Apistogramma borellii

Apistogramma borellii

Nombre común: Carece de nombre común en castellano, en inglés le denominan Umbrella cichild, Borelli’s dwarf cichlid y Yellow dwarf cichlid, en alemán Borellis Zwergbuntbarsch y Reitzigs Zwergbuntbarsch. Apistogramma borellii.

Primera importación: Hacia Hamburgo, Alemania en 1936.

Antiguas denominaciones: Heterogramma borellii (Regan 1906), Heterogramma ritense (Haseman 1911), Heterogramma rondoni (Mirando Ribeiro 1918), Apistogramma aequipinnis (Ahl 1939), Apistogramma reitzigi (Ahl 1939).

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae.(Cíclidos)
• Subfamilia: Geophaginae.
• Tribu: Geophagini.

Biotopo:
Subamazónico. Se encuentra en diversas aguas tanto pertenecientes al Pantanal como a diversos afluentes de los ríos Paraguay y Paraná.

Distribución:
Procede de la región del Matto Grosso en Brasil y Bolivia, como así también en la Plata, en el sur de Brasil, y en el punto de conexión del río Paraguay con el río Paraná en Argentina.

Forma:
De cuerpo alto, “movido” hacia atrás y comprimido lateralmente. La aleta caudal es redondeada, y es muy llamativa la aleta dorsal en los machos que es tan alta como su propio cuerpo.

Coloración:
El macho presenta un color amarillento en la cabeza, y un tono gris con iridiscencias azules en el resto del cuerpo. Presenta una línea a lo largo de todo el cuerpo, característica en muchos Apistogrammas, esta línea es más evidente cuando el pez se encuentra estresado. Por su parte la hembra tiene un color más amarillo en todo el cuerpo, volviéndose de un amarillo intenso en época de cría.

Tamaño:
8 cm el macho y 5 cm la hembra.

Diferencias sexuales:
Presenta un marcado dimorfismo sexual, el macho es de mayor tamaño, de unos 8 cm frente a los 5 cm de la hembra. En el macho, las aletas dorsal y caudal son muy alargadas, llegando las puntas de la aleta dorsal a la altura de la caudal, en la hembra las aletas son más redondeadas y pequeñas.

Temperatura:
Entre 24 y 27ºC en acuarios. En libertad dependiendo de su procedencia, la temperatura mínima puede bajar hasta los 16ºC (los ejemplares procedentes de la provincia de Corrientes en la República Argentina).

Agua:
Necesita un agua de excelente calidad, por supuesto nitritos a cero, y un valor muy bajo de nitratos, es conveniente realizar cambios de agua semanales de al menos 20% del volumen del acuario, pero teniendo cuidado de no variar lo mas mínimo los parámetros del agua del acuario. Un pH de entre 6 y 6.5, y una dureza general menor que 5ºdGH. Es un pez muy sensible a las medicaciones.

Acuario:
A partir de 60 litros, con abundantes plantas y troncos, ya que es extremadamente tímido y así se sentirá más resguardado y nos será más fácil observarlo. Debemos proporcionarle abundantes cuevas y escondites, que posteriormente utilizará para la cría y resguardo de las crías.

Alimentación:
Este es uno de los puntos débiles para mantener a este simpático pez. En la naturaleza su alimentación es exclusivamente alimento vivo, y es difícil adaptarlo a comida seca, (escamas, granulado, liofilizada,…), cuando se trata de ejemplares salvajes.

La comida congelada se hace indispensable (larva roja, artemia,…), añadiéndole de vez en cuando algún complejo vitamínico, y proporcionarles alimento vivo cuando nos sea posible (artemia salina).

En cuanto al A. borellii procedente de criadero, no presentan ninguna dificultad para aceptar todo tipo de alimentos, desde vivos, pasando por congelados, escamas, gránulos, etc.

Comportamiento:
Excepto en época de cría, es un pez muy tranquilo y tímido, por lo que no es recomendable mezclarlo con otros Apistogrammas más agresivos tipo Apistogramma agassizii, A. viejita, etc. ya que lo desplazarían a una esquina del acuario. Presenta una interesante forma de desplazamiento, con movimientos muy cortos y rápidos, con la cabeza siempre inclinada hacia arriba. En época de cría, el macho cambia radicalmente, volviéndose extremadamente territorial, defendiendo el lugar de la puesta ante cualquier intruso, pero este comportamiento dura poco, una vez que la puesta se realiza, será la hembra la encargada de defender la puesta.

Reproducción:
Se trata de un pez polígamo, por lo que deberemos mantener por lo menos un macho con dos hembras si queremos tener éxito en su reproducción. Para la cría deben estar en un acuario tranquilo, sin otros peces que les molesten. La puesta tiene lugar en una cueva, y es cuidada por la hembra, desentendiéndose el macho de todo.