Ancistrinae sp. (L127-L207)

Ancistrinae sp. (L127-L207)

Nombre común: Recibe dos L-number que hacen referencia al mismo, con coincidencia en sus lugares de captura. El L127 (DATZ 05/1993) y el L207 (DATZ 03/1996)

En algunos lugares no es extraño encontrarlo nombrado erróneamente como Hypostomus unae, pero es fácilmente distinguible de este género. También podemos encontrar referencia a el como Lithoxancistrus sp.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Zonas de curso rápido, escasa vegetación, suelos arenosos y formaciones rocosas.

Distribución:
Curso alto del río Orinoco, Venezuela. Normalmente es exportado a través de Puerto Ayacucho y Puerto Carreno.

Forma:
Cuerpo típico de loricárido, alargado y aplanado ventralmente, de mayor ancho en la sección anterior y que se estrecha paulatinamente hasta el pedúnculo caudal.

Ojos en disposición lateral, boca en posición ínfera y suctora. Posee dos pequeñas prolongaciones carnosas, una a cada lado de la boca, procedentes del labio superior.

Por coloración puede ser fácilmente confundido con la Peckoltia sp. L278, aunque la dentición de la boca y un cuerpo algo más elevado en la región dorsal, permite la diferenciación entre ambos. También es muy válido el dato de procedencia, siendo el curso superior del río Orinoco del L127 y el río Apure del L278.

Esto mismo puede suceder con la Peckoltia sp. L377 y la Peckoltia sp. L382, siendo distinguible por las mismas pautas que el anterior caso, y por la procedencia del río Caete y río Gutupi, respectivamente, en el estado de Pará, Brasil.

Coloración:
Cuerpo de coloración marrón oscuro, con manchas irregulares de tonos más oscuros.

La variabilidad de su coloración dependerá mucho del entorno en el que se encuentre. En sustratos y zonas claras la coloración marrón será muy notoria y contrastará mucho con las manchas oscuras que posee. Por el contrario, en sustratos o zonas oscuras, podemos observar como esa tonalidad marrón se funde con las manchas oscuras, dando la sensación de ser totalmente de color gris oscuro.

Tamaño:
Alrededor de 14 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos desarrollan una especie de abultamiento en la zona interopercular, la cual es mencionada en muchos lugares como “coliflor”, mientras que las hembras carecen de ello. En etapas juveniles es difícil apreciar esta diferencia.

Temperatura:
Entre 23º y 28ºC.

Agua:
pH entre 6.0 y 7.2, GH entre 3ºd y 12ºd, y un nivel alto de oxígeno disuelto. Aunque soporten este margen y probablemente lo puedan rebasar ligeramente, lo ideal serían aguas ligeramente ácidas y blandas.

Acuario:
Dada su talla no requiere un acuario de grandes dimensiones, siendo optimo a partir de 250 l.

Es un loricárido respetuoso con las plantas, con lo cual no habrá problema en ubicarlo en un acuario con una densa vegetación que cree lugares de sombra.

El resto de la decoración puede estar formada por varias piedras y raíces que le proporcionen lugares de escondite. Seria idóneo colocar una o varias corrientes en el acuario, especialmente en los lugares que pudiera elegir como escondite o como lugar de desove.

Alimentación:
Omnívora, aunque no es un buen comedor de algas, algunas incluirá en su dieta.

La parte vegetal podemos cubrirla con alimentos naturales como pepino, calabaza, guisantes… y al mismo tiempo con alimento comercial específico para especies de fondo con alto contenido vegetal.

También debemos suministrarle un buen y variado aporte proteico, teniendo preferencia por la larva roja, aunque no desechará la artemia, papillas y otros alimentos granulados o en escamas.

Comportamiento:
Pese a ser tímido, una vez se encuentre aclimatado y cómodo en el acuario, no será complicado poder observarle fácilmente a la hora de suministrar el alimento.

Territorial como buen Loricárido que es. Este carácter esta más marcado intraespecíficamente, lo mostrará también con otras especies que cohabiten en su misma zona, pudiendo considerarlo como un Loricárido de carácter fuerte en comparación con la mayoría de la familia.

Reproducción:
Se sabe que ha sido lograda en cautividad, pero no hay muchos datos sobre ello.

Como muchos Loricáridos, son desovadores en cuevas y el macho es el encargado de custodiar los huevos.