Atyopsis moluccensis (Gamba filtradora tailandesa)

Atyopsis moluccensis (Gamba filtradora tailandesa)

Nombre común: “Gamba batata”, “Gamba bambú”, “Gamba filtradora tailandesa”, “Langostino tailandés”; en francés se denomina “Crevette cuivrée”, “Crevette bambou”, “Crevette brune”, “Crevette cuivrée”, “Crevette pierre”, y “Crevette radar”. En inglés “Fan shrimp”, “Wood shrimp”, “Bamboo shrimp”, “Singapore shrimp”, “Flower shrimp” o “Common fan Shrimp”. Atyopsis moluccensis.

Clasificación:
• Orden: Decapoda.
• Familia: Atyidae.

Biotopo:
Ríos costeros del sudeste asiático.

Distribución:
Son originarias del sudeste asiático en la zona indopacífica, especialmente las islas Molucas, Tailandia, Singapur y Malasia.

Forma:
Cuerpo casi cilíndrico, muy poco comprimido lateralmente. El primer segmento abdominal es mayor que los segmentos posteriores. Los dos primeros pares de extremidades delanteras están modificados en unos haces pilosos llamados “maxilípedos” que extienden en forma de abanicos o pinceles y con ellos filtran el agua y se alimentan. Para ello suelen situarse en zonas de bastante corriente.

Coloración:
De color naranja a marrón rojizo, con estriaciones. La mayoría de los ejemplares cuando maduran presentan una franja blanca brillante o beige crema sobre el lomo. El color es variable según la procedencia, la calidad del agua y el estado de ánimo o estrés del individuo.

Habitualmente se confunde con Atyopsis spinipes (Newport, 1847), de aspecto muy similar, de tamaño algo menor y coloración roja más intensa, que se suele importar también bajo el nombre de Atyopsis moluccensis. Dada la dificultad de diferenciarlas por el aspecto externo, la manera de confirmar que se trata de una u otra especie es que Atyopsis moluccensis cuenta con 7-16 bordes dentados en la parte ventral (inferior) del rostrum, mientras que en Atyopsis spinipes el número de dientes es de 2 a 6. Ambas especies carecen de dentado en la parte dorsal (superior) del rostrum.

Tamaño:
Entre 6 y 10 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos son mayores que las hembras, alcanzando éstos unos 10 cm de longitud por 6-7 de las hembras. Los escudos ventrales de las hembras son más largos para albergar los huevos. También hay diferencias en las dos primeras patas de apoyo, mucho más robustas en los machos.

Temperatura:
24ºC-30ºC.

Agua:
Con esta especie conviene evitar el agua demasiado ácida o demasiado blanda. Lo ideal es un agua de neutra a ligeramente alcalina (pH de 6.8 a 7.8), con una dureza moderada o media (6-18ºdGH).

Como la mayoría de invertebrados, son sensibles a los metales y los productos químicos, así como al cobre. Además de ser extremadamente sensibles al amoníaco.

Acuario:
El acuario ideal para esta especie es un tanque plantado, con cierta corriente (para permitir la presencia de microplancton y alimento en suspensión) y muchos escondites donde guarecerse. Como escondites agradecen especialmente las raíces fósiles, cáscaras de coco con una abertura por la que puedan introducirse o, especialmente, cañas huecas de bambú del diámetro apropiado para que entren en ellas. Necesitan especialmente estos escondites tras las mudas, pues en este momento son muy vulnerables hasta que se endurece el nuevo exoesqueleto

El acuario debe de ser de 60 litros en adelante para un grupo de Atyopsis de 4-5 ejemplares, mayor si se mantienen con peces y otros habitantes.

Puede ser mantenida en acuarios específicos para esta especie o bien con otros invertebrados o peces tranquilos, pues es pacífica y no agrede a los compañeros de tanque. Sin embargo hay que tener cuidado al elegir a sus compañeros, pues cíclidos mediano-grandes, grandes carácidos o Botias de cierto tamaño pueden agredirlas y matarlas. Son especialmente vulnerables al ataque de cíclidos u otros peces tras la muda.

Alimentación:
Plancton y alimentos en suspensión, pero también pueden alimentarse de pastillas de fondo que contengan espirulina, y como todo decápodo es carroñero y puede alimentarse de peces y animales muertos en el acuario, así como de restos de comida dejados por otros animales. Puede alimentarse también de nauplios de artemia recién eclosionados. También pueden comer ciertos vegetales, algunas algas y plantas hepáticas como Riccia fluitans.
Comportamiento:
Es de comportamiento tímido y pacífico, se debe mantener en grupos pues se encontrará más cómoda y se mostrará más activa. Está constantemente en busca de comida. Esta especie se muestra mucho menos tímida si es mantenida en grupo que si se tienen ejemplares aislados.

Normalmente se desplazan por el sustrato, andando sobre sus patas (por esta razón son tan robustas), pero también tienen capacidad para nadar.

Si las condiciones son favorables cambia de exoesqueleto cada 3-4 semanas.

Esperanza de vida:
Especie muy longeva para ser un invertebrado, pudiendo vivir más de 12 años. Algunos acuaristas han reportado una longevidad de hasta 14 años en algunos ejemplares.

Reproducción:
La cría no es posible en un acuario de agua dulce, pues necesita metamorfosis y varios estadios larvarios, que sólo pueden darse en agua salobre-salada. No hay informes fiables que demuestren que se haya conseguido nunca su cría en cautividad. Las hembras acarrean un centenar de huevos (a veces más) de color oscuro por espacio de 3 semanas, para liberarlos después, justo en el momento de la eclosión. Las larvas miden en un primer momento cerca de un milímetro.

La reproducción sigue unas pautas similares a las de Caridina japonica: los huevos son liberados en el curso de un río y se dejan llevar por la corriente hasta la desembocadura, donde encuentran agua salobre para desarrollar la primera metamorfosis y se van adentrando a agua cada vez más salada. Si no alcanzan agua salobre en los tres primeros días mueren. Una vez han completado las sucesivas fases larvarias y se han transformado en semi-adultos, remontan el río de nuevo hacia las zonas de agua dulce.