Atyaephyra desmaresti (Gamba de río)

Atyaephyra desmaresti (Gamba de río)

Nombre común: “Camarón de río”, “Gamba de río”, “Gamba común europea”. En inglés “Freshwater shrimp”, en francés “Crevette d’eau douce”, en italiano “Gamberetto di fiume”; en Holanda “Zoetwatergarnaal”. Atyaephyra desmaresti.

Sinónimos: Considerados en principio como subespecies: Atyaephyra desmarestii desmarestii (Millet, 1831), Atyaephyra desmarestii mesopotamica (Al-Adhub, 1987), Atyaephyra desmarestii orientalis (Bouvier, 1913).

Clasificación:
• Orden: Decapoda.
• Familia: Atyidae.
• Subfamilia: Atyinae.

Biotopo:
Propia de aguas poco mineralizadas (pero puede aparecer en zonas de aguas duras e incluso en zonas de aguas salobres), con abundante vegetación. Necesitan aguas limpias y bien oxigenadas.

Distribución:
Se encuentra en ríos de África del norte, Francia, Alemania, España, Portugal, Grecia, Bélgica, Croacia e Italia. Introducida en Polonia. Las variedades Atyaephyra desmarestii mesopotamica y Atyaephyra desmarestii orientalis se extienden hasta los Balcanes, Turquía e Iraq.

En España era antaño muy común, hoy día los efectos de la contaminación han recluido esta especie a lugares muy concretos, como por ejemplo la Laguna de St. Llorenç, zonas del Ebro, los ríos de Sierra Morena en Jaén, marismas de Huelva, cuenca del Júcar, y algunos ríos de Galicia.

Forma:
Cuerpo típico de las gambas, dividido en dos partes principales, cefalotórax y abdomen. Cuerpo cilíndrico ligeramente comprimido lateralmente. El cuerpo tiene una curvatura evidente, como una joroba hacia la mitad, lo que las distingue de los cuerpos rectos de las especies más comunes de Caridina o Neocaridina. El cefalotórax posee 5 pares de patas cada una con distintas funciones. Posee todos los apéndices típicos de este tipo de crustáceos como son los pleópodos en cada segmento del abdomen, maxilípedos para ayudarse a comer, antenas como apéndices sensoriales, etc…

El rostrum tiene forma de espátula en los ejemplares adultos, y presenta dientes tanto en el borde superior (16-18) como en el inferior-frontal (6). Además de los dispuestos en la parte dorsal del rostrum presenta una espina aislada sobre el ojo y otra debajo, y una más en la articulación de los maxilípedos.”

Coloración:
Tienen un color translúcido con fondo beige, el cuerpo lo tienen salpicado de pequeños puntos rojizos oscuros que observados de cerca recuerdan asteriscos en miniatura. En la parte superior del cuerpo, sobre la cabeza y en varias franjas a lo largo del cuerpo y la cola, presentan concentraciones de puntos más numerosas. Los ejemplares de mayor tamaño tienden a presentar las marcas en forma de puntos y asteriscos de color más oscuro, incluso negro, y a presentar pigmentación en forma de rayas verticales. También pueden mostrar con la edad una raya blanquecina más o menos ancha que cruza el lomo de la cabeza a la cola.

A diferencia de otros Atyidos que tienen los ojos negros, esta especie los tiene de color verde.

Tamaño:
Máximo de 2,9 cm para los machos, y hasta un máximo de 3,6 cm para las hembras. Peso de hasta 137 mg para los machos y hasta 250 mg para las hembras, según “Notes de Limnobiologie I. L’habitat en belgique de Atyaephyra desmaresti Mill. (Decapoda, Natantia, Caridea, Atyidae). Annales de la Societe royale Zoologique de Belgique 62:53-58.”).

Diferencias sexuales:
El tamaño de las hembras y el de sus pleópodos es mayor que en los machos, para así albergar los huevos en la parte inferior de su cuerpo.

Temperatura:
Soportan un rango de temperaturas bastante amplio, entre 4-28ºC, siempre por debajo de 30ºC. Si la temperatura subiese por encima de los 28ºC se recomienda aumentar la oxigenación todo lo posible. Es aconsejable mantenerlas de 24ºC a 25ºC.

Agua:
En su hábitat tienen un pH entre 7.0 y 8.5, aunque en acuario se han mantenido con pH algo inferiores, pero siempre debe es recomendable que sea superior a 6.ºdGH comprendido entre 5ºdGH y 20ºdGH.

Según mediciones tomadas por Josep Escribano en la zona del meandro del Flix, en el río Ebro, el agua tiene un pH que oscila entre 7.5 y 8.3, con una conductividad entre 855µS y 1.566µS. En estas aguas, relativamente contaminadas, se detectan valores de nitratos (NO3) de entre 9,25 y 21,1 mg/l; de amonio de entre 0,11 mg/l y 0,46 mg/l y de nitritos (NO2) de entre 0,10 mg/ y 0,35 mg/l, aunque en una ocasión se tomó una lectura puntual de nada menos que 1,97 mg/l. de NO2. Los valores de fosfatos oscilan entre 0,05 mg/l y 0,71 mg/l. La turbidez presenta valores de entre 2,0 y 3,6.

Acuario:
Pueden ser colocadas en acuarios con peces, pero es recomendable que los compañeros no sean muy agresivos ni muy grandes, ya que muchos pueden devorarlas y acabarán siendo presa fácil para ellos. Hay multitud de peces que se alimentan en sus medios de crustáceos, por lo que habrá que evitar dichas especies. Los peces de fondo tales como Ancistrus y Corydoras no suelen representar un peligro para integridad de las Atyaephyra. Habrá que tener cuidado en caso de tener alevines de pequeño tamaño en el acuario ya que las gambas podrían depredar sobre ellos.

Son ideales para acuarios plantados de tipo “holandés”, en los que sean prácticamente los únicos habitantes.

Se deben mantener en acuarios con abundantes plantas o escondites, el musgo acuático (Vesicularia dubyana o bien el musgo de Java Taxiphyllum barbieri) son un excelente escondite para ellas. También les gusta pastar sobre bolas de Cladophora aegagropila, así como Riccia fluitans.

Alimentación:
Omnívora y carroñera. Come principalmente restos orgánicos que haya en el acuario, por lo que aceptará todo tipo de sobras de la comida que ofrezcamos a nuestros peces (alimento comercial en forma de pastillas para peces de fondo, escamas o gránulos que pudieran caer al fondo, restos de alimento vivo o congelado, papilla, etc. ). También se alimentará de restos vegetales en suspensión, por lo que aceptará restos de una amplia variedad de verduras que podamos utilizar para alimentar a otros peces del acuario (zanahoria, espinaca hervida, pepino, calabacín, etc.).

Comportamiento:
Muy activo y pacífico con otros compañeros del tanque. Mantenerlas en grupo preferiblemente ya que hará que se sientan más cómodas. Puede en ocasiones mostrarse algo más agresiva con algunos habitantes del acuario si se siente amenazada, por lo que es recomendable tener un grupo numeroso y proporcionarles escondites para que puedan refugiarse.

Tienen hábitos principalmente nocturnos, aunque por el día podrá observarse a algún ejemplar por el acuario, por la noche es cuando más saldrán a buscar su comida y recorrerán todo el acuario.

Como ya hemos indicado, como otros crustáceos decápodos, puede depredar sobre alevines y larvas de algunos peces, que localizará inmediatamente gracias a su excepcional olfato.

Esperanza de vida:
Se desconoce con fiabilidad, aunque podría estar alrededor de 15 a 24 meses aproximadamente.

Reproducción:
Similar a la de otros Atydos. Por huevos que las hembras incuban entre sus pleones. Hay cierta confusión sobre si esta especie necesita de salinidad para sacar adelante a las larvas. Aunque algunas fuentes señalan que es así, pero estudios científicos y su presencia en embalses aislados del mar, apunta a todo lo contrario y a que pueden reproducirse sin problemas en agua dulce, como así ocurre. No obstante la reproducción es complicada porque se trata de una especie de huevos muy pequeños (como Caridina japonica, por ejemplo); con un diámetro de 0,60 mm X 0,40 mm, y por esa razón las larvas (zoeas) de esta especie realizan una metamorfosis que pasa por 8 estados larvarios distintos antes de convertirse en “gambas”.

Existen estudios sobre su reproducción y la influencia de la salinidad y la temperatura en la misma: Sonia Dhaouadi-Hassen y Moncef Boumaiza: “Cycle reproducteur et fécondité d’Atyaephyra desmaresti (Crustacé, Décapode) dans le barrage Lebna (Cap Bon)” y “Comparaison de l’effet de la salinité et de la température sur la reproduction (fécondité) d’Atyaephyra desmaresti (Millet, 1831) dans deux retenues de barrages tunisiens”.

Anuncios: