Ancistrus sp. (L032) (Ancistrus cucuta)

Ancistrus sp. (L032) (Ancistrus cucuta)

Nombre común: En Brasil “Ancistrus cucuta”, siendo el nombre común que le otorga la población local, y no un nombre científico válido.

Su L-number es el L032 (DATZ 07/1989)

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Zonas de aguas rápidas, escasa vegetación, y fondos rocosos con arena fina.

Distribución:
Brasil, estado de Pará, río Araguaia.

Forma:
Forma típica de Loricárido. Cuerpo aplanado ventralmente, de mayor ancho en la sección anterior y que se va estrechando hasta llegar al pedúnculo caudal. Ojos en disposición lateral. Boca en posición ínfera y suctora, con dos prolongaciones carnosas a ambos lados procedentes del labio superior.

La aleta dorsal cuenta con 1 radio duro y 7 blandos, las aletas pectorales y pélvicas con 1 radio duro y 5 blandos.

Coloración:
Cuerpo de color negro muy marcado, salpicado por numerosas motas pequeñas de color blanco.

Las aletas poseen este mismo moteado, siendo particularmente llamativas la aleta dorsal y la aleta caudal. Estas dos aletas solo poseen moteado y coloración en los radios duros y blandos, quedando las membranas interradiales casi transparentes.

Tamaño:
Alrededor de 10 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos desarrollan la típica cornamenta en la cabeza característica del género Ancistrus. Las hembras por el contrario carecen de ella o la desarrollan muy levemente.

El desarrollo odontal en el radio duro de las aletas pectorales, aunque no sea de manera muy notoria, es mayor en los machos que en las hembras.

Temperatura:
Entre 25º y 28ºC.

Agua:
pH entre 6.4 y 7.2, aguas blandas y con una alta oxigenación.

Acuario:
Dada su talla adulta no será necesario un acuario de grandes dimensiones para mantener una pareja sexada, pudiendo ser óptimo a partir de 120 l. En caso de ubicar en el mismo tanque dos o más machos, el tamaño del acuario habrá que aumentarlo considerablemente.

El acuario deberá poseer numerosos escondites y lugares sombríos donde pueda guarecerse y pasar gran parte del tiempo. Esto se puede lograr con raíces o cuevas hechas con cocos, piedras, barro o pvc.

Así mismo, sería recomendable ubicar algunas corrientes en el acuario, incluso que incidan sobre lugares que suela frecuentar.

Alimentación:
Omnívoro. La mayor parte de su dieta será de origen vegetal, siendo un “buen comedor de algas”, teniendo preferencia por algas marrones y verdes. La cantidad de algas en porcentaje que ingieren, suele ser menor según el ejemplar alcanza la madurez y se acostumbra a la alimentación que le proporcionemos.

No tendremos que esperar que se alimente exclusivamente de algas y de los restos de comida de otros peces que pueda encontrar. Debemos suministrarle otros aportes vegetales, ya sea con alimentos naturales (pepino, calabacín, guisantes…) o bien con los clásicos alimentos para especies de fondo.

Aunque no es parte principal de su dieta, aceptarán eventualmente larvas y artemia, bien sean congeladas o vivas, del mismo modo que las típicas papillas comerciales para discos.

Comportamiento:
Territorial como la gran mayoría de Loricáridos y en especial los Ancistrus. Esta territorialidad es mucho más evidente entre machos de la misma especie, y con otros Ancistrus. Esto no quita comportamientos similares con otras especies de loricáridos y otros peces que compartan su mismo lugar en el acuario.

Pese a tener costumbres más nocturnas que diurnas y ser algo tímido, será relativamente sencillo poder observarle, especialmente a la hora de alimentarlo.

Reproducción:
Aunque no se tienen datos sobre su reproducción en cautividad, probablemente se ha logrado y no diste mucho en pautas y tiempos con otras especies de Ancistrus.

Anuncios: