lagos, perjudicando a las plantas acuáticas existentes al dejarlas sin luz. Se emplea como fertilizador de nitrógeno en plantaciones de arroz, por lo que se ha extendido en zonas de cultivo extensivo de este cereal (en Asia se usa más frecuentemente otra planta del mismo género” Azolla pinnata). En algunos lugares está prohibida su tenencia, por ejemplo en el estado de Texas (EE UU).

Forma:
Helecho flotante compuesto por multitud de hojas pequeñas (frondes) divididos cuyo color oscila entre rojo y púrpura a pleno sol y de verde pálido a verde azulado en las zonas de sombra.

Consta de tallos profusamente ramificados, recubiertos de hojas bilobuladas alternas, cada una de las cuales consta de un lóbulo ventral aclorofílico sumergido y otro lóbulo dorsal clorofílico que contiene cavidades con el alga Anabaena. Cuenta con raíces autpenticas que surgen de forma endógena con pelos radicales. Presenta esporocarpos que se forman en grupos de dos o cuatro en la axila del lóbulo dorsal de la hoja basal de cada rama.

Esta planta es portadora en la cavidad de sus hojas de cianobacterias simbiontes del género Anabaena (Anabaena azollae), un “alga” azul fijadora del nitrógeno. Estas cianobacterias tienen, gracias a sus células especializadas llamadas heterocistes, la habilidad de tomar el N2 del aire, donde es el gas más abundante, y reducirlo a amonio (NH4), una forma que todas las células pueden aprovechar. Los autótrofos que no pueden fijar el N2, tienen que tomar nitrato (NO3–), que es una sustancia muy escasa en la naturalez, de modo que estas algas simbiontes suministran nitrógeno a la planta.

Esta planta también tiene capacidad para actuar como un “hiperacumulador”, es decir, que tiene capacidad para acumular y por tanto eliminar del agua metales pesados como Hg y Cr. La presencia de estos compuestos en altas cantidades, no obstante, inhibe el crecimiento de la planta.

Tamaño:
Hojas pequeñas, de 2-4 mm, pero juntas consiguen una planta de gran extensión.

Forma de propagación:
La multiplicación se da por esporas, como es propio de los helechos; y también por división espontánea (brote lateral) de las plantas adultas: la rama más grande tiende a dividirse de la planta madre una vez que alcanza una dimensión suficiente, echando sus propias raices y convirtiéndose en una nueva planta.

Temperatura:
5°C a 28°C.

Pese a ser una planta usada en exteriores no soporta aguas muy frías, por lo que se puede perder si se mantiene en estanques al aire libre en zonas de heladas. En estos casos es aconsejable preservar una parte en un recipiente en el interior y volver a introducir la planta al estanque en primavera. En acuario no presenta problemas de temperatura pues soporta un rango bastante amplio como para no ser un factor determinante. Unicamente temperaturas supeiores a 29-30ºC pueden afectarle.

Agua:
Bastante tolerante, siempre que no se den cambios bruscos. pH: 5.5 a 8.0 GH: 4ºd a 20ºd.

Iluminación:
No presenta problemas con respecto a la luz, adaptándose a condiciones de estanque a pleno sol o en acuario bajo un potente HQI, o bien en la sombra. Si cambia su coloración, pues con iluminación intensa su color se muesra más rojo, mientras que es verde-azulada en condiciones de poca luz.

Tipo de sustrato:
Sin requisitos especiales, al ser una plata flotante que no necesita de él. Recoge todos sus nutrientes del medio acuático, por lo que el abonado habrá de ser en la columna de agua. Esta planta también tiene capacidad de recoger nitrógeno del aire, por lo que no se debe abonar con N en el agua.

Dificultad:
Media. Fácil en estanque si se preserva de heladas. En acuario no va bien si se sitúa muy cerca de la fuente de iluminación, pues puede calentarse demasiado y resentirse, en este caso prospera mejor en acuarios abiertos con iluminación suspendida.