Asolene spixi (Caracol manzana cebra)

Asolene spixi (Caracol manzana cebra)

Nombre común: Caracol manzana cebra, caracol manzana enano. Asolene spixi.

Clasificación:
• Orden: Mesogastropoda.
• Familia: Ampullariidae.

Biotopo:
Habita ecosistemas acuáticos poco profundos y de corrientes lentas.

Distribución:
Original de Brasil.

Forma:
La concha y el opérculo son más gruesos y duros que la de los caracoles manzana. Esta concha es ligeramente cónica, con las curvaturas de la espiral en ángulo de más de 120º en las uniones.
Posee pulmones y branquias, lo que le permite vivir en aguas pobres en oxígeno. Puede utilizar un órgano especial llamado sifón para respirar aire permaneciendo sumergido, aunque es capaz de tomar oxígeno del agua a través de sus branquias. En esta especie el sifón es de color claro y muy corto.

Coloración:
Concha de color amarillento de fondo, con líneas negras. La cantidad, disposición y anchura de estas líneas negras es muy variable.
La coloración del cuerpo es clara con manchas y motas grises oscuras, más concentradas en la cara superior del cuerpo, y especialmente en la cabeza. Precisamente en la zona de la cabeza se pueden distinguir algunos tonos rojizos en los adultos. La zona inferior del pie es clara sin motas ni manchas.

Tamaño:
Hasta 5 cm de ancho y de alto. Más pequeño que un manzana común aunque más pesado a igual tamaño.

Diferencias sexuales:
Externamente es muy difícil diferenciarlos, por lo que se recomienda tener varios para aumentar las posibilidades de tener al menos un ejemplar de ambos sexos. No es un caracol al que le guste salir de su concha, por lo que hacerlo salir para comprobar el sexo es una tarea que muy rara vez resulta exitosa.

Temperatura:
La ideal es sobre los 24ºC, sin embargo permanecen activos en un amplio rango de 19°C – 30°C. A temperaturas menores se muestran poco activos. Si se mantienen en acuarios de agua caliente, por encima de 25ºC, su metabolismo y su actividad aumenta ligeramente, y su ciclo de vida se reduce.

Agua:
Es un caracol que soporta mejor que los del género Pomacea las aguas blandas ó ácidas, sin embargo lo ideal es un pH entre 6.5 y 7.5, ya que si es más ácido (< 6.0), su concha se comienza a disolver. El agua tampoco ha de ser muy blanda, ya que requiere carbonatos para formar su concha.

Acuario:
Se recomiendan unos 8 litros de agua por cada caracol de tamaño medio. No es necesario colocar una tapadera para evitar escapadas, pues es una especie que no sobresale de la superficie del agua. Tampoco es necesario dejar un espacio entre la superficie del agua para las puestas, pues éstas son acuáticas.

Alimentación:
Omnívoro. Las crías son muy voraces y buscan mayormente alimentación vegetal, aunque esta voracidad por los vegetales disminuye conforme pasan a ser adultos.
Puede comer prácticamente de todo: algas de todo tipo, vegetales, hortalizas, larvas de mosquito, carroña y alimento en hojuelas para peces.

Suele enterrarse total o parcialmente y rebuscar las hojas muertas y restos de comida en el fondo. Le gusta mucho la vegetación flotante y algunas plantas sumergidas como el Ceratophilum demersum. Puede picar algunas hojas o zonas de plantas verdes, aunque no es una amenaza para el acuario plantado.

Comportamiento:
Muy pacífico, como cualquier caracol. Desarrolla su actividad más de noche que de día. Puede permanecer enterrado totalmente o parcialmente varios días, sin dar señales de vida.

Es una especie resistente y sensible al mismo tiempo. Es usual ver como todos se dirigen a la superficie del agua cuando la calidad de esta disminuye, y vuelven a bajar después de un cambio importante. Su metabolismo, crecimiento y movimientos son más lentos que el de los manzanas comunes. Es característica de los Asolenes su forma de avanzar, prolongando y contrayendo el pie. También es característico el que tienden a esconder todo lo posible su cuerpo dentro de la concha, sobresaliendo muy poco de la misma.

Reproducción:
Es una especie muy fácil de reproducir si se encuentra a gusto dentro del acuario. Presentan sexos separados, como el resto del género Asolene, por lo que es necesario contar al menos con un macho y una hembra.

La reproducción se favorece en un acuario plantado, con buena calidad de agua y una buena alimentación. La reproducción sin plantas o grava de fondo resulta muy complicada.

Normalmente el macho copula con la hembra durante varias horas, abrazando con su cuerpo la concha de ésta. La hembra, al cabo de un par de días tras la fecundación, pone los huevos envueltos en una masa viscosa sobre plantas de tallo, normalmente por la noche. Los huevos son transparentes y si mantenemos unos 26ºC eclosionarán a los 12-14 días. Antes de la eclosión, las crías se pueden apreciar a través de los huevos y la masa viscosa que los mantiene unidos. Tras la eclosión, es importante proporcionar comida suficientemente blanda para que puedan masticarla, por ejemplo algas, guisantes pulverizados o comida para peces finamente desmenuzada.

El tamaño de las puestas es muy regular, componiéndose de unos 15-20 huevos habitualmente. Es frecuente que estas puestas acuáticas sean comidas por otros caracoles o peces del acuario.

Anuncios: