Apistogramma steindachneri (Cícido enano de Steindachner)

Apistogramma steindachneri (Cícido enano de Steindachner)

Nombre común: Cícido enano de Steindachner, en alemán Steindachners Zwergbuntbarsch. Apistogramma steindachneri.

Nota: Con más de 100 años en los acuarios, es uno de los primeros cíclidos enanos que está presente en la acuariofilia, durante este tiempo ha sido conocido por distintas denominaciones: Heterogramma steindachneri Regan, 1908 Apistogramma ornatipinnis Ahl, 1936 Apistogramma wickleri Meinken, 1960.

Etimología: en honor a Franz STEINDACHNER quien en el año 1875 describió a la primera especie que a posteriori integraría el género Apistogramma.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Geophaginae.
• Tribu: Geophagini.

Biotopo:
Amazónico.

Distribución:
América del sur. Guyana, en las cuencas de los ríos Essequibo, Demerara y Mahaica, y en Surinam desde la cuenca del río Marowijne a la cuenca del río Corantijn.

Forma:
Cuerpo alargado, comprimido lateralmente. Aleta caudal en forma de lira en machos y redondeada en hembras. Aleta dorsal no muy alta, serrada, homogénea y con los últimos radios más largos. Aleta anal larga.

Coloración:
Color base del cuerpo azul metálico, bordes de aletas caudal y dorsal de rojo anaranjado, con ligeros tonos amarillos en la zona superior de la cabeza y en la base de la aleta dorsal hasta la mitad del cuerpo aproximadamente. Una característica de los A. steindachneri es una mancha lateral de forma más o menos trapezoidal justo encima de la línea lateral característica de los Apistogrammas, visible incluso cuando la línea lateral está oculta, que es la mayor parte del tiempo. Esta línea lateral termina justo en la base de la aleta caudal, donde hay otra mancha de forma más o menos elíptica. Una línea negra parte del ojo y baja hasta la zona del opérculo.
Hay dos distintas coloraciones de variedades salvajes, una azul/amarilla, y otra mucho más rara, infrecuente y de mal carácter que es totalmente amarilla.

Tamaño:
Uno de los cíclidos enanos de mayor tamaño, pueden llegar a los 10 cm los machos, y a 7,5 cm las hembras.

Diferencias sexuales:
Machos de mayor tamaño y con aleta caudal en forma de lira. Hembras menores y aleta caudal redondeada. Machos de mayor colorido y con aletas más desarrolladas, las hembras tienen un color más pardo y en época de cría un intenso color amarillo. Hembras con aletas ventrales con los primeros radios negros.

Temperatura:
Entre 20 y 28ºC.

Agua:
pH entre 6 y 7, dGH de 2 a 10º.

Acuario:
A partir de 60 litros para un grupo de un macho y dos hembras, abundantemente plantado y por lo menos con un escondite para cada hembra. Sin excesivas corrientes.

Alimentación:
Variada, es bueno aportarles comida viva o congelada (dafnia, larva roja, artemia), además de alimento seco, bien sea en escamas, gránulos, liofilizada,…

Comportamiento:
Tímido, aunque territorial, bastante agresivo, especialmente la variedad amarilla salvaje, auténticos monstruos capaces de acabar con sus congéneres en época de cría.

Reproducción:
Otra de las particularidades de estos peces es el cuidado hacia sus crías, son capaces de sacar adelante diferentes puestas a la vez en un mismo tanque, siempre que el tamaño del tanque lo permita. Las crías de estos peces crecen muy rápido, son de los cíclidos enanos cuyas crías antes alcanzan la independencia. Es una de las especies más fáciles de criar, indicada para iniciarse en la cría de estos maravillosos peces. La madre es muy cuidadosa con la puesta.
De los enanos de harenes, pondremos un macho por cada dos o tres hembras. Debido a la agresividad de estos peces, especialmente la variedad amarilla salvaje, una vez realizada la puesta quitaremos a todos los peces excepto a la madre, una vez que la puesta ha nacido el macho puede ponerse nervioso y matar tanto a las crías como a los demás habitantes del acuario. Es común que el macho dominante de la variedad amarilla mate a los demás machos para quitarse competencia, y muy probablemente a las demás hembras en su acoso. Las puestas rondan los 150 huevos y las suelen hacer en cuevas. La hembra es la que se encargará del cuidado de la puesta, mientras que el macho de mantener el territorio despejado. Los huevos eclosionan entre los 2 y 3 días de la puesta, y al poco tiempo los individuos ya estarán preparados para una nueva puesta antes de que la anterior sea independiente.
Alimentaremos las crías los primeros días con nauplios de artemia e infusorios para poco a poco ir introduciéndoles otras comidas.