Ancistrus tamboensis (Ancistrus Tambo)

Ancistrus tamboensis (Ancistrus Tambo)

Nombre común: Ancistrus Tambo (en referencia al río donde fue descubierto). Ancistrus tamboensis.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Desde zonas de corriente rápida a pequeños islotes con vegetación en los cursos de ríos sudamericanos.

Distribución:
América del Sur: Cuenca del río Tambo y parte alta de la desembocadura del Ucayali.

Forma:
Aplanados dorsoventralmente con disposición de boca ínfera. Los radios duros de todas las aletas menos la adiposa y caudal presentan una espina de refuerzo. Esta recubierto de placas óseas en todo su cuerpo menos el vientre.

La forma de la parte anterior de la boca es ligeramente más cuadrada y alargada que en otros peces del mismo género.

Coloración:
Marrón con retículas hexagonales de color más claro sobre el cuerpo, esta coloración es algo que ayuda a distinguirlo muy bien de otras especies, ya que es un patrón muy particular. Cabe destacar que otro rasgo distintivo del A. tamboensis con respecto a su pariente el A. triradiatus es que el primero tiene una cabeza más prominente que el segundo. La coloración en este género suele variar ininterrumpidamente, gracias a que su piel y escamas están plagadas de cromatóforos (células contráctiles que proporcionan el color).

Tamaño:
8.2 cm (Según Fishbase) y 11 cm (Según Planetcatfish).

Diferencias sexuales:
Los machos presentan un desarrollo odontal interpercular mayor que las hembras y les son característicaa unas ramificaciones de gran talla sobre todo el rostro y borde; a comparación de la hembra que le hacen distintivo su madurez sexual, siendo este de mayor talla. La hembra por su parte es de menor tamaño y suele presentar pequeñas ramificaciones alrededor de su rostro de diminutas dimensiones, por lo regular estas recorren el borde externo de la cabeza. En algunas hembras estas ramificaciones están ausentes.

Temperatura:
24 a 28°C.

Agua:
6.2 a 7.5, GH: inferior a 20d°. Con respecto a otros parámetros relativamente poco exigente.

Acuario:
Prefieren un acuario con corriente fuerte con mucho oxígeno. Requieren muchos escondrijos y los troncos son ideales para esto, ya que no sólo son decorativos sino que además proporcionan refugio y una fuente de celulosa. Aunque ellos sean vegetarianos, no roerán las plantas, y no sólo permanecerán intactas sino que además con cuidado “pastará” sobre cada hoja, quitando cualquier cubierta de algas que pueda haberse formado. Cualquier acuario comunitario, y si hay cíclidos que éstos sean de talla pequeña a media.

Alimentación:
Omnívoro. Pero la mayor parte de su dieta –un 80%– está constituida por algas y otros elementos vegetales (pepino, espinaca, calabacín, guisantes etc.); el menú protéico se conforma principalmente por muy pequeñas tiras de moluscos y crustáceos acuáticos ya sean envasados (comerciales) o previamente seleccionados por el acuariófilo. Nunca olvide colocar un tronco para que los Ancistrus extraigan las porciones necesarias de polímeros de carbono para sus procesos digestivos, pues les es vital. Se piensa que algún elemento de los troncos, en particular la lignina y la celulosa, pueden formar una parte esencial de su dieta. Al tener los intestinos enormemente largos, algo común a los vegetarianos, y aunque ellos se tiren con avidez sobre el alimento vivo o las gambas, la mayor parte de su dieta debe de estar compuesta por materia vegetal. Si una dieta alta en proteínas es constante, entonces se harán propensos a tener trastornos. Alimentos ricos en fibra mantendrán su sistema digestivo en orden, y ya que es un trabajador incansable, la madera será una valiosa “adicción” para ello.

Comportamiento:
Son animales pacíficos, y pueden ser mantenidos en tanques comunitarios como el más tímido de sus habitantes.

Los machos puedes ser territoriales con congéneres de su misma especie.

Esperanza de vida:
Más de 10 años.

Reproducción:
Si se le proporcionan las condiciones adecuadas se aparearán dentro del tanque, siendo el macho el principal incubador de los huevos, una vez que la hembra ha depositado éstos en un escondrijo previamente escogido. Por esta razón hay que ser precavido en no mantener en el mismo tanque especies que pudiesen comerse los huevos (otros silúridos) ya que serían una competencia presente.

Las crías ya eclosionadas que hayan absorbido su saco vitelino, pueden alimentarse con papilla, alimento envasado pulverizado hasta pequeños trozos de vegetales.