Australoheros scitulus

Australoheros scitulus

Nombre común: Chanchita, chanchito, castañeta. Australoheros scitulus.

Etimología: scitulum, del latín = diminutivo: hermoso, bonito, etc. Dado en alusión a su congénere A. facetus = fino, bien hecho, etc.

Antiguas denominaciones: Cichlasoma scitulum.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlasomatinae.
• Tribu: Heroini.

Australoheros Rican & Kullander 2006 han creado este nuevo género que contiene a especies antes denominadas como “Cichlasoma”.

La especie tipo es Australoheros facetus, además integran a este género A. cf. “facetus”, A tembe, A. sp. “Paraguay”, A. sp. “forquilha”, A. sp. “jacui”, A. sp. “jacutinga”, A. sp. “pirapo”, A. scitulus, A. sp. “Uruguai” y el último descripto A. kaaygua

Biotopo:
Subtropical. La mayoría de los ejemplares capturados habitaban en zonas con piedras, grava y arena, en torno a un metro de profundidad.

Distribución:
A lo largo de la cuenca media e inferior del río Uruguay, abarcando el oeste del estado de Rio Grande do Sul en Brasil, las provincias de Corrientes y Entre Ríos en Argentina y los departamentos de Artigas, Salto y Colonia en Uruguay, siendo de este último departamento su localidad tipo (type locality), el arroyo Rosario en las proximidades de Paso Arballo. Es de suponer que en los departamentos ubicados entre Salto y Colonia (Paysandú, Río Negro y Soriano) también habite esta especie.

Forma:
De aspecto oval y comprimido lateralmente.
Su cabeza redondeada es relativamente pequeña en relación a su cuerpo, los labios son finos y todos los dientes que posee son del tipo caniniformes y ligeramente curvados.

Las escamas tanto de la cabeza como de la zona pectoral no son más pequeñas que las del resto del cuerpo.

La aleta caudal es ligeramente truncada, la dorsal se inicia a la altura de donde finaliza el opérculo.
Posee entre 16 y 18 espinas en la aleta dorsal y cuenta en ella entre 7 y 10 radios; tiene 8 o 9 espinas en la aleta anal y en ella poseen entre 6 y 8 radios; cuenta con 26 o 27 vértebras.

Se distingue de Australoheros facetus y de A. tembe por tener A scitulus de 8 o 9 espinas en la aleta anal, frente a las 6 o 7 (excepcionalmente 5 a 8), y entre 5 y 7 respectivamente.
También porque A. scitulus posee 14 vértebras caudales frente a las 13 que tiene A. facetus; a su vez, se distingue de A. tembe por tener el pedúnculo caudal más corto.

La banda horizontal del “C.” scitulum es más notoria que las de A facetus aunque, las barras verticales son menos evidentes con respecto a éste.

Estas tres especies forman parte del grupo del A. facetus, que les distingue de otros grupos por poseer entre 5 y 9 espinas en la aleta anal,

Coloración:
Existen diferentes morfos, los tonos bases van del verde oliva claro al beige, pasando por tonos ocres también tenues, en tanto que las aletas van de un amarillo tenue a un naranja intenso, generalmente con motitas negras.

Su ancha banda lateral negra discurre desde la zona post orbital hasta el final del pedúnculo caudal, destacando especialmente su distintiva marca “cuadrada” en la mitad posterior de su cuerpo que sobresale de dicha banda lateral.
Hasta 8 tenues barras verticales pueden ser vistas (inusualmente), la primera, forma la marca casi siempre visible en la aleta caudal debido a la intersección de dicha primera barra vertical con la banda lateral horizontal.
Nota: A. scitulus es la única especie del grupo que posee puntos negros en la aleta dorsal, anal y caudal entre medio de cada una de las membranas (no están siempre visibles en forma simultánea, dependerá del estado de ánimo del pez), además el color negro está presente en el opérculo y en el flanco anterior de las escamas.

Tamaño:
Máximo en torno a los 10 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos tienen tanto la finalización de la aleta dorsal como anal en punta, en tanto que la de las hembras el final de dicha aleta es más bien redondeada.

Temperatura:
Estos peces están adaptados a soportar un rango de temperatura notable, con mínimas en invierno que pueden bajar de los 8ºC y máximas en verano que superan los 30ºC.
En acuarios lo ideal sería mantenerlos entre 18 y 26ºC, inclusive es recomendable que nosotros nos encarguemos de brindarle diferentes estaciones acordes con las que tienen en su hábitat, ganando de esta forma salud y reduciendo su metabolismo, lo que se traduce en una mayor esperanza de vida.

Agua:
pH entre 6.5 a 7.5; dureza total máxima en torno a los 15º dGH.

Acuario:
A partir de 120 litros para una pareja reproductora y de 200 litros para mantener a unos cuatro ejemplares a la espera de obtener una pareja.

Alimentación:
El alimento vivo tiene que estar presente en su dieta, además aceptará papilla casera, mejillones, hojas de lechuga, escamas y/o gránulos (hidratarlos previamente).

Nota: Ejemplares radiografiados han demostrado la presencia de conchas trituradas en los intestinos, siendo éstas de caracoles (Ref. 51414 de Fishbase).

Comportamiento:
Muy territorial, es compatible solamente con ejemplares de igual o mayor tamaño y que además tengan cierto temperamento.

En su hábitat convive con Crenicichla lepidota, C. scottii, Gymnogeophagus sp., Hoplias malabaricus (tararira), Rineloricaria sp. y muchas especies de caraciformes que en parte, formarán parte de su dieta.

Reproducción:
Es un incubador sobre sustrato por lo que se deberá disponer de piedras con caras planas, como es típico en el género la relación es del tipo biparental.
Tras escoger un sitio para la puesta y tras una limpieza más o menos minuciosa, se producirá el desove y posterior fertilización de la puesta en tanque que uno de los integrantes de la pareja estará siempre alerta.
Ambos se turnarán para ventilar los huevos y tras la eclosión para trasladar a las larvas de lugar.
Cuando comiencen a nadar libremente aceptarán nauplios recién eclosionados de artemia.