Austrolebias toba

Austrolebias toba

Nombre común: Austrolebias toba. El término toba proviene del nombre del pueblo aborigen Toba que habita la región donde se halló esta especie.

Clasificación:
Familia: • Orden: Ciprinodontiformes. • Familia: Rivulidae.

Biotopo:
Ambientes acuáticos de aguas lentas o estancadas, en una región de clima subtropical húmedo.

Distribución:
Se halló esta especie en el norte de Argentina, al sur de Paraguay; habitando una parte de la cuenca del Río Bermejo. Es endémica en esta región.

Forma:
Son killis de cuerpo redondeado y robusto; comprimido lateralmente. Su hocico es romo, mandíbula corta y ojos grandes. Las aletas pectorales son elípticas. La aleta caudal redondeada. La aleta dorsal es grande con su base más ancha que la base de la aleta anal. Esta última también es muy grande. Tanto aleta anal como dorsal poseen cierta proyección hacia atrás.

Coloración:
Los machos presentan un cuerpo verde azulado oscuro, con pequeños puntos claros iridiscentes ordenados verticalmente sobre sus flancos y en las aletas impares. En la aleta dorsal el macho también presenta una banda longitudinal clara y brillante que destaca sobre su coloración oscura. En las aletas pectorales los machos muestran una tonalidad verde azulada mas clara, mientras que en la aleta caudal y anal se vuelve de un verde mas intenso. Las manchas iridiscentes de la caudal siguen el contorno redondeado de la aleta. Las hembras son de coloración menos llamativa, pasando de un canela claro en el vientre hasta un pardo-marrón en el dorso. Sus manchas laterales, mas marcadas en el centro del flanco, le permiten confundirse con el entorno oscuro de su hábitat. Las aletas de la hembra no poseen pigmentación alguna. Esta especie se diferencia de otras especies del género por el patrón de coloración de la aleta dorsal por la banda clara brillante. Solo puede confundirse con A. nigripinnis, pero en este caso las diferencias son: Los machos de A. toba posee una base de aleta dorsal más larga, ausencia de puntos brillantes en las aletas pélvicas (que son verde azuladas y no grises), ausencia de hileras de puntos brillantes en el extremo distal de la aleta anal, aletas pectorales verdes, menos puntos brillantes en el cuerpo, y color de base verde azulado durante el cortejo. Las hembras se diferencian por las manchas redondeadas en los flancos y una aleta dorsal más aguzada.

Tamaño:
Las hembras llegan a medir alrededor de 3,5 cm; en cambio los machos son algo mayores alcanzando 4,5-5 cm.

Diferencias sexuales:
El macho es mayor que la hembra, de colores más intensos y llamativos. La aleta dorsal es mucho más grande y larga en el macho, y es el primer rasgo diferenciador que se puede observar durante el desarrollo de los juveniles. También la banda celeste en la aleta dorsal del macho es un rasgo fácilmente observable.

Temperatura:
Entre 16ºC y 22ºC, aunque puede tolerar muy bien temperaturas de hasta 5ºC. Se deben cuidar muy bien de los cambios bruscos de temperatura.

Agua:
Se recomienda pH neutro y aguas blandas, sin mayores requerimientos. En aguas cristalinas su coloración se despliega azul-verdosa. En aguas oscuras (con abundantes ácidos húmicos o tánicos) la coloración del macho pasa a pardo-oscura.

Acuario:
Cómo en otras especies del género se recomienda para su reproducción un acuario de dimensiones reducidas (20 litros) con poco movimiento de agua, filtración muy suave, y fondo de sustrato de turba. Se sugiere hervir y lavar la turba. También es recomendable colocar plantas y escondites a las hembras.

Alimentación:
Artemia para los recién nacidos, y tubifex o alimentos vivos variados para los adultos.

Comportamiento:
Machos muy agresivos entre ellos, como en otras especies del mismo género. Además los machos acosan continuamente a las hembras para cortejarlas. Se recomienda mantener en tríos de 1 macho y 2 o mas hembras, para que el hostigamiento de los machos no las agote.

Reproducción:
Se trata de killis que se entierran en el sustrato para desovar, por lo cual necesitan turba en el acuario, puede ser en forma de una capa sobre el fondo o en un recipiente. Puede ocurrir que el macho corteje a la hembra para desovar o que la hembra sea la que incita al macho para hacerlo. Los huevos requieren luego de una incubación de 3 meses aproximadamente, almacenados a una temperatura de entre 15ºC y 25ºC. A las 24 hrs. de nacido los alevines ya aceptan nauplios de artemia. Alrededor del mes de vida, las crías alcanzan la madurez sexual, incluso también antes. A pesar de convivir en el mismo acuario Austrolebias toba no se hibrida con Austrolebias nigripinnis, pues las parejas reproductoras se segregan instintivamente.