Apistogramma resticulosa

Apistogramma resticulosa

Nombre común: No tiene en castellano, en inglés Thin-line dwarf cichlid. Apistogramma resticulosa.

Etimología: restis procede del latín y significa línea, marca o raya fina y hace referencia a una de las característica que tiene en el cuerpo esta especie.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Geophaginae.
• Tribu: Geophagini.

Biotopo:
Vive en ríos de aguas claras, sin excesivas corrientes, se le puede localizar también en charcas y zonas que han quedado incomunicadas con el río después de la época de crecidas.

Distribución:
Brasil, en las cercanías de Humaita, ríos Meta y Igarapé Xipanga, todos pertenecientes a la cuenca del alto Madeira.

Forma:
La forma típica del género Apistogramma, alargado, comprimido lateralmente. Aletas no excesivamente grandes, más desarrollados en los machos.

Coloración:
Es una especie con una coloración discreta; color de fondo gris plata, la típica línea negra horizontal que recorre toda la longitud de los Apistogrammas, además cuenta con las líneas finas en el cuerpo que le dan su nombre. Tiene reflejos metálicos por todo el cuerpo. En el pedúnculo caudal cuenta con una marca negra en forma “trapezoidal”.

Tamaño:
Alcanza una talla de unos 5 cm el macho, siendo la hembra un poco más pequeña, unos 3 cm.

Diferencias sexuales:
Presenta una marcada diferencia sexual. Los machos presentan las aletas dorsal, anal y pélvicas mucho más desarrolladas y con un color más intenso.

Temperatura:
Entre 25 y 26ºC.

Agua:
A diferencia de otros muchos Apistogrammas estos peces viven en aguas blancas y cristalinas. Con un pH entre 6 y 6.5, y un dGH entre 6 y 8º.

Acuario:
A partir de 50 litros, con abundante vegetación y escondites a base de piedras y troncos, el uso de turba para estos peces no es tan importante como en otros apistos acostumbrados a vivir en aguas negras.

Alimentación:
Alimentación variada, comida viva o congelada, además de seca o liofilizada.

Comportamiento:
Pacífico, territorial, pero no en exceso, no gastará demasiadas energías en defender su territorio.

Reproducción:
Muy parecida a la del resto de los Apistogrammas. El macho se encarga de mantener a todos fuera de la zona elegida por la hembra, que es la que se encarga de elegir el sitio y limpiarlo. Una vez realizada la puesta, los huevos eclosionen entre 2 y 4 días después, y las crías son trasladadas a alguna cueva. Ambos se encargan de defender a las crías de todo peligro.